ENTREVISTA: Ianis Guerrero se estrena como cineasta con la película 'Juan y Vanesa'

Shantale Carrera TolksdorffViernes, 7 de septiembre de 2018 14:19

shares
mexico ianis guerrero y los actores karen marti y fabian robles

La película independiente 'Juan y Vanesa' es el primer largometraje escrito y dirigido por Ianis Guerrero.


Hay retos que la vida te presenta y no te queda de otra más que entrarle; pero, hay otro tipo de retos que uno se busca por perseguir sueños y a los que les pones todo el corazón para hacerlos realidad, como Juan y Vanesa, el largometraje que escribió y dirigió Ianis Guerrero, quien en exclusiva para Cultura Colectiva News comparte su experiencia desde la intimidad de un café en la colonia Roma.


¿De qué trata desarrollar un proyecto independiente como Juan y Vanesa?

Hay que armar todo desde cero, trabajar el guión, la idea, mejorarlo y encontrar tus propias maneras. Encontrar las personas con quien puedes perfeccionarlo y hacer tu red. Existe una red de festivales en el mundo que tienen mercados de coproducción y talleres de asesoría, entonces lo envías y te dicen que te seleccionan junto con otros 10 y tallereas para perfeccionarlo. Hay festivales de cine y laboratorios para desarrollo de guión, premios y becas que te permiten ir desarrollando tu guión.

 

Una vez que el guión está listo, ¿qué sigue?

Cuando consideras que ya lo tienes y que está bien, hay que juntar la lana para hacerlo. Haces un primer presupuesto de cuánto te va a costar; cuando lo sepas, tendrás que bajarle aún más a los costos, buscar apoyos y préstamos (de locaciones, luces, cámaras, vestuarios, todo). Luego contactas a gente profesional del medio: fotógrafo, sonidista, etc., les pides que te cobren poco por favor (risas) para que se pueda realizar. Así lo vas armando todo, pero te abandona mucha gente en el camino, comienzas con un crew y acabas con otro, a veces porque no puedes pagarles, mientras que otros siguen hasta el final, la cosa es que vas teniendo pérdidas. También pasa que todo mundo tiene varias funciones, haces de claqueta y de asistente de dirección, de continuidad y de vestuario, de driver y staff… y obvio eso cansa.

Aprendes a pensar que lo que escribas se tendrá que ver en pantalla, así que ¡aguas con lo que escribes!

¿Cuánto te tomó hacer la película?

De A a Z tardé cinco años, digamos desde que me senté a escribir a que la vi en pantalla grande. Pero, el tiempo es muy relativo, eso no es lo relevante en el proceso de la película; lo que resulta interesante en el cine es que la idea que surge un día sentado, se hace realidad; es decir, tú dices "me imagino que un tráiler avanza por la carretera con una chava con el cabello rosa con un chavo de 35 años" y corte A estás en la carretera filmando un tráiler con una chava de cabello rosa de 17 y un chavo de 35 años. Eso es lo más emocionante, la experiencia más cercana, ahí está el arte –como yo lo veo–. Es la creación de algo que no existía o que no estaba y tú lograste levantar.

 

¿Cómo elegiste a Juan y a Vanesa?

Hice un casting de actrices más o menos de la misma edad, todas mayores de edad para no tener problemas con los papás. Fue nacional, estuve en Monterrey, Guadalajara y México; los moví en páginas de internet y de castings, agencias, producciones, poniendo anuncios con gente que estudiara por allá. Llegó mucha gente y al final elegí a Karen, la conocí en un casting literal y, a Fabián lo escogí, él no hizo casting, a él yo lo seleccioné porque inicialmente iba a ser otro actor, pero se tuvo que ir. No conocía a Fabián, me lo presentaron y dije “es perfecto para el personaje”. Además, le aportó un contrapeso al personaje de la "niñita". Él no hizo casting, al conocerlo pensé de inmediato “sí, tú eres”.


ianis guerrero y los actores karen marti y fabian robles 1

 (Foto: Cortesía)


¿Cómo te sentiste como director?

Pues fue mi primer largometraje como director, sí fue una experiencia muy padre, fue un paso adelante. Fue una de esas cosas que por ejemplo la gente te dice “no hay ninguna diferencia entre estar titulado y no estar titulado” y ya cuando lo haces te das cuenta de que sí hay una diferencia, no sabes exactamente cuál es, pero sabes que sí hay. A nivel de cerrar mi ciclo, aprendí de cada etapa, desde que la estaba escribiendo. Aprendes a pensar que lo que escribas se tendrá que ver en pantalla, así que ¡aguas con lo que escribes!


¿Qué tantas complicaciones enfrentaste?

Obviamente a todo aprendes, cuando estás haciendo las cosas te das cuenta de que puede haber millones de situaciones, aprendes a lidiar con los problemas muy cabrón y siempre lo resuelves. De hecho, no nada más lo resolvemos sino que lo hacemos creativo y mejoramos lo que estamos escribiendo, lo resuelves en la práctica y luego, cuando lo pasas a pantalla grande, la satisfacción de que el público se está riendo de lo que tú escribiste hace mucho tiempo y que reacciona, te da una satisfacción increíble y piensas "ok, lo que escribo le gusta a la gente, lo ve y lo disfruta". Luego viene la parte de enseñarlo a la gente del Cine, a tus colegas y es con ellos con quien más nervios tienes, porque tienen expectativas. Siempre involucras colegas en el proceso, pero al final ese es sólo un 10% de la gente que la va a ver y a ellos los tienes al alcance de un link, les pasas tu link y sin importar en qué parte del mundo estén los otros directores, lo ven. Entonces todo esto te responsabiliza de tu trabajo.


ianis guerrero y los actores karen marti y fabian robles 2

 (Foto: Cortesía)


Dices que se presentan millones de problemas, ¿como cuáles?

Me refiero a los permisos por ejemplo, a tus propios nervios. Todo lo que puede salir mal, sale mal (risas) todos los días: se enferma el talento, se pierde un lente, extravían cosas, se vela un rollo y el material se pierde, estás editando y se te echa a perder la máquina con el trabajo de tres meses de edición… Todos los problemas que pienses que te pueden suceder, suceden. Pero, la gran ventaja del cine es que tienes experiencia y sabes que todo se va a resolver. No sabes cómo, a veces parece que es fatal, pero se resuelve; eso es lo bonito del cine. Por ejemplo, yo nunca he estado en una película en la que no se resuelvan los problemas. Tal vez la gente te termina odiando y se quieren matar entre todos, pero el proyecto sale. La gente le tiene mucho amor a la profesión, como si fuera una bandera o un país, comprometidos en plan “morir o matar”.

 

Siendo actor, ¿te aguantaste las ganas de actuar?

Estaba tan saturado y rebasado con la realización de la película –de por sí dirigir cualquier película es difícil– que no. Además, hacer una película en condiciones independientes es 100 veces más difícil.

La CDMX da la sensación de que en la noche salen los lobos.

¿La vas a llevar a festivales?

La hemos festivaleado mucho, estuvimos en Guadalajara, en Tijuana, vamos a Torreón, Puebla y la CDMX con nuevas fechas. Ahorita está como todo el tour de festivales; la metimos a Eficine para que nos apoyen para distribución y estamos esperando a que nos aprueben –no comercialmente, sino en un circuito independiente–. Las nuevas fechas para la CDMX son el jueves 27 de septiembre en Monterrey 232, colonia Roma (19:30h) y el sábado 29 de septiembre en el Cine Villa Olímpica (16:30), dentro de Villa Olímpica.

 

¿Grabaron todo cámara en mano?

Casi todo fue cámara en mano. Sí hay dos o tres imágenes fijas, pero casi todo es cámara en mano. Me gusta, siento que la cámara en mano te da una sensación como si estuvieras volteando a ver las cosas como cuando se está viendo al instante lo que ocurre y estás constantemente llamando la atención. Me gusta mucho hablar de una especie de línea dorada de la atención. Con la cámara en mano haces un poco eso, le permites al espectador que se posicione por momentos junto al actor y que haga los mismos movimientos de cabeza, le da una intimidad muy agradable –a mí me encanta y es mi estilo, como más naturalista–. Me he dado cuenta de que con este lenguaje sencillo, la gente conecta muchísimo con la historia, se involucra con los personajes y dice “yo la amé” o “yo la odié”. Si hago más cine, creo que lo voy a hacer siempre así.


¿De qué va la "línea dorada de la atención?

Es un concepto que estoy descubriendo. Yo vengo del teatro, aunque no podría decir que soy de teatro porque toda mi carrera y lo que hecho es cine, pero la educación que tú tienes como actor siempre es teatral. En el cine te das cuenta que por ejemplo en el teatro estás sentado frente a un cuadro y este no se va a mover, sin embargo tú como espectador estás siguiendo una línea dramática; en una obra, el director sabe que si parte del público va a estar volteando para un lado y otro público hacia otro lado, la obra ha sido un fracaso. Aunque no seas consciente de ello, los focos se mueven conforme se van moviendo los actores, ya sea en un primer plano o al fondo del escenario, arriba o incluso atrás y es porque así está diseñado. Como espectador te dejas guiar. El cuadro del teatro no se mueve, mientras que en el cine sí se mueve, el director con los cortes le está diciendo a la gente qué ver. Es más o menos la misma línea dorada de la atención por así decirlo, con el uso de recursos como close up de un objeto o un aspecto en particular, etc. La narración te va guiando como público.


ianis guerrero y los actores karen marti y fabian robles 3

 (Foto: Cortesía)



Es un primer proyecto 100% tuyo, ¿qué más traes?

Ahorita estoy desarrollando varios guiones con una compañía productora y me estoy asociando con otros productores para armar un estudio de producción en Guadalajara: Estudio Jalisco y queremos llevar un par de productos para allá. También queremos llevar series y películas. Jalisco reúne muchos elementos interesantes: la gente de allá vive con la cultura, el estado tiene recursos económicos, medios de producción, tradición e historia conocida en todo el mundo, también está a medio camino entre Los Ángeles y México, es estratégico, tiene todo para funcionar.

La gente le tiene mucho amor a la profesión, como si fuera una bandera o un país, comprometidos en plan 'morir o matar'.

 ¿Cómo ves el cambio en el consumo del entretenimiento de las salas de cine a la pantalla chica?

Es maravilloso, estoy a favor y feliz. Nunca se había visto tanto el cine, hoy en día el cine llega a todos gracias a las pantallas. El canal es lo de menos y creo que esa es una de las razones por las cuales me gusta más el cine que el teatro, porque el cine se multiplica al infinito, el teatro en cambio es más efímero, dura lo que dura y es pequeño. Por eso el cine me fascina, porque la siguen viendo años después.

 

¿En dónde prefiere ver una película Ianis Guerrero?

En donde sea, aunque no voy mucho al cine comercial, casi siempre veo en mi casa. Básicamente porque no me interesa el contenido, sólo por eso. Afortunadamente hay buenas opciones de cine, pero el cine que está exhibido no me interesa. En cambio con las plataformas de streaming no te das abasto.


Muchas de las personas que han visto la película me han hablado de esta como violencia latente que dices “uta esto va a acabar mal, esto va a ser un desastre" y piensan lo peor. Pero, es porque estamos acostumbrados a que el cine mexicano a veces es muy violento… la vida misma. Me dicen que empiezan a ver la peli y les da miedo, justo por el lenguaje que existe de una violencia latente. Lo que puedo decirles es que la violencia no es gráfica ni visual, sino que es lo que uno se imagina que podría pasar. Es como si estuviéramos entrenados para estar en un estado de alerta constante. La CDMX da la sensación de que en la noche salen los lobos.


Podría interesarte:

Ana y Bruno, la película más cara del cine mexicano

Disney quiere superar el éxito de Coco con historias de la cultura mexicana

ETIQUETAS: cine Cine y TV entrevista cine mexicano
REFERENCIAS:
Shantale Carrera Tolksdorff Shantale Carrera Tolksdorff

Periodista I Bloguera I Aficionada de dichos y frases I Viajera empedernida @shantalecarrera

COMENTARIOS