Las ilustraciones que demuestran los inquietantes testimonios de sobrevivientes a la violencia

Cultura ColectivaViernes, 6 de marzo de 2020 13:43

shares
mexico 12 artistas ilustran testimonios de mujeres que sobreviven a la violencia en “mujeres sin fronteras nuestras luchas contadas por ilustradoras la

12 artistas ilustran testimonios de mujeres que sobreviven a la violencia en “Mujeres Sin Fronteras: nuestras luchas contadas por ilustradoras latinoamericanas"

La organización internacional Médicos Sin Fronteras (MSF) convocó a 12 ilustradoras latinoamericanas para documentar con sus trazos las voces de mujeres que enfrentan situaciones extremas de violencia y desamparo en países como Honduras, Malauí, República Centroafricana, Colombia, Grecia, México, Burundi, Venezuela, Nueva Guinea y Guatemala. 


Las artistas Ange Cano, Herenia González, Loredanna González, Daniela Guzmán, Laura Hakanson, Patricia Ramírez, Yamili Reséndiz, Vitalia Rumel, Nina Saucedo, Tann Téllez, Cecilia Vecchiet y Ana Villanueva se unieron a esta iniciativa para llevar la voz de las pacientes a un plano más emotivo, donde su fortaleza y valentía fuera retratada honestamente. Cada obra tiene el propósito de generar una conexión universal con las problemáticas que viven millones de mujeres en todo el mundo. 


Las historias de esta exposición provienen de los hospitales, centros, albergues y clínicas donde MSF ofrece servicios de salud integral y es testigo de los miles de casos de mujeres con condiciones médicas que amenazan sus vidas, relacionadas, la gran mayoría, con la violencia y las graves necesidades de recursos médicos en sus localidades. Muchas de ellas escapan de la inseguridad de sus países y se han encontrado con más violencia durante su camino. 


 “Mujeres Sin Fronteras” es un manifiesto urgente por el reconocimiento y lucha que queda plasmado en las obras de estas mujeres conscientes, valientes y solidarias.


Ilustración de Ange Cano – México

*Marisol – Honduras

Sobreviviente de violencia sexual en Tegucigalpa

12 artistas ilustran testimonios de mujeres que sobreviven a la violencia en “mujeres sin fronteras nuestras luchas contadas por ilustradoras la 1

*Marisol experimentó desde muy pequeña la violencia extrema que se vive en su país natal, un día mientras dormía fue violada por un hombre que vivía en su casa cuando ella tenía doce años.

Se dio cuenta de que estaba embarazada durante el recreo de su escuela. A partir de ese momento la vida cambió para Marisol, quién con todo su dolor tuvo que dejar sus estudios a pesar de su beca.

Marisol creció en un ambiente de pobreza extrema y más violencia. A partir de sus consultas psicológicas con MSF pudo abrirse mucho más en relación a su dolor y a su gran fortaleza.

Durante los últimos 3 años y medio (2016 hasta el primer semestre de 2019) MSF ha tenido 2,048 pacientes sobrevivientes de violencia sexual en Tegucigalpa, el 86% de ellos eran mujeres.

La historia de cada paciente es la de muchas mujeres en Honduras. Muchas son víctimas de violencia sexual cuando niñas, Marisol es tan solo una muestra de lo complejo y doloroso que es ser víctima de violencia sexual en un país inmerso en la violencia.


Ilustración de Daniela Gúzman – México 

Ruth – Honduras

La terrible ruta de Ruth y su familia por México

12 artistas ilustran testimonios de mujeres que sobreviven a la violencia en “mujeres sin fronteras nuestras luchas contadas por ilustradoras la 2

Ruth, madre de cuatro hijos, dejó Honduras hace cinco meses para escapar de una vida de violencia cotidiana. Su esposo fue secuestrado y liberado, el terror envolvió a su familia, huir fue la única respuesta, sus vidas estaban en peligro. 

Su viaje ha sido muy difícil; en su entrada a México tuvieron que dormir en la calle, incluso enfrentaron asaltos y perdieron lo poco que les quedaba. 

Fue hasta que encontraron refugio en un albergue que su vida pudo volver a ser un poco más tranquila, ahora duermen más tranquilos y sus hijos están en un ambiente mucho más seguro. Además de las atenciones que proporciona el mismo albergue como ropa, comida y saneamiento, MSF ha podido ayudarlos con atención médica y mental.


Ilustración de Laura Hakanson – México 

Chantal –Burundi

Partos seguros en Burundi

12 artistas ilustran testimonios de mujeres que sobreviven a la violencia en “mujeres sin fronteras nuestras luchas contadas por ilustradoras la 3

Chantal tenía veinte años cuando llego a ser atendida al Hospital Público de Kabezi, tenía 32 semanas de embarazo y había pasado ya por dos cesáreas, el riesgo que ella tenía de sufrir una ruptura uterina era muy grave, el hospital llamó a MSF para que enviaran una ambulancia y la pudieran atender en el hospital que maneja la organización en la misma localidad.

Al llegar al hospital le practicaron una cesárea de emergencia, el bebé padeció de sufrimiento fetal y tuvo que ser reanimado, aunque prematuro, pesó 2 kilos 200, y estaba sano.

 El 15% de los partos desarrollan complicaciones graves que requieren atención médica de emergencia y especializada para salvar la vida de la madre, el bebé o ambos. Esto sucede en cualquier país del mundo, pero en algunos, la madre recibe la atención que necesita, mientras que en muchos otros no. El sufrimiento causado por todo esto se traduce en estadísticas abrumadoras: todos los días, 800 mujeres mueren en todo el mundo debido a causas fácilmente evitables relacionadas con el embarazo y el parto.

En Burundi, los datos son aún más impactantes. Cada año, 2.200 mujeres mueren debido a causas prevenibles: ya sea una dificultad para acceder a la atención debido al costo del transporte, la falta de personal especializado o la falta de medicamentos o suministros médicos.


Ilustración de Loredanna González – Chile

Marlin – Nueva Guinea

Una historia de violencia en Papúa, Nueva Guinea

12 artistas ilustran testimonios de mujeres que sobreviven a la violencia en “mujeres sin fronteras nuestras luchas contadas por ilustradoras la 4

Marlin es una paciente sobreviviente de violencia sexual que vivió en carne propia los abusos psicológicos y físicos de su pareja. Una madrugada por la noche fue atacada por su esposo a golpes y con un machete, ella solo intentaba proteger a su hijo de su violento agresor. Marlín recibió heridas profundas en el rostro, sus brazos y sus piernas.

Después de atender sus heridas en el hospital más cercano; Marlin decidió atenderse en el Centro de Apoyo Familiar que MSF abrió en la localidad de Tari, así, con valentía, tratamiento médico y el asesoramiento del centro de apoyo, ella pudo sobreponerse al ataque y vivir más tranquila.

Ya sea que esté relacionado con un conflicto o no, la violencia siempre tiene un mayor impacto en las mujeres y los niños. En Tari, un pueblo pobre en las regiones montañosas del sur de Papúa Nueva Guinea, el centro de apoyo familiar de MSF ofrece atención médica y psicológica a las mujeres que son víctimas de violencia sexual e intrafamiliar. El equipo atiende alrededor de 150 consultas al mes, de las cuales 120 son como resultado de una agresión intrafamiliar y el resto debido a una agresión sexual.


Ilustración de Nina Balam – México 

Daniela – Guatemala

El terrible viaje de un ave que solo quería volar

12 artistas ilustran testimonios de mujeres que sobreviven a la violencia en “mujeres sin fronteras nuestras luchas contadas por ilustradoras la 5

Daniela pasó años huyendo de la violencia extrema y la inseguridad. En su país natal, Guatemala, fue violentada por pandillas y secuestrada para ser prostituida, después de días de tortura, Daniela logró escapar hacia México y refugiarse en Tenosique, Tabasco, en el albergue de La 72.

La fortuna de Daniela volvió a cambiar, después de vivir violencia sexual también en Tenosique. Daniela fue trasladada a la Ciudad de México donde fue atendida por psicólogos de MSF donde pudo estar más tranquila y tener la oportunidad de solicitar asilo en Norteamérica. 

Daniela vive ahora en Canadá.



Ilustración de Tann Téllez – México

Olga y Martina – República Centroafricana

Violencia sexual en la República Centroafricana

12 artistas ilustran testimonios de mujeres que sobreviven a la violencia en “mujeres sin fronteras nuestras luchas contadas por ilustradoras la 6

Olga de 42 años, es soltera y madre de un hijo. Fue violada por dos hombres en junio de 2019 cerca del aeropuerto de Bangui. Después de vivir tan traumático momento, Olga pensó en suicidarse, le daba vergüenza caminar por la calle. 

Afortunadamente todo cambió cuando llego al hospital y fue atendida por psicólogos de MSF. Su camino para sentirse mejor aún continúa, su valentía la lleva a mejorar con cada consulta. 

“Me daba vergüenza caminar por la calle. Pero cuando vine al hospital, me aconsejaron bien e hicieron que me sintiera mejor”.

La violencia en la República Centroafricana es una de las crisis sociales más profundas en el mundo. 


Ilustración de Vitalia Rumel – Chile

Jennipher – Malaui

Por su cuenta, pero no sola. VIH en Malaui.

12 artistas ilustran testimonios de mujeres que sobreviven a la violencia en “mujeres sin fronteras nuestras luchas contadas por ilustradoras la 7

Jennipher es VIH positiva y tiene cuatro hijos. Es paciente del programa de MSF para la prevención de la transmisión maternoinfantil en Thyolo (Malawi). Su esposo también tenía el virus: aceptó hacerse la prueba con ella, pero rechazó el tratamiento y finalmente la dejó. Sin embargo, Jennipher no está sola: recibe ayuda de las madres de apoyo "; otras mujeres en la misma situación que ella que trabajan como asesoras.

El VIH afecta a hombres y mujeres por igual. Sin embargo, en los países en situación de pobreza extrema, las mujeres son las que están en mayor riesgo y, de hecho, son las que más sufren. Las mujeres con VIH enfrentan muchos problemas médicos y sociales, y aquellas que están embarazadas también deben tener cuidado al evitar transmitirlo a sus bebés durante la gestación, el parto o la lactancia.

Cuando no reciben tratamiento antirretroviral, el 40% de las mujeres embarazadas transmiten el virus a sus hijos. Con la medicación correcta, la tasa cae por debajo del 5%. Pero no todas las mujeres tienen acceso al diagnóstico y el tratamiento.


Ilustración de Yamili Ramírez – México 

*Vilma – Honduras

Vilma y la ruta migrante

12 artistas ilustran testimonios de mujeres que sobreviven a la violencia en “mujeres sin fronteras nuestras luchas contadas por ilustradoras la 8

*Vilma y sus tres hijas huyen de la violencia de su Honduras natal para realizar uno de los viajes más peligrosos que realizan los migrantes centroamericanos en busca de una vida mejor. Se estima que más de medio millón de personas cruzan México a los Estados Unidos cada año.

En su camino, la familia enfrenta ataques sexuales, intentos de secuestro y accidentes de un viaje que parece no terminar, incluso cuando llegan a la frontera norte.

En su viaje, un encuentro inesperado los lleva a Reynosa, una ciudad fronteriza con uno de los niveles de peligro más altos en México, allí Vilma y su familia enfrentan nuevos peligros y la constante incertidumbre de no saber si lograrán cruzar a Estados Unidos. 

Ahora Vilma y su familia reciben el apoyo psicológico de los equipos de MSF, mientras esperan juntos en el albergue para el tramo final de su viaje.

Los riesgos de la ruta migratoria son mucho más peligrosos para las mujeres que la toman. El 31% de las mujeres encuestadas por MSF dijeron que habían sido víctimas de violencia sexual.


Ilustración de Yo Cecile – Argentina

Fleur – Libia

Una historia de rescate y lucha a bordo del Ocean Viking

12 artistas ilustran testimonios de mujeres que sobreviven a la violencia en “mujeres sin fronteras nuestras luchas contadas por ilustradoras la 9

La tía y la prima de Fleur murieron en su tercer intento de cruzar el Mediterráneo. Fleur sobrevivió, pero el bote que subió fue interceptado y fue detenida en Libia.

En su cuarto intento de cruzar el mar, Fleur y 103 personas quedaron varados en el Mediterráneo.

El 18 de octubre de 2019, el barco de rescate “Ocean Viking” completó el tercer rescate de su tercera rotación, respondiendo a un bote en peligro con 104 personas a bordo, incluidos 40 menores (31 no acompañados) y 2 mujeres embarazadas. 

Las 104 personas fueron llevadas de manera segura a bordo del Ocean Viking. 

Fleur es una de las sobrevivientes a bordo, ahora está esperando un lugar seguro para desembarcar.


Ilustración de Ana Villanueva - México

María Guadalupe - Honduras

Una madre migrante en ruta por una vida mejor

12 artistas ilustran testimonios de mujeres que sobreviven a la violencia en “mujeres sin fronteras nuestras luchas contadas por ilustradoras la 10

María Guadalupe es una mujer hondureña de 33 años de edad, tiene tres hijos. Su calvario comenzó cuando una pandilla en Honduras intento reclutar forzadamente a su hijo de 14 años. A partir de este acontecimiento, María emprendió junto con sus hijos uno de los viajes más peligrosos en busca de una vida segura y un futuro más allá de la violencia extrema de su país.

Entrando a México, la pequeña familia fue sorprendida por tres hombres que los amenazaron y violentaron, dos de ellos terminaron por violar a María frente a sus hijos. 

A pesar de este terrible episodio, María decidió seguir adelante y continuar con su viaje.

María decidió quedarse en México con sus hijos. Actualmente colabora activamente en el albergue para migrantes de La 72 en Tenosique, Tabasco. 


Ilustración de Herenia González – México

Mujeres de Guerrero – México

Mujeres Guerreras

12 artistas ilustran testimonios de mujeres que sobreviven a la violencia en “mujeres sin fronteras nuestras luchas contadas por ilustradoras la 11

En la Sierra Madre de Guerrero de México, una comunidad ha estado atrapada durante meses por enfrentamientos armados. Sin electricidad ni atención médica. 

Las mujeres de esta comunidad son testimonio de una lucha que no se apaga a pesar de la oscuridad de la violencia en la región. Sus testimonios son muestra de una cotidianidad rota por el narcotráfico, las balaceras y los secuestros. Junto con sus parejas, estas mujeres le hacen frente al miedo, reclaman a su comunidad trabajando todos los días por un Guerrero más pacífico.

Guerrero es uno de los estados más violentos de México, en constante conflicto por grupos criminales, grupos de autodefensa, autoridades policiales y militares. Muchas comunidades rurales han sido aisladas por la violencia.


Ilustración de Patricia Ramírez – México

Yvonne – Burundi

De repente, una nueva vida sin fístula 

Desde su primer embrazo, Yvonne experimentó problemas relacionados a su fístula, sin embargo, debido a la vergüenza e ignorancia social relacionada a su padecimiento, ella no fue tratada hasta su tercer embarazo que presentó complicaciones muy graves para su salud.

Yvonne fue llevada a un hospital en Gitega, Burundí, después de 22 años de vivir con una fístula.

Las fístulas generalmente ocurren cuando una mujer experimenta un trabajo de parto obstruido prolongado sin presencia de un asistente de parto calificado. Cada año, entre 50,000 y 100,000 mujeres en todo el mundo se ven afectadas. Solo una fracción de esas mujeres tiene acceso a cirugía reparadora.

Las mujeres que experimentan una fístula obstétrica sufren incontinencia constante, vergüenza, segregación social y problemas de salud. Se estima que más de 2 millones de mujeres viven con una fístula obstétrica no tratada en Asia y África subsahariana. 1,000 nuevos casos se desarrollan cada año en Burundi.

Médicos sin Fronteras dirige el centro Urumuri en Gitega, donde una mujer puede recibir tratamiento si tiene una fístula


Podría interesarte:

Iglesias tapan a la Virgen María en protesta por violencia de género en México

"Me has mirado a los pechos": alumna encara a profesor señalado de acosador

Agresor de Andrea podría quedar libre por falta de pruebas en Yucatán

ETIQUETAS: Mujeres Arte violencia de género
REFERENCIAS:
Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS