Playboy rompe su tradición de medidas y lanza una portada con modelo plus size

Karina EspinozaJueves, 16 de noviembre de 2017 21:27

shares
mexico molly constable en playboy

La modelo plus size, Molly Constable, es la nueva portada de la revista Playboy, medio que está intentando darle nuevas posturas a sus portadas.

Para fortuna o desgracia de la erótica contemporánea, pensar en Playboy no es sólo pensar en un cúmulo de fotos de desnudos femeninos en todas las poses posibles, sino en una ideología ampliamente extendida y adornada de parafernalias socioculturales muy particulares. Pues porque sí, pensar en Playboy es pensar en una “revolución sexual”, tangible en todas las habitaciones de los hombres (y mujeres) que acostumbraron comprarla desde su fundación en 1953.


molly constable en playboy 1

Primer portada de Playboy en 1953. Se vendieron más de 50 mil copias en Chicago.


Porque vaya, aunque a muchos nos parezca detestable, tampoco es nuevo que, desde entonces, la idea del hombre poderoso económica, sexual y socialmente se incrustara en el ideal a alcanzar para considerarse exitoso; y que en la contraparte surgiera también un ideal femenino de medidas perfectas, pelo teñido y control sólo sobre los deseos del hombre al que se busca complacer. «Un trato equitativo» o «un ejercicio de poder deleznable», depende del cristal del que se mire.


Aunque cabría aclarar que desde el inicio de la revista su éxito no sólo se debió a los desnudos, sino al contexto social, al auge del cine de Hollywood y la televisión que se apoyó de la estética «rubia 90-60-90» que promovía la edición y la aparición de métodos anticonceptivos propiedad de grandes farmacéuticas.


molly constable en playboy 2

Katrina Darling, 2012.


Hugh Hefner, el fundador y mente maestra detrás de la edición, murió hace menos de dos meses, el pasado 27 de septiembre, y desde entonces algunas escenas escabrosas han brotado. Pero con él o sin él, desde hace unos años se despegó del dominio de la revista, el legado Playboy en la cultura visual sigue.


Casualidad o no, en su más reciente número, la revista le dio un giro a su portada con «otros estándares de belleza»: las tallas grandes (plus size).


No, formalmente no es una mujer con obesidad o «gordita», es una modelo, Molly Constable, cuyas proporciones distan con las figuras esqueléticas con siliconas a medida que copan las páginas de la revista mes con mes. Guardando proporciones, la ruptura de tradición es efectiva y tiene un alto nivel de mérito.


molly constable en playboy 3

Molly Constable, 2017. Foto: Heather Hazzan. 


Pero ¿quién es la encargada de romperle los esquemas del cuerpo perfecto y deseable a los consumidores de la revista y fisgones ocasionales? Pues Constable fue nombrada una de las estrellas modelo de Vogue Rising de este año y ha aparecido en las tapas de las revistas Harpers Bazaar y LOVE.


Pero además de ser modelo, Molly es muy activa en las redes sociales, y como tal, en estas ha promovido la diversidad en la industria de la moda, de la que ha denunciado malos tratos y acoso por parte de maquilladores que la han odiado por tener que taparle las estrías.


molly constable en playboy 4

Molly Constable, 2017. Foto: Heather Hazzan 


Pero esta no ha sido la primera portada «diversa» de la revista, ya antes hubo portadas que mostraron «exconejitas» mayores que posaron antes en las décadas 80 y 90, y habrá una playmate transexual.



En términos formales, la revista no ha cambiado sus fines de promoción de un estilo de vida particular y los usos de la imagen de las mujeres que aparecen en sus páginas, pero tampoco podemos negarle los intentos de diversificación de temas en los que las realidades de la gente de a pie los rebasó.

Karina Espinoza Karina Espinoza Periodista

Comunicóloga. Escribo y edito. Clavada del arte, la estética y el género. Marguerite Yourcenar y Julia Kristeva son mis superhéroes favoritos.

COMENTARIOS