'México es racista': una realidad que expuso la Caravana Migrante

Tatiana MaillardLunes, 22 de octubre de 2018 17:34

shares
mexico caravana migrante

De acuerdo con el especialista en derechos humanos Jesús Robles Maloof, la xenofobia y el racismo son comportamientos existentes en la sociedad mexicana.


Después de la violencia policiaca que el viernes pasado se desató por el arribo de más de 4 mil migrantes centroamericanos (en los cálculos de ese día) a la frontera sur de México, el abogado y defensor de derechos humanos de la fundación New Media Advocacy Project, Jesús Robles Maloof advierte que se requiere de un gran esfuerzo para erradicar el racismo y la xenofobia en el país:

Somos un pueblo racista. Existe un racismo del que no hablamos. Su nivel es comparable al de los Estados Unidos. Hay que entender eso para empezar a cambiarlo.


caravana migrante 1

En otras décadas, hasta 50 mil personas han pasado por la frontera sur, en busca de refugio (Foto: Pie de Página)


El especialista menciona que las expresiones de odio que se vieron en redes sociales el fin de semana en contra de los migrantes hondureños son una muestra del racismo existente en la sociedad del país.




Maloof resalta las dos posturas de los mexicanos: por un lado piden respeto para los mexicanos que migran y por otro no aceptan dar el mismo respaldo a los centroamericanos que pasan por México. Aunque se tenga conocimiento de los problemas que tienen en el trayecto.


En ese sentido, retoma los resultados de la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México 2010 (ENADIS), que revelaron, entre otras cosas, que menos del 15% de la población mexicana consideró que los derechos de las personas migrantes centroamericanas eran respetados a cabalidad.

Un número que contrasta con el el 47.5% de los migrantes entrevistados, quienes expresaron que la sociedad no los ayudaba, pues desconocía sus problemas.

En la Encuesta Nacional de Discriminación se observa que el grupo al cual más temen los mexicanos es el de los centroamericanos. Esto, por encima de integrantes de la comunidad LGBT o de las personas con discapacidad. La gente tiene miedo, aunque sea irracional y sin fundamento.



caravana migrante 2

Los migrantes padecen todo tipo de problemas en sus desplazamientos. (Foto: Twitter @JLFont001)


Así lo muestran también los resultados preliminares de la ENADIS 2017, los cuales indican que cuatro de cada 10 mexicanos no aceptaría rentar un cuarto a personas extranjeras; o donde el 22% de la población considera que, cuando hay desempleo, debe negarse el trabajo a personas de otro país.

Ninguno de los influencers sabemos cómo fue que la xenofobia y el racismo ganaron tanto terreno en los últimos tres años. La gente va a tardar en cambiar su opinión, y para que eso ocurra, necesitamos más información sobre lo que son los flujos migratorios. También requerimos procesos de convivencia para que la gente vea que los centroamericanos y nosotros somos todos iguales. Ese proceso va a tardar.



4 mil personas no son una amenaza

Robles Maloof enfatiza que los miles de hondureños en tránsito no representan ningún tipo de amenaza para el país.

En 1982, México recibió a 50 mil guatemaltecos como consecuencia de la Guerra Civil. Y no hubo ningún problema. México pudo absorber fácilmente a medio millón de refugiados. Quiero resaltarlo, para que sea claro el nivel desproporcionado de la indignación de algunos por la caravana.

El abogado subraya que los flujos migratorios en el sur de la frontera se ha sostenido a lo largo de los años, con o sin caravanas; e indica que, hasta hace seis o siete años, el fenómeno no recibía una cobertura por parte de los medios como ocurre actualmente.

El tránsito de las primeras caravanas no llegaba a ser noticia. Se buscó, sobretodo por parte de las organizaciones que acompañaban a los migrantes, que el flujo se hiciera visible desde una perspectiva humanitaria. Y lo lograron. Paradójicamente, esto también fue retomado por intereses que nada tenían que ver con los derechos humanos.

caravana migrante 3

Hace algunos años, se resaltaba la emergencia humanitaria que representaban las caravanas de migrantes (Foto: especial)


Desvirtuar la perspectiva humanitaria desde la cual se aborda el tema de los flujos migratorios, ha derivado en un discurso agresivo que criminaliza a los migrantes que buscan refugio. Esta narrativa, impulsada desde la Presidencia de Estados Unidos, no tiene empacho en exagerar y mentir de manera abierta, indica el especialista.


Lee También Urge proteger a niños de Caravana Migrante: Save the Children

Donald Trump es una persona que no sólo se informa a través de las fuentes del aparato de Estado norteamericano, sino a través de Fox News. El primer tuit visceral de Trump el año pasado, ocurrió unos minutos después de que vio una nota de la caravana. Y esta mañana, tuiteó que en la caravana vienen personas de Medio Oriente. Claramente, busca crear terror en una buena parte del electorado ignorante de Estados Unidos, con miras a las elecciones intermedias.

Los retos del gobierno mexicano

Al igual que otros especialistas, Robles Maloof considera que la agresión de la policía en contra de los migrantes responde a presiones de parte del gobierno estadounidense.

Este problema viene de muchos años atrás, cuando, durante el gobierno de Felipe Calderón, se firmó el Plan Mérida. Y posteriormente, con Enrique Peña Nieto, se signó el Plan Frontera Sur. Esto ha significado que Estados Unidos financie a México y lo dote de helicópteros, patrullas y colaboradores policiales en la frontera.

Lee también: ONU acepta apoyar a México ante éxodo de Caravana Migrante


Entre los años 2008 (con la Iniciativa Mérida) y hasta 2015 (tras firmar el Plan Frontera Sur), Estados Unidos invirtió 2 mil 500 millones de dólares para asistir a México en la frontera. Además, invirtió 86 millones de dólares en capacitación de elementos de patrullaje, vehículos y equipos de comunicación, de acuerdo con el informe Mexico: Background and US Relations.

Cuando aceptas dinero, helicópteros, armamento y patrullas; ya no le puedes decir que no al gobierno de Estados Unidos. Se necesita un gobierno fuerte, que no ceda al juego de enviar cien policías a detener a una caravana de miles de personas.

En este tema, existen dos alternativas para el próximo gobierno, de acuerdo con el defensor de Derechos Humanos: suspender el Plan Mérida y el Plan Frontera Sur; o iniciar proyectos de empleo y desarrollo para los migrantes centroamericanos que lleguen a México.


Podría interesarte:

'No vamos a aceptar presiones': Segob responde a Trump

Avanza Caravana Migrante a Tapachula

ETIQUETAS: editors choice
REFERENCIAS:
Tatiana Maillard Tatiana Maillard Reportera Senior

Reportera. Escritora. Chavorruca en plenitud.

COMENTARIOS