PUBLICIDAD

MEXICO

Detrás de Mermaid Sashimi: Juan Son confiesa haber sido abusado cuando era pequeño

El cantante quiso compartir con sus seguidores la que quizá es una de las etapas más dolorosas de su vida y en la que se basó para su primer material como solista.

If you ask me to be honest, I think we should really work with your obnoxious depression...

Ver el video de Mermaid Sashimi no volverá a ser lo mismo. El contexto que tenemos ahora, es uno muy diferente. De pronto sentimos ganas de abrazar a Juan, de ser empáticos y de ponernos un poco en sus zapatos, de entender que detrás del artista, hay un ser humano que tiene también un costal con historias para contar y sí, muchas de ellas no tienen nada que ver con la vida que, creemos, tienen las personas que a través de su música nos han cambiado la vida.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Juan Son quiso compartir a través de un video en su canal de YouTube, uno de los episodios más complicados de su vida: la violencia sexual que el cantante vivió desde el seno familiar y que probablemente dio pie a la creación de Mermaid Sashimi, el álbum que marcaba su debut como solista tras su salida de Porter y el título de uno de los sencillos de este disco, del cual se hizo un video dirigido por Chiva hace ya poco más de una década.

El mensaje de Juan Son

A continuación, dejaremos para ti el mensaje íntegro de Juan Son, quien además de compartir con sus seguidores el momento en que fue abusado por su papá, intentó enviar un mensaje en el que aquellas personas que como él, son víctimas de esta violencia sexual, lo hablen con amigos. Lastimosamente, como a él le sucedió, la revictimización se hizo presente y la falta de confianza que las víctimas de estas situaciones tienen que vivir incluso desde sus mismos familiares, también.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Desde que tengo uso de razón, siempre me estaban llevando con psiquiatras. Siempre estaba intentando hacerle ver a la sociedad que yo estaba mal. Una vez, entre estos muchos psiquiatras que tenía... Era como un círculo vicioso: no me ayudaba en la escuela a hacer la tarea y después “¡Tiene malas calificaciones, al psiquiatra!” y era como rarísimo. El caso es que estaba en un psiquiatra y me dice ‘¿Sí te das cuenta que tener enfermedades venéreas a los ocho años no es normal?’. Fue muy duro porque constantemente tenía enfermedades venéreas de niño y yo pensaba que era normal, porque como niño no entiendes. Orinaba cuchillos, mi mamá me empastillaba y yo pensaba que era normal. Entonces este wey... En la biblia dice así que cuando pasaban cosas, las guardaban en su corazón y como que así lo guardé. Me acuerdo que ese psiquiatra, Fernando Moreno, de los pocos que se me hace que eran razonables, me dijo: ‘el problema son tus papás’. Me caía muy bien, me dijo ‘no necesitas nada de pastillas, los que están mal de la cabeza son tus papás’.

Lo guardé en mi corazón y obviamente es algo que tú dices: ‘argh’. Es raro cómo no enfrentas las cosas, como que las ves, pero hasta después que pasa el tiempo puedes unir los cabos a pesar de que todo esté enfrente de ti. Tenía este sueño recurrente de niño, que se metía a mi cuarto y todo mi cuarto se convertía como un cuento. Era raro porque se convertía como en La Bella Durmiente, te acuerdas del palacio de Maléfica que eran como verdes los ladrillos... Entonces entraba y me violaba. Me tapaba la boca y no me dejaba respirar. Y seguido me despertaba con sangre en la nariz o con tantas lagañas de tanto llorar que me tenían que limpiar en la mañana.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Obviamente es espantoso. Mi mamá siempre se encargó de encubrir todo y era de que ‘ay sí, Jorge es sonámbulo y se la pasa entrando a los cuartos’. Entonces de niño pues tapas todo, como que lo vas callando y es como raro. Como que aunque lo enfrentes no pasa... No lo quieres ver. Si ves el video Mermaid Sashimi es como muy interesante porque nunca lo vas a volver a ver igual. El wey pintándose los labios, la actriz así de ‘no puedo respirar’ y yo así me sentía. Me tenían que hospitalizar. Me llevaban al hospital porque no podía respirar, me daban como estos ataques de pánico durante el día y no podía respirar. Se ponía encima de mí y no me dejaba respirar. Era horrible. Era espantoso.

Una vez yo estaba en Nueva York, justo después de grabar el Mermaid Sashimi, yo estaba en Nueva York y mi papá así me llama a Guadalajara y me dice: ‘firma este documento’. Siempre me hacían firmar papeles. Me metían a una oficina y me hacían firmar, firmar, firmar, como prestanombre. Entonces en esta etapa, ya se estaban peleando, una relación espantosa, de que abogados, por dinero. Entonces mi mamá así de ‘prohibido terminantemente firmarle’. Entonces estábamos en el café Darío, que está en la calle Rubén Darío y mi papá así con los papeles. ‘Firma’. Y yo: ‘Es que mi mamá no me deja firmar’. En eso me dice: ‘No me has perdonado por violarte’.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Fue super duro para mí. Ya ahorita, como ya lo he platicado con amigos, está mucho mejor, pero antes empezaba a temblar incontrolablemente. Super denso. Salí, estaba su chofer afuera, no podía ni manejar a mi casa. Llegué a mi casa y le dije a mi mamá. Fue muy interesante lo que vi porque mi mamá es de las personas más duras... Es la persona más dura y cruel que he conocido en mi vida. Era muy manipuladora. Como yo siempre fui tan rechazado porque toda la gente se daba cuenta, realmente no necesitaba psiquiatra, te empastillaban de niño. Era como toda la gente se da cuenta, pero había como un rechazo, como que ella entendió que si hacía creer a las personas que yo era una persona con problemas mentales, ella se expiaba o no iban a voltearla a ver a ella. Esa vez que fui a la casa me acuerdo perfectamente cómo estaba vestida y le dije lo que pasó y algo cambió en su cara. A partir de ahí así de ‘estás loco’. Y mis hermanos también me declararon loco. Lo de la violación, desde que tengo uso de razón, obviamente fue horrible, sin embargo el que las personas que creías que te amaban y que iba a estar por ti te dieran la espalda y no sólo eso, te atacaran... Para mí fue muy devastador.

No sé. Yo creo que a muchos de ustedes les ha pasado esto y quería hablarlo, creo que en general, como un tema tan espantoso, que ya era momento de hablarlo. Ya había hablado con muchos amigos, muchos psiquiatras. Mi mamá así de, cuando iba con los psiquiatras: ‘¿verdad que está loco?’. Te hace fuerte. Yo me acuerdo que sentía mucho coraje y eso te hace ver la vida de una manera distinta. Yo me acuerdo que mis amigos peleaban así de “No, Chivas. No, Atlas’ y yo por dentro estaba pensando ‘a mí me destruyeron la vida’. Siempre me trataba de escapar de mi casa y me regresaba después de dos cuadras. Creo que al fin, creo que Dios toma historias horribles y las hace hermosas si confías en él. Dios obra maneras distintas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Yo compré un libro que me ha ayudado muchísimo que se llama “El campo de batalla de la mente”, que es de esta mujer que la violaron desde que tiene uso de razón y está buenísimo. Tienes que pasar por varias etapas, tienes que pasar por perdonar, que para mí fue como muy difícil. Realmente no fue tan difícil como esperaba, fue como “Dios, yo no puedo perdonar, ayúdame a perdonar” y no sé, como que me dejé de hacer daño y ahora que estoy haciendo este video sí es difícil, sin embargo como que realmente no sufres. Soy una persona como muy feliz y como que disfruto mucho la vida. Creo que es necesario que se hablen temas importantes y era como también necesario para mí hablar. Hay muchas personas que te ven y te juzgan, “está loco, wey”, es como muy fácil hacer un juicio, pero no ves toda la película que hay detrás de la persona. Está como la canción de “Espejos y humo”, como me hubiera gustado tener una familia así: con la chimenea... Pero es algo que ya no tuve.

Es muy importante, así como de... Yo fui una víctima, me hicieron pasar algo muy injusto y es super importante que a pesar de que una persona fue asquerosamente egoísta y que las otras personas jugaron un juego extremadamente criminal, entender que así puedes tener una vida chida y que puedes usar ese dolor para ayudar a otras personas. Es algo importante y no se habla lo suficiente. Yo ya no me considero una víctima, creo que soy como triunfador. Hay cosas que quisiera en mi vida, como más dinero y cosas así, sin embargo creo que espiritualmente me siento muy bien. Quería compartir esto, no es un video de comedia, es duro y creo que es muy bueno ser honesto”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El apoyo de los seguidores

La confesión del exvocalista de Porter provocó que decenas de personas comentaran lo sucedido y incluso, la empatía de la que les hablamos al inicio de esta nota, hiciera acto de presencia al compartir también sucesos parecidos a los que experimentó Juan Son. “Agradezco mucho que compartas. Gracias. La violencia sexual de la cual son víctimas las infancias es real, pasa y es necesario hablar de esos temas y se dice romper el silencio. Quienes hemos sido víctimas de violación, lo trabajamos y lo denunciamos (vía legal o sólo pública) somos muy valientas y hemos vencido grandes batallas para llegar a este momento. Nuevamente, mil gracias por compartir”.

Si en algún momento eres víctima de este delito, te pedimos que lo hables, que te acerques a alguien de confianza para compartirlo, que denuncies, que alces la voz. Sabemos que ser valiente en estos casos es muy complicado, pero siempre habrá alguien que pueda escucharte y ayudarte para no dejarte solo o sola en momentos tan difíciles como los que nos compartió Juan Son a través de este video.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD