PUBLICIDAD

MEXICO

Menor y su abuela caen a registro de cableado eléctrico, la tapa estaba mal colocada

Ambos tuvieron que ser auxiliados por vecinos de la zona y fueron atendidos por personal del ERUM.

Un menor de 13 años y su abuela sufrieron un accidente en calles de la colonia Doctores, al caer en un registro de cableado de alta tensión que se encontraba con la tapa mal colocada. De acuerdo a primeros informes, el niño iba caminando sobre la calle Dr. Velasco casi esquina con Dr. José María Vértiz, en la alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México, cuando de pronto pisó la lámina sobrepuesta y se fue para abajo; al ir acompañado de su abuela, ésta intentó ayudarlo a salir, pero también terminó cayendo dentro del registro.

La caída fue de más de metro y medio de profundidad y afortunadamente, al escuchar los vecinos que la mujer pedía ayuda, fueron auxiliados y rescatados de inmediato. Al lugar llegaron paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas, quienes después de revisar al menor y su abuela, determinaron que no era necesario ser trasladados a un hospital, ya que solo presentaban golpes leves y raspaduras.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Luego del incidente, el registro fue tapado

Después de ser atendidos el menor y su abuela, policías preventivos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana en coordinación con personal de Protección Civil acordonaron la zona. Al investigar a quién pertenecía el registro, se determinó que es parte de una empresa privada, misma que aceptó asumir los gastos de atención médica derivados del accidente y la reparación del registro, el cual ocurrió horas después de que ocurriera el incidente.

Cabe recordar que no es el primer accidente que se registra en la Ciudad de México, pues apenas hace unas semanas, perdieron la vida dos jovencitas que se dirigían a un concierto de Zoé en el Palacio de los Deportes, luego de caer a una coladera que no tenía tapa, además de que la zona carecía de alumbrado público, por lo que contribuyó a que no vieran la coladera sin tapa y cayeran al fondo, ahogándose ambas mujeres. La muerte de las hermanas pudieron haberse evitado con la atención a las coladeras abiertas y una reparación a tiempo. Y es que no es un secreto que, en repetidas ocasiones, habitantes de la imponente urbe han pedido el apoyo de las autoridades para atender aquellos desperfectos que van desde la falta de alumbrado público y hasta los baches o coladeras en mal estado que son comunes de distinguir en el asfalto de las vialidades que conforman a la Ciudad de México.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ref. Infobae

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD