PUBLICIDAD

MEXICO

Luis Echeverría y los terribles actos contra estudiantes que la historia nunca olvidará

El político que formó parte del Partido Revolucionario Institucional ha estado involucrado en los episodios más oscuros en la historia de México.

Luis Echeverría Álvarez, presidente de México de 1970 a 1976, murió la noche del viernes a los 100 años de edad sin ser juzgado como uno de los autores intelectuales de los episodios más negros en la historia de México: la Matanza de Tlatelolco, el Halconazo y  la Guerra Sucia.

Un arresto domiciliario, dos órdenes de aprehensión por los delitos de genocidio y crímenes de lesa humanidad son parte de la historia del ex presidente, que sumió al país en una crisis económica que multiplicó la deuda externa del país y devaluó la moneda.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

2 de octubre: la Matanza de Tlatelolco

Se trató de la peor masacre a estudiantes en el país, de ahí la frase “el 2 de octubre no se olvida”. Ese día, un grupo militar, el Batallón Olimpia, abrió fuego contra los alumnos que se concentraron en las inmediaciones de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, Ciudad de México, quienes protestaban por la eliminación del autoritarismo y la renuncia del gobierno del PRI.

El entonces presidente de México, Gustavo Díaz Ordaz, asumió la responsabilidad por la masacre de estudiantes; sin embargo, Luis Echeverría, quien en 1968 fungía como secretario de Gobernación, fue señalado como uno de los autores intelectuales de la represión del movimiento estudiantil.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

De acuerdo con las investigaciones, la matanza duró más de dos horas y aunque hasta el día de hoy no hay una cifra real de asesinatos y desapariciones, se contabilizaron 250 fallecidos.

Tras el evento traumático que dejó cientos de muertos, heridos, desaparecidos y detenidos, los universitarios no dejaron morir su movimiento, pero tuvieron que pasar más tres años para que nuevamente volvieran a organizar una marcha masiva en contra del gobierno: hasta el 10 de junio de 1971.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El Halconazo: la masacre del jueves de Corpus

En el calendario católico, el 10 de junio se celebra el jueves de Corpus, que en la memoria mexicana pasó a la historia como “el halconazo” o la masacre del jueves de Corpus.

La protesta convocada en la capital del país respondía  al llamado de la comunidad de la Universidad Autónoma de Nuevo León, que se hallaba en huelga por conflictos con el gobierno del estado.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La UNAM y el IPN respondieron a los estudiantes del norte y convocaron a la marcha el 10 de junio, sumando en sus demandas la liberación de presos políticos y la democratización de la educación pública.

De nueva cuenta los estudiantes tomaron las calles, pero en su camino del Casco de Santo Tómas rumbo al Zócalo de la ciudad se encontraron con cuerpos policiales del Distrito Federal y el Ejército, pero esta vez el choque no fue con los uniformados.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En el cruce de dos avenidas, el grupo paramilitar conocido como Los Halcones esperaba a los estudiantes, rodeados. Varios centenares de personas vestidas de civil agredieron a los manifestantes con varas de bambú, al estilo del kendo, que manejaban después de haber recibido entrenamiento por parte del Estado mexicano.

Los estudiantes opusieron resistencia y el grupo paramilitar retrocedió en primera instancia, pero en su lugar entraron en escena sujetos armados con fusiles. Entonces inició una nueva masacre.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Medios de comunicación nacional de aquella época dieron a conocer qué fue una masacre. Muchos estudiantes  intentaron esconderse en las escuelas, negocios y viviendas de la zona. Pero ni los heridos, que habían llegado a clínicas o hospitales estuvieron a salvo. La acción se calificó como el ‘remate’ de los heridos.

Al igual que en la matanza de Tlatelolco, nunca se ha podido determinar cuántas víctimas hubo. Pero se calculan unos 30 muertos, cientos de heridos de distinta gravedad y decenas de detenidos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Por los atroces hechos, el presidente Echeverría ordenó una investigación sobre lo sucedido, pero nadie fue responsabilizado por las muertes de aquel día.

La Guerra Sucia

Durante la década de los años 70, México estuvo marcado por el surgimiento de movimientos sociales a lo largo del país, casi todos de ideología izquierdista, influenciados por la Revolución Cubana y el socialismo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Mientras el gobierno de Luis Echeverría asilaba a los exiliados de las dictaduras militares que se instauraron en el sur del continente americano en esa época, el Estado desató una lucha clandestina contra los movimientos sociales por todo el país,  especialmente en el estado de Guerrero.

Lucio Cabañas y Genaro Vázquez fueron las figuras más representativas del movimiento surgido en el magisterio de guerrerense, y otra de las manchas rojas que se le atañen al expresidente Echeverría.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La represión armada a una protesta de padres de familia en Guerrero fue uno de los detonantes del levantamiento en armas al sur del país.

El Estado respondió de nueva cuenta con grupos paramilitares, y la operación del Ejército. Luis Echeverría ordenó la creación de la llamada Brigada Blanca, un grupo formado por policías y militares destinado a contener las guerrillas que surgieron en México durante los 70, para suprimir las acciones de los grupos que al mismo tiempo se negaban a reconocer.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El país se convirtió entonces en el escenario de detenciones ilegales masivas, desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales y prisiones clandestinas, que terminó a finales de los setenta, luego de que la mayoría de los movimientos fueran desarticulados.

El único presidente con órdenes de aprehensión

Luis Echeverría  ha sido el único expresidente de México que ha comparecido ante el Ministerio Público.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En el 2001, siendo presidente de México, Vicente Fox, Luis Echeverría fue acusado por la matanza de Tlatelolco, el Halconazo y la desaparición forzada de varias personas por la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femspp), y su probable responsabilidad en el delito de genocidio.

El ex presidente quedó sujeto a proceso penal, convirtiéndose en el primer mandatario mexicano en ser juzgado por un delito y se le dictó prisión domiciliaria.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Si embargo, debido a su edad evadió la cárcel y fue exonerado de todos los cargos en 2009 por falta de pruebas, dejando como único responsable de la matanza de 1968 a su antecesor, Gustavo Díaz Ordaz. Asimismo, quedó absuelto de las acusaciones como responsable de los hechos del “Halconazo”.

La última aparición pública de Luis Echeverría fue hace un año, cuando acudió en sillas de ruedas a aplicarse la vacuna del Covid en Ciudad Universitaria.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Recuerda que puedes seguir informado con nosotros a través de Telegram


Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD