OPINIÓN: En busca de los lectores perdidos

Cultura ColectivaViernes, 8 de febrero de 2019 18:03

shares
mexico fomento a la lectura club de lectura y escritura los rectos de la lectura en la era de internet club de lectura mariposa ¿cuales crees que so

La lectura no es la única y tal vez tampoco sea la más eficaz forma de hacer florecer nuestro entorno o de ser felices, de esto escribe Rodrigo Bengochea.


Por: Rodrigo Bengochea.


Las propuestas de la nueva administración del Fondo de Cultura Económica son la cara visible de una muy desafortunada perspectiva que tiene como origen una fuerte dosis de desconocimiento, que no de ignorancia.


Con la pasión política por delante, buscando mostrar contundencia en que es diferente, el nuevo encargado de despacho de la Dirección del FCE ha dicho que se regalarán los libros, que se llevará a las editoriales comerciales a reducir los precios, que se dejarán de publicar algunas colecciones del FCE, que se harán libros para obreros y campesinos…


Lee también: El plan de Taibo II para bajar precios de libros del FCE


En principio, ¿quién podría estar en contra de que se promueva la lectura? ¿Quién podría negar que el precio de los libros es difícil de pagar? Pero en la administración pública, aunque sorprendentemente haya todavía quienes piensan diferente, no todo son buenas intenciones. No es cosa nueva, los iluminados suelen defender con energía suficiente sus “certezas” hasta que alguien los escucha y se convence de avanzar en determinado camino.

fomento a la lectura club de lectura y escritura los rectos de la lectura en la era de internet club de lectura mariposa ¿cuales crees que so 1

(Foto: Especial)

La lectura es una práctica social que se ha transformado a la par que se transforman tanto los tipos de textos que se publican, las plataformas que dan soporte a los textos como los usos sociales que se le da a la lectura. De ninguna manera pretendo restar valor a la práctica de la lectura, y desde mi realidad la considero un arma poderosa, por supuesto, sin embargo, me parece que tampoco vale aceptar las concepciones idílicas y aspiracionales de la lectura como insuperables. Es decir, la lectura no es la única y tal vez tampoco sea la más eficaz forma de hacer florecer nuestro entorno o de ser felices, hay otros elementos con más herramientas para eso, como la educación. ¿Por qué? Porque la educación implica la programación ordenada, sistemática, progresiva de, entre otras cosas, esas lecturas. ¿Vale la pena leer? Varios estarán de acuerdo conmigo en que depende, sí, depende de qué se lea.


Cuesta trabajo decirlo así de claro porque no es un comentario popular, pero los libros en México tienen un precio adecuado que se consigue con equipos pequeños, economías de escala, entre muchas otras cosas. Es difícil pagar su precio, pero tan difícil de pagar como muchos otros bienes de consumo. Es decir, el problema parece residir en nuestro poder adquisitivo y no en lo que se pretende hacer pasar como un abuso de la industria del libro.

fomento a la lectura club de lectura y escritura los rectos de la lectura en la era de internet club de lectura mariposa ¿cuales crees que so 2

Los precios de los libros son un tema recurrente en los programas gubernamentales.


Si bien el espacio no es suficiente como para discutir, por ejemplo, el trabajo del FCE como ente editor y la pertinencia de que participe en la estrategia nacional de lectura con títulos “atractivos”, existen muchas razones para repensar o reconducir este plan de promoción de la lectura. Y es que los libros se hacen para ser leídos, es lo que nos dicta el sentido común, pero hay libros cuya importancia radica sobre todo en su disponibilidad, que genera lectores potenciales, y no sólo en su consumo apresurado.


A la luz de las declaraciones recientes del titular del FCE, todo el mundo parece tener la clave para que las personas lean, y lo dicen: precios bajos, lectura desde la más temprana edad, trabajo con las familias… Qué se yo.


Es buen momento para revisar los estudios que hay al respecto, pero también para trabajar con las herramientas de que se disponen actualmente y conocer con datos reales quién no lee, quién lee y qué lee, y entender qué factores hacen que las personas persistan o desistan de la práctica de la lectura. Estudiar a profundidad las prácticas para repensar esta política pública nacional de promoción de la lectura lanzada en Mocorito, será la mejor forma de no poner en riesgo el legado del FCE o desaprovechar recursos regalando libros con toda generosidad. Es decir, siempre es bueno comenzar una política pública con un diagnóstico, y conviene que ese diagnóstico sea más robusto que lo que nos dicta nuestra siempre limitada experiencia.

____________________

El autor es editor y especialista en comunicación.


*Las columnas de opinión de CC News reflejan sólo el punto de vista del autor.


Podría interesarte:


Los 50 libros del FCE que puedes comprar por sólo 49.50 pesos

Conoce los 5 libros más vendidos en México (y dicen que no leemos)

ETIQUETAS: editors choice
REFERENCIAS:
Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS