¿Cómo vive ahora el mono capuchino de Reforma?

Cultura ColectivaMiércoles, 9 de mayo de 2018 18:49

shares
mexico como sigue mono capuchino de reforma

Según informes de la Profepa, desde su captura, el mono ha ganado peso y está mejor de salud; nadie lo ha ido a buscar para llevarlo a su antigua casa

La segunda quincena de marzo fue cardíaca para los más interesados en los grandes temas de relevancia nacional; pues desde entonces, 14 días de intriga profunda pasaron entre que apareció un pequeño mono capuchino por lo alto de las ramas de los árboles de Lomas de Reforma y entre que lo atraparon las autoridades para definir su estado de salud e investigar a quién pertenecía.


Pero si no sabes de lo que hablamos, porque viviste debajo de una piedra o porque eres de latitudes muy lejanas a la Ciudad de México, aquí un breve resumen de lo que pasó desde la mañana del 27 de marzo.


como sigue mono capuchino de reforma 1

El día en que el mono perdió su libertad. ¡Hasta la victoria siempre! (Foto: Profepa).


Para los que saben todo y no se han perdido ni un solo meme, las explicaciones sobran, así que sólo resta decirles que el estado de salud del mono desde el día de su captura ha ido para mejor y hasta se ha puesto más gordito, «ganado peso», como le dicen los veterinarios.


Y es que según el informe de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) al diario El Universal, el mono capuchino de Reforma no ha sido reclamado por nadie, así que está bajo resguardo de la institución y lo tienen conviviendo con hembras de su misma especie.


Después de descartar que el mono era del zoológico de Chapultepec, se esperó a que alguien lo reclamara y así aclarar su procedencia, pero hasta ahora nadie ha hecho nada, así que el paradero del mono, símbolo revolucionario y de rebeldía para algunos, y de negligencia y maltrato animal para otros, sigue a la expectativa de su destino mientras mira la vida pasar desde una prisión preventiva, «hogar temporal», como también le dicen los veterinarios, hasta que se tome la decisión de seguir rehabilitándolo, llevarlo a un zoológico o reintroducirlo a la vida silvestre, de donde nunca debió salir.


Podría interesarte:

Matar a los monos de Brasil es una garantía de epidemia de fiebre amarilla

Delfines rosas y monos cola naranja entre las 381 nuevas especies descubiertas en el Amazonas

Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS