Sobrevivientes de ataques con ácido resignifican sus cicatrices con tatuajes y terapia

Lau VazquezJueves, 25 de noviembre de 2021 20:04

shares
mexico con tatuajes y terapia mujeres atacadas con acido buscan resignificar sus cicatrices

Gracias a la Fundación Carmen Sánchez, mujeres sobrevivientes de ataques con ácido pueden recibir apoyo integral médico, legal, psicológico e incluso tatuajes.


Reportaje realizado por Luz Rangel.


Una mujer que se abraza a sí misma y florece es el tatuaje con el que Esmeralda Millán decidió adornar las cicatrices que le quedaron en su brazo derecho, tras sufrir un ataque un ataque con ácido al que sobrevivió. 


El pasado 2 diciembre del 2018, la joven fue acorralada por cuatro hombres, mientras caminaba con su mamá en el municipio de Cuautlancingo, Puebla. Al estar frente a frente, uno de ellos sacó una botella y le lanzó una sustancia corrosiva, en ese momento Esmeralda pudo identificar que se trataba del padre de sus hijos. 


Han pasado 3 años y como regalo de cumpleaños número 27, la joven decidió resignificar sus cicatrices. Gracias a la Fundación Carmen Sánchez MX, la primera asociación civil en México que brinda acompañamiento integral a mujeres con ácido, Esmeralda pudo tratarse de forma gratuita. 


“Llevamos un registro de 28 mujeres atacadas con ácido, de las cuales seis no lograron sobrevivir al momento del ataque o en años posteriores. Al menos tres mujeres se han acercado con nosotras a raíz de la página de Facebook y antes se nos hacía un nudo en el estómago cuando nos enterábamos; hoy estamos preparadas para saber que tal vez son muchas más”, reveló Carmen Sanchez durante una entrevista a la investigadora Ximena Canseco. 


Al igual que Esmeralda, Carmen también es una sobreviviente, hace 7 años su expareja llegó a su casa, sacó de su chamarra un envase con ácido y le aventó el químico a la cara y el cuerpo. Ahora la activista también quiere que sus cicatrices tomen otro significado.“Me gustaría mucho que me hicieran una Medusa en la pierna porque ahí tengo una de las cicatrices más grandes, perdí una parte para un injerto de piel en mi cuello”. 


Además de tatuarse la pierna, Carmen también quiere tatuarse ambos brazos. “En la mano derecha quiero a mis dos hijas y a mí, de espaldas con el cabello unido en una misma trenza. Cuando me atacaron con ácido eran muy pequeñas; sentí que el tiempo que estuve en el hospital las descuidé mucho y ahora yo quisiera que siempre nos mantuviéramos así, juntas, trenzadas”

Mientras que en su brazo izquierdo quiere tatuarse la imagen que distingue a su fundación, “quiero tatuarme tres hongos, si bien parasitan otros cuerpos de animales y plantas y no son particularmente bonitos, sirven de alimento, como las cicatrices”

con tatuajes y terapia mujeres atacadas con acido buscan resignificar sus cicatrices 1


Historias a través de la piel 

Las mujeres son tatuadas en el Taller de Tinta y Sangre, un estudio de tatuajes y perforaciones ubicado en la Ciudad de México en el que sólo trabajan mujeres. “Lo fundó una de mis mejores amigas y por todas las complicaciones que tenemos la mayoría de las tatuadoras para iniciar en este rubro, decidió hacerlo exclusivamente para mujeres pero sí recibimos clientes hombres”, dijo en entrevista la feminista Paty Perón. 


A través de cuenta de Facebook, la joven entusiasmada anunció su nuevo proyecto contar historias a través de la piel “Mi intención es que si puedo ayudar en el camino de sanación de alguna víctima de violencia que tenga una cicatriz que quiera cubrir o transformar con un bello tatuaje, lo donaré”, escribió.


Al ver la publicación, Carmen Sánchez y Ximena Canseco se pusieron en contacto con ella y le ofrecieron sumarse a la iniciativa de la fundación mujeres sobrevivientes de ataques con ácido, invitación que Paty Perón aceptó. “Mi objetivo principal era llegar a cualquier mujer que hubiera vivido violencia, que eso hubiera dejado alguna cicatriz en su piel y que para su proceso de sanación fuera de ayuda un tatuaje para cubrirla o adornarla. Cuando yo encontré este estudio, pasaba por una situación difícil y años atrás ya había vivido violencia extrema con una pareja; te haces feminista con tu propia historia”. 

con tatuajes y terapia mujeres atacadas con acido buscan resignificar sus cicatrices 2


Ataques con ácido en México

De acuerdo con Ximena Canseco, cofundadora de la Fundación Carmen Sánchez, desde el 2001, al menos 30 mujeres han sido atacadas con ácido. La edad promedio de las víctimas oscila entre los 20 y 30 años, y más de la mitad tenía o había tenido una relación sentimental con su agresor. 


Ximena detalla que en el país no existe un registro oficial del número de mujeres agredidas con químicos, los datos que han reunido los han obtenido a través de recortes de prensa y testimonios que han llegado a la fundación. Para la historiadora y activista, los 30 ataques están lejos de la realidad, “Hay una cifra mucho más aterradora” señaló durante una entrevista.


Recuerda que puedes seguir informado con nosotros a través de Telegram

Fotografía de portada: Fundación Carmen Sánchez

Lau Vazquez Lau Vazquez

COMENTARIOS