Meten a 16 niños en una cisterna para salvarlos de balacera en Guerrero

Andrea GuzmánJueves, 13 de diciembre de 2018 15:52

shares
mexico esconden a ninos en cisterna para salvarlos de balacera en guerrero

Un sacerdote y un trabajador del hospital local, resguardaron los niños dentro de una cisterna para evitar que resultaran heridos.


El conflicto en las comunidades de Heliodoro Castillo (Tlacotepec) y Filo de Caballos, ubicados en la sierra de Guerrero, ha provocado el desplazamiento de cientos de personas que viven en la zona hacia otros municipios aledaños.


esconden a ninos en cisterna para salvarlos de balacera en guerrero 1

Las comunidades de Tlacotepec y Filo de Caballos padecen de la violencia generado por el narcotráfico. (Foto: Especial)


"Guerra" en la sierra


Desde el 11 de noviembre se han registrado enfrentamientos entre presuntos grupos de policías comunitarios y grupos del crimen organizado; aunque, a decir de los habitantes, se podría tratar de bandos rivales que se disputan el control de la droga en la zona.


Las comunidades que se encuentran en medio del fuego cruzado han tenido dificultades para mantenerse a salvo, como el caso de un grupo de niños que tuvieron que ser resguardados por un sacerdote y un trabajador hospitalario para no resultar heridos.


Vía Noticieros Televisa. (Video: Youtube)


Momentos de terror


Aquél 11 de noviembre, un trabajador del Hospital Básico Comunitario de Filo de Caballos y un sacerdote salvaron la vida a 16 niños, cuando policías comunitarios de Heliodoro Castillo irrumpieron en Filo de Caballos.


Según reporta el portal del diario El Sur, el trabajador hospitalario recuerda que los menores se encontraban en la iglesia del pueblo tomando sus clases de catecismo, cuando alrededor de la una de la tarde comenzó una balacera cerca de la parroquia.


El enfrentamiento asustó a los niños por lo que su primera reacción fue intentar salir corriendo en ese momento, según el trabajador, los niños gritaban aterrorizados: “nos van a matar, nos van a matar”. Contó que el 11 de noviembre vivió una “tristeza muy grande” porque los niños lloraban y pedían a gritos que los sacaran de la iglesia, “nos van a matar aquí”, decían.


Vía Imagen Noticias. (Video: Youtube)


Sin embargo, el sacerdote y él impidieron que salieran para evitar que se encontraran en el fuego cruzado, así que decidieron meter a los menores en una cisterna vacía que se encontraba atrás de la iglesia, “allí les salvamos la vida”, dijo.


El trabajador contó al diario que los niños permanecieron encerrados desde la una de la tarde que comenzó la balacera hasta las 8 de la mañana del día siguiente. Aseguró que en la noche casi no durmieron porque estaban todos apretados y no podía acostarse en el piso, sin cobija y con frío.

Estaban todos entumidos, unos decían que tenían hambre pero qué les dábamos de comer, otros pedían ir al baño y se hacían ahí mismo, fue de verdad triste.


Vía El Sur. (Video: Youtube)


Al día siguiente, cuenta el trabajador que cuando sacaron a los niños él ya no regresó a su casa, sino que se llevó a los menores caminando por el cerro hacia el municipio de Chichihualco en Guerrero.


La historia de este grupo de niños no se había dado a conocer anteriormente por temor a poner en riesgo tanto a los menores como al sacerdote y el empleado del hospital.


Podría interesarte:

Narcos dejan de cobrar cuotas a negocios en Tierra Caliente

Alan fue detenido por policías y tres días después apareció muerto

Escuelas en Guerrero suspenden clases por extorsión a maestros

ETIQUETAS: Derechos Humanos Enfrentamiento guerrero
REFERENCIAS:
Andrea Guzmán Andrea Guzmán

COMENTARIOS