OPINIÓN: ¿A favor o en contra de los derechos de los delincuentes?

Shantale Carrera TolksdorffSábado, 10 de noviembre de 2018 15:00

shares
mexico los derechos humanos de los delincuentes

Cuestión de lógica: si los derechos humanos son para todos los individuos y los delincuentes son individuos, los derechos también son de ellos… ¿no?


Ya sé, está cabrón pensar a los delincuentes como personas, pero lo son. Incluso hay los que hasta son inocentes incriminados. Este tema da para tanto que hasta hay documentales al respecto.


Gladiador de los Derechos Humanos

Pero lo que me llama más la atención es que cuando Derechos Humanos protege los derechos de los criminales, nos irrita incluso más que el delito cometido. En esta ocasión no voy a emitir juicio de valor, simplemente quiero reflexionar en “voz alta” acerca de lo que supone ser defensor de los derechos humanos. No debe ser tarea fácil.


¿Somos nuestras acciones?

Almas nobles que deciden dedicarse a defender a las personas, sin importar lo que éstas hayan hecho en su vida. Porque admitámoslo, casi siempre nuestras acciones nos definen y así es como vamos por la vida creando conceptos y juicios de los que nos rodean. Hay todo un debate al respecto de si somos nuestras acciones o no. Lo cierto es que defender los derechos humanos bien podría ser tarea de todos.


los derechos humanos de los delincuentes 1

La defensa de los derechos humanos bien podría ser tarea de todos. (Foto: Creative Commons)


La CNDH y el freno de mano

La bronca no es que Derechos Humanos ayude a quienes lo necesitan –creo– sino que le dejan complicado a las autoridades e instituciones que imparten justicia, ponen sus famosos candados y eso dificulta muchas de las veces procesar a los criminales. La misión de la CNDH publicada en la sección de Preguntas frecuentes de su página web es:

La CNDH está para proteger los derechos humanos de todas las personas, tanto de las personas que son víctimas de conductas delictivas, como de aquellos que son indiciados o acusados de cometer un delito.

Postura a conveniencia

Cuando eres el pariente de la víctima de un delito no te interesa en lo más mínimo que se defiendan los derechos de quien agredió a tu ser querido… le deseas el peor tormento quizá. Pero, si te toca estar del lado de quien cometió el delito, ahí sí deseas que sean defendidos todos y cada uno de sus derechos humanos. Entonces se vuelve todo tan ambivalente y subjetivo que resulta misión imposible adoptar una postura definitiva en este asunto.

La delincuencia no surge de la nada ni se debe, tampoco, a un defecto genético o a una maldad propia del delincuente, sino que es el resultado directo e inevitable de ciertas condiciones sociales que quizá nos sea posible descubrir.

Rafael Ruiz Harrell, criminólogo y periodista autor de ‘Criminalidad y Mal Gobierno’

Quiero retomar un párrafo de la cátedra de Ruiz Harrell para la UNESCO, porque me parece súper relevante:

[...] la pobreza por sí sola no es criminógena, por el contrario: los municipios más pobres son también casi siempre los que tienen los más bajos índices delictivos, por supuesto en términos del número de delitos por habitante. Lo que dispara la criminalidad, reitero, no es la pobreza por sí sola, sino el roce entre ella y la riqueza: los municipios que tienen el mayor número de crímenes por persona son, también, aquellos en los cuales la inequidad es más acusada.

los derechos humanos de los delincuentes 2

No se trata de encerrar más gente, sino de que haya menos gente que encerrar. (Foto: Creative Commons)


¿Por qué hay crimen, para empezar?

Entonces uno se pregunta, si la pobreza no es la razón por la que existe la delincuencia, entonces la criminalidad es un asunto social, no individual. Porque si nos ponemos a analizar cada caso individual, tampoco se resuelve nada más allá de ese caso. Con lo que Derechos Humanos es solamente un recurso que tiene el individuo para defenderse, realmente no ayuda a erradicar problemáticas delictivas en una sociedad y claro, tampoco la Comisión Nacional de los Derechos Humanos fue creada para eso, no es su chamba.


No se trata de encerrar más gente, sino de generar cambios en la sociedad que exijan encerrar a menos gente. ¡Suena bien!




*Las columnas de CC News reflejan sólo el punto de vista del autor.

ETIQUETAS: Derechos Humanos México
REFERENCIAS:
Shantale Carrera Tolksdorff Shantale Carrera Tolksdorff

Periodista I Bloguera I Aficionada de dichos y frases I Viajera empedernida @shantalecarrera

COMENTARIOS