OPINIÓN: Nos urge Marduk

Tristán RamírezMiércoles, 8 de agosto de 2018 6:30

shares
mexico marduk y las flores silvestres

En su colaboración semanal, Tristán Ramírez nos habla sobre Marduk y las Flores Silvestres


No he escuchado en vivo a Marduk y Las Flores Silvestres, pero diría que las ganas devinieron ya en urgencia.


Definir su música, su estilo, es básicamente un despropósito. De lejos, diría que es un chico queer sensualizado por los poderes del jazz y del blues, pero también de la pasión del bolero y la música tradicional. Y es al mismo tiempo una chica tocada por la belleza de un hombre varonil, de rasgos entre rudos y finos, y una voz que es un maldito portento.


¿Se acuerdan de Antony and The Jonhsons antes de Anohni? Pues Marduk y Las Flores Silvestres en un Antony and The Johnsons antes de Anohni pero tropical, y además guapo. O atractivo. O exótico. Ya no sé.


Y su voz corresponde a eso.


Marduk y las Flores Silvestres presenta un concepto de música sensual. (Video YouTube, vía Marduk & las Flores Silvestres)


Ahora mismo lo escucho, por ejemplo, con Bird Gerhl en YouTube, y de pronto hasta me atrevo a decir que Marduk y Las Flores Silvestres suena mejor que Antony and The Johnsons, quizá por el sex appeal que Antony no tiene. O quizá porque no es Antony, al final de cuentas.


Pero hace falta seguir rastreando en YouTube para escuchar al otro Marduk, el más cercano, cantando en un bar Cardo o ceniza, de Chabuca Granda, o “Qué he sacado con la luna, ay, ay, ay, / que los dos miramos juntos, ay, ay, ay. / Qué he sacado con los nombres, ay, ay, ay...”. Esa nostalgia de rola: Qué he sacado con quererte, de Violeta Parra.


El género, en todos los sentidos, no existe en Marduk Serrano, que así se llama.


Con la barba bien recortada, el cabello rizado, delgado, en un vestido siempre sensual, sabe encantar desde toda diversidad, acompañado, claro, de sus Flores Silvestres: Mariana Chávez en la flauta, Gabriela Orta en las percusiones, Carlos Reyes en la acústica y Héctor Zertuche en el teclado.


marduk y las flores silvestres 1

Marduk sensualiza el jazz... el blues. (Foto: Facebook Marduk y las Flores Silvestres)


Supe de Marduk tras presentarse en el pasado Festival Internacional de la Diversidad Sexual, en el Museo Universitario del Chopo, pero no llegué; no pude llegar. No existía entonces la necesidad que ahora existe de escucharlo, la verdad, surgida cuando me contaron de lo que me perdí. Y luego paso que la necesidad devino en urgencia.


Lástima que son tan esporádicas sus presentaciones. Estoy atento a una fecha, que seguramente se dará en un pequeño bar, y no queda más que esperarla en su página de Face.


Marduk y Las Flores Silvestres merecen más foros.


*Las columnas de opinión de CC News reflejan sólo el punto de vista del autor.


Podría interesarte:


OPINIÓN: Gracias por su preferencia sexual

OPINIÓN: Entre dos marchas

OPINIÓN: Cristo Queer


ETIQUETAS: música Arte cultura
REFERENCIAS:
Tristán Ramírez Tristán Ramírez

COMENTARIOS