Nadie se salva: changarros y puestos de la calle también padecen extorsión

Cultura ColectivaJueves, 17 de enero de 2019 18:52

shares
mexico extorsiones a changarros

La delincuencia no perdona, extorsiona parejo: puede ser al dueño de un puesto de tamales como el que vende ropa en una pequeña tienda.


Ya se sabe que la delincuencia no discrimina, afecta a ricos y pobres, y en la Ciudad de México lo mismo la padecen los grandes empresarios que los dueños de un microchangarro, incluso no se salvan las personas que tienen un pequeño puesto en la calle.


En el caso de los pequeños comerciantes empieza con un préstamo, generalmente va de los 2 mil hasta los 60 mil pesos, cantidad que se convierte en una deuda impagable y después se traduce en trampa hasta convertirse en extorsión.


extorsiones a changarros 1

Los ambulantes son de interés para los supuestos prestamistas. (Foto: E-C


El método se conoce como “gota a gota”, fue instalado en México desde 2015 por grupos sudamericanos, principalmente colombianos. El nombre deja ver el modus operandi: se trata de quitarle dinero al comerciante en pequeñas cantidades hasta que lo convierten en deudor y víctima.


Lee también: Abuelitos, los que más sufren de extorsiones y robos


Esta semana, la jefa de gobierno de la Ciudad, Claudia Sheinbaum, dio una conferencia en la que comentó detalles de este delito:

Este sistema genera ganancias de hasta 100 millones de pesos a la semana y tiene como uno de sus centros de operación la Ciudad de México e influencia en muchas entidades del país. La red de prestamistas está integrada por cerca de mil 500 personas sudamericanas que llegaron a México como turistas, y desde 2015 comenzaron a entregar tarjetas para darse a conocer en mercados y pequeños comercios de la capital y otras entidades


La aparente ventaja que ofrecen los prestamistas, que es no firmar ningún documento, forma parte de la trampa; cuando no se paga y se intimida al deudor, no hay un documento que indique el nombre del acreedor.


Cada prestamista-cobrador tiene una ruta asignada y los cobros se hacen diariamente, así lo dijo la secretaria de Gobierno Rosa Icela Rodríguez:

Una vez aceptado el crédito, los cobradores acuden todos los días en moto, y quienes no pagan la cuota son víctimas del robo de su mercancía, amenazas y golpes. Los afectados no pueden interponer denuncia porque el préstamo se hace de palabra.

Según las autoridades, esta red está integrada por unos 1,500 colombianos que llegaron como turistas y se asentaron en la Ciudad de México y aprovecharon las carencias financieras de los comerciantes informales.


Si eres asiduo comprador de un changarro, recomiéndale a tu marchante que no caiga en la tentación, que mejor junte un varo para sus compromisos y no acepte préstamos de dudosa procedencia.


Te podría interesar:


Extorsionan y obligan a dueños de la Roma-Condesa a vender drogas

Los cabecillas que controlan la extorsión y droga en la Roma-Condesa

ETIQUETAS: Política ciudad de méxico
REFERENCIAS:
Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS