PUBLICIDAD

MEXICO

Goyo Cárdenas: el feminicida que fue indultado y ovacionado en la Cámara de Diputados

Gregorio Cárdenas asesinó a cuatro mujeres en 23 días. Fue juzgado por los delitos de homicidio, inhumación y necrofilia.

Cuando obtuvo su libertad en 1976 por un indulto del entonces presidente Luis Echeverría, Gregorio Cárdenas Hernández, mejor conocido como ‘El estrangulador de Tacuba’ fue ovacionado en la Cámara de Diputados, tras ser considerado como un ejemplo de reinserción social al aprenderse durante su estancia en prisión el Código Penal y convertirse incluso en abogado.

Goyo Cárdenas cobró relevancia en la década de los cuarenta por los terribles crímenes que cometió y que escandalizaron a la sociedad mexicana, cuando sólo tenía 26 años convirtiéndolo en uno de los asesinos seriales más conocidos del país.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Goyo Cárdenas: ‘El estrangulador de Tacuba’

El multihomicida nació en la Ciudad de México en 1915,  desde su niñez desarrolló su conducta homicida tras sufrir un daño neurológico debido a la encefalitis que padecía, lo que le provocaba extraños y macabros comportamientos como torturar y matar animales, además de mantener una relación enfermiza con Vicenta Hernández, su madre.

Sin embargo, pese a estas condiciones demostró tener un alto coeficiente intelectual y fue un estudiante destacado. A los 20 años se encontraba realizando estudios de Química en la Universidad Nacional Autónoma de México, y debido a su alto desempeño estudiantil, obtuvo una beca de Petróleos Mexicanos.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Feminicidios

Cuando Gregorio tenía 26 años y vivía en la popular colonia Tacuba, en la calle Mar del Norte número 20, cometió su primer asesinato una trabajadora sexual de 16 años, llamada María de los Ángeles González, apodada Berta, a la cual estranguló y ocultó su cuerpo en el patio de su domicilio.

Una semana después, el ‘Estrangulador de Tacuba’ realizó su segundo feminicidio y mató a otra trabajadora sexual, llamada Raquel Rodríguez, de 14 años. A quién también enterró en su patio. Posteriormente, asesinó a Rosa Reyes Quiroz, de 16 años, y ocultó su cuerpo.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

El 2 de septiembre, el Goyo Cárdenas secuestró y asesinó a Graciela Arias, quien era estudiante de la Escuela Nacional Preparatoria de la UNAM. El padre de la joven era un abogado penalista, Manuel Arias Córdova, quien impulsó que las autoridades tomaran cartas en el asunto.

‘El estrangulador de Tacuba’ es detenido

Tras los estremecedores crímenes que cometió, su madre lo internó en el hospital psiquiátrico  Doctor Onete Berenque en Tacubaya. Sin embargo, días después de que encontraron los cuerpos de las víctimas  en el patio de su casa, las autoridades no tuvieron piedad y lo encarcelaron en el antiguo Palacio de Lecumberri el 13 de septiembre de 1942 para que pagara una condena de 34 años en el pabellón de los enfermos mentales.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

El lecumberri y sus estudios en derecho

Al llegar a Lecumberri, Gregorio Cárdenas hizo uso de su demencia para lograr que los doctores del lugar lo transfirieran al Hospital Psiquiátrico de La Castañeda, en donde pasó dos largos años en los que hizo y deshizo a cambio de prestarse para algunos experimentos que incluían poderosos electroshocks.

Testimonios señalan que el Goyo era amigo de los policías por su buen comportamiento, quienes le dejaron abrir una tiendita en prisión, además de que estudiaba psiquiatría y seducía a las trabajadoras.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

En el Palacio Negro, Gregorio le agarró gusto al estudio y en la biblioteca empezó a estudiar derecho, leyes, justicia penal y demás, que con el tiempo le permitieron comenzar a trabajar al interior de la cárcel llevando casos de sus compañeros de celdas, a algunos de los cuales liberó.

Su nuevo empleo le permitió conocer a su esposa, Gerarda Valdés de Cárdenas con quien contrajo nupcias estando en prisión y con quien tuvo cinco hijos.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Además de la abogacía, Goyo Cárdenas se dedicó a la pintura y a la escritura. Entre los libros que publicó destacan ‘Celda 16′, ‘Pabellón de los locos’, ‘Adiós, Lecumberri’, ‘Campo de concentración’ y ‘Una mente turbulenta’.

Goyo Cárdenas es liberado

Después de permanecer 34 años en reclusión, Goyo fue liberado el 8 de septiembre de 1976 tras ser indultado por sus delitos por el presidente Luis Echeverría.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Tras volver a caminar en las calles del Distrito Federal, Goyo recibió una invitación para presentarse ante el pleno de la Cámara de Diputados en donde debido a su conducta intachable en prisión, su ejemplo para la sociedad y sus estudios en prisión fue aplaudido a rabiar y de pie por los legisladores quienes vieron en el caso un ejemplo del funcionamiento del sistema correccional.

Finalmente, el estrangulador de mujeres optó por seguir con sus estudios en leyes y estudió formalmente Derecho  en la Universidad Nacional Autónoma de México.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Gregorio Cárdenas Hernández murió el 2 de agosto de 1999 en Los Ángeles, California, donde fungía como abogado.

Recuerda que puedes seguir informado con nosotros a través de Telegram

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Fotografía de portada: Especial

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD