PUBLICIDAD

MEXICO

La historia detrás del penacho de Moctezuma; el gran tesoro de México

El penacho del México Antiguo ha permanecido fuera del país por más de 500 años. Su regreso a tierras aztecas es una misión imposible.

Desde hace más de 500 años, un tocado hecho con plumas de ave y adornos de oro, salió del territorio mexica rumbo al continente Europeo, y de alguna forma que hasta el día de hoy expertos aún desconocen, llegó a Austria.

La magnífica joya de arte indígena conocida como el penacho de Moctezuma es sin duda uno de los tesoros prehispánicos más importantes en la historia de México, sin embargo, está pieza también es una de las más controvertidas específicamente por qué desde hace siglos ha permanecido en la posesión del Gobierno austríaco.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

El penacho de Moctezuma

También conocido como el penacho del México antiguo un aditamento prehispánico elaborado con plumas verdes de quetzal, rojas del pájaro espátula y otras de color café, turquesas y azules claras del cotinga zuleja macho; además tiene más de mil 500 incrustaciones de metales preciosos como oro, plata y cobre.

Contrario a lo que podría sugerir su nombre, el penacho no es una corona, en realidad se trata de un quetzalapanecáyotl, tocado de plumas, una obra de los amantecas o artistas mexicas especializados en el arte plumario y que se cree pudo haber tenido un fin religioso y ceremonial.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Además es considerado como el tocado mesoamericano más antiguo que se conoce, ya que data de principios del siglo XVI.

¿Cómo llegó a Austria?

Aunque hasta la fecha aún persisten dudas sobre su verdadero origen, sobre si perteneció al último emperador azteca y si esté realmente se lo regaló a Cortés. Se cree que el penacho del México antiguo pudo ser obsequio del tlatoani mexica Moctezuma Xocoyotzin al conquistador Hernán Cortes, tras su llegada a las costas mexicanas en 1529.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Pero la mayor incógnita sobre el penacho es, sin duda, saber cómo y cuándo llegó hasta Austria.

Una de las principales hipótesis es que Cortés le hizo llegar el penacho al rey Carlos I de España y V de Alemania, de la casa de Habsburgo. Después de esto, no se supo nada del penacho hasta finales del siglo XVI, cuando la pieza fue localizada como parte de la propiedad del archiduque Fernando II de Habsburgo, quien era pariente de Carlos I.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Entre 1799 y 1802, el penacho fue trasladado al Castillo de Ambras con otros artefactos para protegerlos durante las guerras napoleónicas. Finalmente en 1806 llegó a Viena y 72 años después se convirtió oficialmente en propiedad del Estado austriaco.

Actualmente se encuentra en el Museo Etnográfico de Viena y es la pieza central de la colección sobre Mesoamérica. El penacho de Moctezuma ha sido valuado en más de mil millones de pesos.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

¿Podrá regresar a México?

Su permanencia en el país europeo ha sido un punto de tensión entre las relaciones diplomáticas entre México y Austria, pues desde hace tiempo el Gobierno mexicano ha reclamado en diferentes ocasiones la pieza arqueológica de gran valor político y cultural.

La última vez fue el pasado 12 de octubre, cuando la historiadora e investigadora, Beatriz Gutierrez Müller se reunió con el actual mandatario de Austria, Alexander Van der Bellen para convencerle de que le prestaran la pieza prehispánica, así como otros objetos valiosos que se encuentra en el Museo del Mundo de Viena.Sin embargo, su petición fue negada.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Una de las razones por las que el gobierno autríaco ha negado que el penacho de Moctezuma vuelva a México, es por su fragilidad, pues aseguran que las vibraciones de un barco o un avión podrían dañarlo de manera permanente.

La noticia es lamentable para los mexicanos, quienes para poder ver la majestuosa pieza artística tienen que viajar a Viena. Sin embargo, hay una buena noticia para quienes no tienen la posibilidad de trasladarse al otro lado del mundo, pues en 1940, el artista amanteca (artista plumario) Francisco Moctezuma realizó una réplica del penacho que hoy en día se exhibe en el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD