Cómo me convencieron de no suicidarme

Mariaisabel MotaDomingo, 9 de septiembre de 2018 15:48

shares
mexico como me convencieron de no suicidarme

No tengo idea de cuántas veces me he querido suicidar. Lo que sí sé, es cuáles han sido las únicas palabras que me han detenido de hacerlo.


Soy Maríaisabel Mota. Social Media Lead de Cultura Colectiva News, escritora, y paciente psiquiátrica desde hace 18 años. Además estoy escribiendo El Depre Book, y ya que existe el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, les voy a contar mi más reciente encuentro con ese monstruo. 


Hace 4 meses tuve una crisis suicida. Para nada fue la primera.... El día había comenzado increíble. Tenía chamba, los compromisos estaban organizados, programados, sabía qué haría y dónde y con quién. Mi síndrome de ansiedad se alimenta de la falta de control en los detalles, así que saber qué plan con el día, es uno de los mejores momentos de mi vida. Fui a trabajar, vi a un amigo querido, conocí gente sin que eso significara que me pusiera mal. Todo hermoso.


Entonces dos personas importantes en mi vida me cambiaron la jugada: una olvidó que había quedado de acompañarme a un compromiso importante y además me dijo mentiras sobre la cancelación y la otra persona me humilló públicamente (en vivo, no en Facebook como pasa ahora siempre), horas después lo hizo en Twitter. Y sí, Twitter para mí es la vida real, porque de ahí como (trabajo como socialmediera / escritora / editora / maestradigital). Y que esa persona haya hecho esas dos exposiciones de elegancia pública y consideración por alguien a quien dijo querer (también muy públicamente) tenía una consecuencia brutal: me quedaría sin trabajo.


Lee también: ¿Qué se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Suicidio?


como me convencieron de no suicidarme 1

A la izquierda María en día perfecto. A la derecha, María pensando en suicidarse. Sólo hay 12 horas de diferencia. ¿Se nota o no? (Foto: CC News)


Y mi monstruo de la depresión se alimenta de la angustia de no poder proveer para mi familia. La imagen del refri vacío, de que quienes vivimos en mi casa no tengamos lo básico, me aterra al punto del bloqueo mental. Dejo de pensar, de oírme, y sólo escucho historias donde todo se pondrá peor cada vez. Las imágenes me abruman, y termino recordando que siempre me he querido suicidar, y ya, no puedo pensar en nada más. 


En ese momento saqué el frasco de medicinas. No me detuve a ver qué había, a ver si alcanzaba para de verdad matarme, no revisé si la combinación era adecuada para morir sin tanto dolor. No escribí una nota, no busqué la música perfecta para acompañar el momento. No. Estaba tan mal que simplemente abrí el primer frasco que encontré, lo vacié en mi mano y me la llevé a la boca. Entonces oí la voz de mi prima: “Nunca en desesperación, mailob. Así no”. Y luego la de mi roomie: “¡Ya cállate!”, seguida de su risa. Y solté las pastillas. Y por fin pude respirar mientras lloraba.


Les escribí a ambos, les dije lo que pasaba y me fui a casa de ella, y ahí llegó mi roomie.


como me convencieron de no suicidarme 2

Hablar de suicidio, de depresión de lo que nos aqueja a nosotros "los locos" me ha ayudado siempre. Saber que le ayudo a alguien con ello, más. (Foto: El Deprebook)


¿Por qué no me he suicidado?

Nadie me lo creería (salvo por algunos profesionales que me han atendido), pero la primera vez que lo pensé, no tenía ni 7 años de edad. Y me acuerdo perfecto de todo. Claro, no sabía que lo que quería hacer era suicidarme, yo lo que quería era que hubiera silencio dentro de mi cabeza. No me aventé de la azotea porque me dio culpa caer bajo la ventana del comedor de mi madre. No quería que la pasara mal. 


A mí me ha detenido miles de veces la culpa, la idea de hacerle daño a alguien con mi muerte. Pero curiosamente la idea de que mi locura todos los días le hace daño a quienes me quieren, también me orilla al suicidio.


Lee también: Suicidio: la segunda causa de muerte entre jóvenes mexicanos


Hablar de esto, no sólo de mí historia, de la de muchos que me hacen favor de leerme, me ha ayudado a perderle el miedo al suicidio, y perdiéndole el miedo es como he aprendido a controlar a esa bestia. 


Me tomó mucho tiempo entender que había millones de personas como yo: deprimidas, que andamos por la vida sin entenderla, sin darle el golpe, como si no nos llenara. Ahora que sé que somos millones, y que todos necesitamos lo mismo: sentirnos entendidos. 


El estado mental en el que vivimos sería para una persona sin depresión como vivir agotado, borracho, enojado y triste al mismo tiempo pero durante todo el día, todo el tiempo. Cuando estamos suicidas, es eso más la intensidad que nos provoca la desesperación. Si alguien nos ve, si alguien conecta con nosotros, nos salva de esa locura que sentimos.


Así que, te digo a ti que no padeces esta locura: puedes ayudarnos. Y por favor hazlo. No dudes. 

Un abrazo sincero, que nos haga sentir entendidos, es la cereza del coctel de medicinas, terapia, ejercicio, que muchos de nosotros hacemos todos los días para sobrevivir. Y puede cambiar para siempre nuestra historia, y la tuya. Por siempre serás esa luz que nos salvó de la oscuridad.


Pero si ya lo intentaste, si alguna vez quisiste ayudar a alguien en ese momento y no se pudo, por favor no te culpes. Todo lo que hiciste para ayudarnos fue tomado en cuenta, es la locura la que nos llevó al suicidio, no tú. 


Lee también: ¿Por qué es importante el Día Mundial para la Prevención del Suicidio?


Muchas gracias a todos los que a lo largo de mi vida me han ayudado en cada uno de esos momentos en que he querido bajarme el switch. De niña decía: llego a los 30, y me bajo de aquí. Cumplí 8 más que esa meta con muchísimo trabajo. Y valió la pena. Mi vida empezó a los 41, incluso en ese momento hace 4 meses, sabía que es la locura la que quiere que me suicide, y ahora, cada vez que me coquetea me acuerdo de la risa de la gente que me quiere, y ni siquiera entro en desesperación. 


Si quieres leer más sobre cómo vivir con depresión aunque quieras morir en el intento, pásale al Depre Book. Y si algún día estás en crisis, échame un tuit. Siempre estoy para "nosotros los locos", porque "somos otro cosmos".


Podría interesarte:

10 películas sobre suicidios que pueden salvar a alguien de quitarse la vida

ETIQUETAS: Salud mental editors choice
REFERENCIAS:
Mariaisabel Mota Mariaisabel Mota Social Media Lead

Escritora, vivo en eterno Social Media Rehab. Creo en la Revolución Fiscal, los efectos curativos del café y las propiedades terapéuticas de las Maruchan. Estoy escribiendo @ElDepreBook. Crazy Cat Lady. Surfeo el caos.

COMENTARIOS