OPINIÓN: ¿Es democrática la belleza?

Enrique G de la GDomingo, 5 de agosto de 2018 15:54

shares
mexico es democratica la belleza

¿Son hermosas todas las mujeres? ¿O solo algunas? Enrique G de la G presenta dos proyectos que están rompiendo la inercia de pensar que la belleza es elitista.


La belleza es el atributo de unas pocas mujeres

El problema empezó con los griegos. No solo pensaban que la belleza era el privilegio de unas pocas mujeres, sino que la relacionaron proporcionalmente con el amor: si Afrodita no te favoreció, ¡cuidado!, porque la belleza es el imán que atrae al amor. Dicho con otras palabras: tienen más pegue las guapas porque a los hombres les gustan más.


Y aunque hace milenios dejamos de creer en Afrodita, queremos seguir creyendo que el amor es un producto de la belleza física. A sus espaldas incluso les endilgamos a quienes consideramos menos agraciados: “Siempre hay un roto para un descosido”, como para asegurarnos de que hay niveles.


Bueno, pero tú también puedes ser parte de esa élite

Las marcas contemporáneas han continuado con esta concepción de la belleza como elitista. Para que también tú puedas formar parte de esa élite de las mujeres hermosas, inventaron mil estrategias: opérate esto, checa la nueva moda, inscríbete a este club, sigue mi dieta y muchos etcéteras.


Pero resulta que todos los cirujanos ofrecen el mismo catálogo de narices, que la moda es un fenómeno global, que el gym está atiborrado y que la dieta es un bestseller. No parece, pues, que la belleza esté ni en el catálogo del mejor cirujano estético ni en el local de un centro comercial ni en un licuado.


es democratica la belleza 1

Danielle es mexicano-alemana y se mudó con su mamá a Berlín; le gusta, sobre todo, el futbol (foto: Mihaela Noroc)


La belleza salvará al capitalismo

No satisfechos con esa majadería discriminatoria y abusiva que es el pink tax, las compañías han salido también en busca de los hombres, la otra mitad de la población.


El otro día que veía un partido del Mundial, me enteré –sí, apenas– de que L’Oreal tiene productos de belleza para hombre. Me pareció fácil burlarme, recordando ese slogan que medicaliza la vanidad: “Belleza es salud”.

Pero mi compadre con el que veía el juego me sorprendió cuando intervino muy seriamente, como dándome una recomendación: “Esa crema para la barba es rebuena”.


Me dieron ñáñaras porque detesto las cremas. Crecí en la cultura del hombre feo, fuerte y formal, ¿y ahora resulta que el hombre también tiene que untarse cosas? ¿Por iniciativa de quién: de unos franceses muy ricos, que tan solo el año pasado se embolsaron 26 mil millones de euros? ¿No será que ambicionan hacerse más ricos con mi dinero y con el tuyo y con el suyo?


es democratica la belleza 2

Burcu, de Estambul, está orgullosa de su mancha en la piel porque refleja su unicidad (Foto: Mihaela Noroc)


La belleza es democrática

Pero hay mujeres que quieren demoler la vieja idea de que la belleza es cuestión de unas pocas personas. Entonces las busqué y les hice las mismas cinco preguntas para entender mejor en dónde estamos parados.


The Atlas of Beauty: Mihaela Noroc es una fotógrafa rumana que viaja por el mundo retratando a las mujeres que se encuentra en la calle. Está convencida de que todas las mujeres son hermosas.


es democratica la belleza 3

Mihaela Noroc se dedica a retratar mujeres que encuentra en la calle. (Foto: The Atlas of Beauty)



All Women: Clem Desseaux es una modelo y bloguer que organiza campañas con mujeres cuyo físico escapa a los dictados esqueléticos y anoréxicos de la industria de la moda.


es democratica la belleza 4

Clem Desseaux organiza campañas con mujeres que escapan al estereotipo de la moda. (Foto: Clem Desseaux)




1. ¿Qué es la belleza?

Mihaela: Para mí, “belleza” es “diversidad”. Es mucho más de lo que a menudo vemos hoy en los medios de comunicación. Si pones “beautiful woman” en Google, verás imágenes muy similares de mujeres seductoras. Pero en las calles del mundo, la belleza tiene muchas más caras. Basta con que abramos los ojos y la veamos. En definitiva, la belleza está en nuestras diferencias, se trata de ser tú mismo, natural y auténtico, no es asunto de modas, raza ni de estatus social.


Clem: Según su definición, la belleza es diversa y múltiple. Hay belleza externa, belleza interna… es tan subjetiva que ni siquiera debería definirse. En términos más amplios, pienso que la belleza es la luz que resplandece desde adentro hacia afuera. Algunas personas son clásicamente hermosas –según la definición social– y otras no, y sin embargo llevan consigo esa luz.


2. ¿Cómo detectas la belleza?

Mihaela: En el 90% de las ocasiones, camino por las calles del mundo y me acerco a distintas mujeres. En el 10% de las fotos, alguien me cuenta o veo la historia de una mujer que me inspire, y entonces la contacto. Incluso si cada persona es hermosa, cada una lo es de una manera muy, muy diferente. Somos muy distintos. A veces es la belleza de los ojos, a veces es la belleza de algunas arrugas, de una expresión, de una historia, de un gesto.


Clem: Generalmente me siento atraída por esa luz interior. La mayoría de las mujeres de mis campañas poseen una energía especial, y todas están trabajando para empoderar a otras mujeres. ¡Eso es lo que tienen todas en común!


3. ¿Podrías contarme una historia especial que hayas vivido con alguna de estas mujeres?

Mihaela: Te voy a contar la historia del retrato de la portada de mi libro. Estaba caminando por el río Ganges, en Benarés, en la India, un lugar sagrado para el hinduismo, a donde van miles de peregrinos todos los días, cuando vi a una peregrina joven preparándose para hacer una ofrenda. Su expresión de paz me pareció como de otro mundo, y la luz de la mañana era perfecta. El momento fue mágico. Estaba tan emocionada, que me metí bastante en e río y hasta se me olvidó que traía el celular en la bolsa. En momentos atemporales como ese, los objetos no significan nada. Le pedí permiso para retratarla, y luego la dejé continuar con su ritual.


Normalmente procuro pasar más tiempo con las mujeres que fotografío. Les tomo unas cuantas fotos y escucho sus historias. Pero en esa ocasión no tuve la oportunidad, así que solo pasamos juntas unos cuantos segundos. Sin embargo, sus ojos, su presencia, su vestimenta y su porte me transmitieron una historia mágica que no se podría contar con palabras.


Clem: Una de mis favoritas de todos los tiempos es Lyn Slater, de nuestra colaboración con Aerie. No solo es profesora universitaria, sino que se convirtió en una influencia en el mundo de la moda ya entrada en sus sesenta. Es bastante exitosa y la mayoría de las mujeres que la siguen son más jóvenes que ella. Es increíble tener en el set su sabiduría y experiencia de vida.


Mi parte favorita cuando me reúno con todas estas mujeres es escuchar sus disculpas. Sin importar lo distintas que son, para todas ellas fue un gran problema encajar debido a la presión social, pero todas encontraron la manera de superarla y de inspirar a otras mujeres a lo largo del camino.


es democratica la belleza 5

Lyn Slater, la profesora que se convirtió en un ícono de la moda. (Foto: Lyn Slater)


4. Pero si todas las personas son hermosas, ¿no estamos devaluando la belleza?

Mihaela: Tal como se muestra en las revistas de belleza, la belleza es, en efecto, elitista, pero también muy repetitiva. Estoy intentando presentar una alternativa. Como puedes ver, no excluyo la belleza clásica, sino que estoy sumando. El mundo está cambiando: el derecho al voto era elitista, el derecho a tener cierto empleo era elitista, pero todo esto ya cambió. Y creo que llegó el momento de liberalizar también la noción de belleza. Esto no significa trivializar la belleza sino, por el contrario, de añadirle diversidad.


Clem: Odio la idea de la belleza como elitista. Es bastante retrógrada, suena a algo de otra época. La belleza no debe ser elitista: la sociedad y los medios de comunicación nos han hecho creer que así ha sido. Pero creo que llegamos al momento en que por fin comenzamos a reconocer la belleza en cada persona.


5. ¿Qué te inspira?

Mihaela: Espero que The Atlas of Beauty convenza a más personas de que la diversidad es un tesoro y no un gatillo que desencadene conflictos y odios. Somos muy distintos pero, al mismo tiempo, todos somos parte de una misma familia.


Clem: Me encantan las posibilidades. Eso es lo que veo en la gente, en las personas creativas, en las mujeres. Me encanta reunirme con alguien y ver las posibilidades que hay dentro de ella y junto con ella.


La belleza sí salvará al mundo

En El idiota de Dostoievsky, Hipólito Terentiev es un nihilista que tiene una enfermedad terminal. La indiferencia de la gente lo empuja a desafiarlos hasta la incomodidad. Cuando se le presenta la oportunidad, increpa al príncipe Michkin frente a un grupo de invitados:


– Señores, el príncipe afirma que la belleza salvará al mundo. Y yo afirmo, a mi vez, que la causa de que tenga ideas tan curiosas es que está enamorado. [...] ¿Qué clase de belleza será la que salve el mundo?

Michkin le miró con atención, en silencio.

– ¿Por qué no me contesta?


Porque Dostoievsky no conoció ni a Mihaela ni a Clem ni a ninguna de sus mujeres. Si no, habría sabido que la belleza no es un privilegio de las modelos de Victoria’s Secret ni un atributo que se pueda pagar con una cirugía plástica. Sabría que es aceptarse como auténticamente único en medio de la diversidad. Mihaela y Clem lo saben, y ellas sí están salvando al mundo.


es democratica la belleza 6

Foto: Heather Hazzan (cortesía de All Woman Project)


♦︎ ♦︎ ♦︎


Para leer


Mihaela Noroc

The Atlas of Beauty: Women of the World in 500 Portraits

Ten Speed Press (2017), 352 páginas



Mihaela me contó que un viaje a Etiopía le hizo ver las cosas de otra manera. Era 2013, tenía trabajo y veía la fotografía como un pasatiempo. Quedó fascinada por las mujeres que vio durante esas vacaciones: algunas vivían en tribus, y la desnudez era completamente normal; otras eran conservadoras, y se cubrían la cabeza con un velo; y otras más, sobre todo en las ciudades, se iban incorporando a la vida moderna.


Y, sin embargo, advirtió que la mayoría de ellas –desnudas, con velos o leggings– enfrentaba el mismo problema: eran discriminadas por el simple hecho de ser mujeres. Y, también sin embargo, se dio cuenta de que su dignidad, fuerza y belleza las hacía relucir como auténticas estrellas.


es democratica la belleza 7


“Si tan solo en este país hay tanta diversidad y belleza, cómo será el resto del mundo”, se preguntó, Mihaela. Fue como un momento de iluminación: las mujeres merecen más atención, la verdadera belleza pasa generalmente desapercibida. Y entonces empezó a soñar, hasta que encontró la fuerza suficiente para salirse de su circulito, renunciar a su chamba y comenzar el proyecto de este libro.


En el libro The Atlas of Beauty, Mihaela ha invitado a 500 mujeres de todo el mundo y les ha pedido que muestren su belleza, esa luz interior que las hace resplandecer, y que cuenten sus historias, sueños, ideas y problemas: Megumi, la enfermera de Kioto que quedó paralizada y confinada a una silla de ruedas; Tzvetana, la chica que venció enormes dificultades para jugar en la selección nacional de hockey sobre hielo de Bulgaria; mujeres del Amazonas, una dama rumana mayor de edad, una niña colombiana en monociclo, una verdulera de Tayikistán, una vendedora de donas, una chica que limpia las calles…


En el atlas de la belleza que Mihaela ha creado caben todas las mujeres, porque el mundo es mucho más amplio que el puñado de influencers que nos presentan y, peor aún, que reducen a la mujer a ser follower y consumidora, y que poco le ayudan a que se convierta en estrella fulgurante.


Enrique G de la G

Contacto: gdel[email protected]


*Las columnas de opinión de CC News reflejan sólo el punto de vista del autor.


Podría interesarte:


OPINIÓN: El día que subí a un volcán en erupción en Guatemala

OPINIÓN: Racismo reloaded

OPINIÓN: La belleza no complaciente de Roberto Ortiz Giacomán


ETIQUETAS: Mujeres Arte cultura
REFERENCIAS:
Enrique G de la G Enrique G de la G Ghostwriter y editor

Escritor fantasma y columnista cultural. Regio por nacimiento, berlinés por elección. Me muevo en bici y viajo en moto.

COMENTARIOS