OPINIÓN: El mercado bajista, una oportunidad de oro disfrazada de desastre

José María RamosLunes, 4 de marzo de 2019 17:55

shares
mexico bitcoins en oferta

En los mercados financieros, una buena apuesta puede ser cuando el precio del producto cae; cierto que hay riesgos, pero también recompensas.


En diciembre de 2017, Bitcoin y las criptomonedas pasaron de ser un tema de conversación de nicho –exclusivo de nerds y computólogos idealistas– a estar en los noticiarios y periódicos financieros de todo el mundo. Tan sólo en Google Trends, las búsquedas de “bitcoin” y “cryptocurrency” despegaron. Todos querían comprar Bitcoin por miedo a perderse este avión que al parecer estaba despegando.


La euforia por Bitcoin fue entendible dada la detonación sorprendente de su precio, empezó el 2017 vendiéndose a menos de $1,000 dólares; para principios de octubre cotizaba a $4,000 y apenas estaba calentando motores, para el 17 de diciembre, menos de tres meses después alcanzaría su pico de $20,000 dólares.


En ese momento mucha gente estaba alucinada, juraba que se había alcanzado un nuevo paradigma y que las criptomonedas habían llegado para quedarse (a precios altos). No es de sorprenderse que mes y medio más tarde caería su precio a $6,800 dólares, perdiendo un 66% del terreno ganado.


bitcoins en oferta 1

Foto: Ecommerce-europe.eu


Cualquier mercado financiero ,ya sea de acciones, de divisas o de criptomonedas, refleja fielmente la psicología de los inversionistas y de las masas involucradas. Seamos francos, la gente compra lo que la gente compra, a la gente le gusta lo que a la gente le gusta, por eso se dan las modas, hasta que ya están demasiado de moda y se acaban. Los nerds que tuvieron la suerte y la visión para comprar en el momento correcto y vender en el momento correcto lo lograron dado que además de tener una suerte que ni ellos se creyeron, hicieron su tarea, investigaron el ecosistema y el mercado de las criptomonedas cuando era difícil no sólo accesar información fidedigna, sino de realizar las transacciones de compra y venta de criptos. No olvidemos que ellos también arriesgaron su capital y lo invirtieron en algo que sabían que representaba altísimo riesgo, pero alta recompensa también.


Antes del 2017, la gran mayoría de las personas no estaba interesada en “perder” su dinero invirtiendo en monedas virtuales. A pesar de que vivimos en un mundo de dinero virtual, en el cual menos del 3 por ciento del dinero en circulación existe en monedas y billetes, existe o existía mucho escepticismo en cuanto a Bitcoin y sus secuaces. Este era el momento ideal para comprar, cuando nadie ni siquiera se molestaba en entender por qué Bitcoin y las criptomonedas existían o por qué representaban un nuevo y flamante vehículo de inversión o por qué estaba naciendo un nuevo mercado de valores, el cual estaría abierto 24 horas, de lunes a domingo, permitiendo que compraras y vendieras con gente alrededor del mundo, sin necesidad de pedirle permiso a nadie.


Cuando Bitcoin se hizo famoso, en las navidades de 2017, estaba en boca de todos, hasta mi abuelita quería invertir en Bitcoin (literal). Pensando en retrospectiva, en este momento me llevé una lección valiosísima como inversionista de activos volátiles. Es este el momento crítico que refleja un Mercado eufórico que está sobre comprado (muy caro), el indicador clave es cuando amigos y familiares que claramente no han hecho su tarea y no han entendido el mundo de las criptomonedas o del activo en cuestión te dicen que quieren comprar, que por favor les ayudes a comprar. Ellos claramente se quiere subir al tren, tiene miedo a perderse una oportunidad aparentemente increíble, sentimiento comúnmente llamado “fear of missing out” o FOMO, por sus siglas en inglés, que quiere decir, miedo a perderse el tren.


Los inversionistas que ya llevaban rato comprando y vendiendo criptomonedas y que tuvieron la frialdad de reconocer este momento y de tomar acción vendiendo, hicieron fortunas. Cabe resaltar, se dice fácil pero es muy difícil comprar en el momento correcto (cuando todo está barato), aguantar las fluctuaciones y vender en el momento correcto. Esto va en contra de nuestros sentimientos y emociones. Nuestros impulsos constantemente nos traicionarán, tratando de motivarnos entre el miedo y la avaricia. Son después de todo, los dos sentimientos que dominan cualquier mercado de valores.


A finales de este año 2018, el valor de la bolsa de criptomonedas ha caído fuertemente. De marcar un valor total de poco más de $800 mil millones de dólares, ahora vale poco menos de $150 mil millones. Las monedas más fuertes y robustas, con los mejores y más probados proyectos y equipos de trabajo así como las más nuevas y riesgosas han caído en promedio entre 90-95% de su valor máximo. Estamos en un punto crucial, en cuestión de valuación y precios el reloj a retrocedido al primero de octubre de 2017, la última vez que el mercado estaba en $150 billion.


El precio, y por ende la popularidad de Bitcoin y las criptomonedas, ha caído; mucha gente ha perdido mucho dinero (otros lo han ganado). Es ahora cuando los inversionistas inteligentes están hacienda la tarea, y comprando a descuento criptomonedas de proyectos realmente increíbles, algunos de los cuales seguramente serán gigantes tecnológicos en las décadas siguientes y recompensarán generosamente a aquellos que crean e inviertan en sus proyectos.


La historia se repite de manera casi idéntica, basta conocerla para identificar tendencias claras que nos pueden ayudar a capturar mucho valor. Claramente ya se nos olvidó que en medio del auge de la industria .com, en la cual con sólo presumir que tu negocio ya tenía su página web los inversionistas se peleaban por invertir en tu proyecto, a finales de 1999, en la cúspide de la euforia por las empresas de internet como Amazon.con y Pets.com, Amazon mostraba acciones a un valor histórico de $113 dólares. Dos años después, cuando la burbuja reventó, estas mismas acciones se llegaron a vender a un mínimo de $5.51, una pérdida de 95% de su valor. Para este momento, entendiblemente nadie quería saber nada ni mucho menos invertir en empresas de internet de Silicon Valley, ¿te suena familiar la tendencia?


Imaginemos que eras de los pocos que creyeron en Amazon.com y el proyecto de su fundador Jeff Bezos, y compraste $100 dólares de acciones a $6 dólares cada una. Asumamos que se te olvidó que las tenías arrumbadas y 17 años más tarde (octubre del 2018) te diste cuenta que las tenías y las vendiste a un precio de nada más y nada menos que de $2,000 dólares por acción. Si este fuse el caso habrías convertido esos $100 dólares en $33,320 dólares habiendo multiplicando el valor de tu inversión por 333x.


Pensarías tal vez que estas oportunidades sea han esfumado, que ya no existen. Piénsalo dos veces, ahorita el mercado de criptomonedas está de mega descuento, igual que Amazon en 2001.


Cuando una televisión del buen fin o unos pantalones en el centro comercial están en descuento, la gente corre a comprar, en ocasiones se pelean y se arrebatan si las etiquetas rojas están lo suficientemente jugosas, en contraste, cuando el mercado financiero o de criptomonedas está a descuento todos salen corriendo, aunque esté todo a 95% de descuento. Eso sí, cuando los precios están estratosféricos todos regresan y se arrebatan todo lo que se venda.


Si tú tienes el gusto por las finanzas, por invertir y hacer crecer tu dinero, sólo tienes que aprender a controlar tus impulsos y emociones, conocer un poco del mundo de las finanzas y de las criptomonedas y estarás bien posicionado para hacer mucho dinero.


Más información:

https://tegger.io/

https://facebook.com/teggerproject/

@TeggerProject 

___________________________

*Las columnas de opinión de CC News reflejan sólo el punto de vista del autor.


Otras columnas de José María Ramos:


OPINIÓN: Te presentamos el #BitcoinChallenge de 500 días

OPINIÓN: La energía del futuro, directo de la cañería

OPINIÓN: Lo que tienes que saber de Blockchain, la tecnología de moda

ETIQUETAS: noticias Comercio finanzas
REFERENCIAS:
José María Ramos José María Ramos

Especialista en refinería de petróleo, biocombustibles e innovación tecnológica enfocada a start-ups.

COMENTARIOS