Ana Roberta murió por una contusión profunda en su cabecita

Lau AlmarazViernes, 30 de octubre de 2020 9:53

shares
mexico

La pequeñita fue asesinada por su madre y por su padrastro, quienes fingieron un secuestro para ocultar el crimen.


Una contusión profunda en el cráneo. Esta fue la causa de muerte de la pequeña Ana Roberta Estrada Cavazos, quien fue asesinada por su propia madre y su padrastro, quienes presuntamente fingieron un secuestro para ocultar el crimen.


La Fiscalía de Nuevo León confirmó como homicidio el caso de esta niña de apenas tres años de edad, quien fue encontrada sin vida en un baldío aledaño al arroyo de Topo Chico, en el municipio de Apodaca, en Nuevo León, luego de ser reportada como secuestrada por parte de Ana Karen 'N', su madre.

 1


Presentaba también el Síndrome del niño maltratado

Luego de las confesiones de la madre y de padrastro respecto a este crimen, elementos del Ministerio Público catearon el domicilio en donde vivían los presuntos asesinos junto con Ana Roberta. Las agresiones, determinaron, se cometieron en dicho particular en donde se dieron cuenta que la pequeña también padeció del Síndrome del Niño Maltratado.


Indicaron también que la causa de muerte de Ana Roberta fue una contusión profunda de cráneo, provocada por las lesiones causadas por los golpes propinados no sólo por su madre, sino también por su padrastro. Ana Karen 'N' llevaba tan sólo una semana y media de haberse mudado con este hombre de 48 años, en un domicilio en la colonia Mujeres Ilustres.


¿Qué es el Síndrome del Niño Maltratado?

Es una forma grave de maltrato infantil causada por una sacudida violenta de tan sólo cinco segundos. Las lesiones ocasionadas por sacudir a un bebé en la mayoría de los casos ocurren en niños menores de dos años, pero se pueden observar en niños de hasta cinco años de edad.


Cuando un bebé o un niño es sacudido, su cerebro rebota contra el cráneo. Esto puede ocasionar hematoma cerebral (contusión cerebral), inflamación, presión y sangrado dentro del cerebro. Las venas grandes que se encuentran a lo largo de la parte exterior del cerebro pueden romperse, ocasionando más sangrado, inflamación y aumento de presión. Esto fácilmente puede causar daño cerebral permanente o la muerte.


Podría interesarte:

Encuentran el cuerpo de una niña de 3 años en un baldío en Apodaca, Nuevo León

Padres de Ana Roberta inventaron secuestro y asesinaron su hija de 3 años

ETIQUETAS: noticias
REFERENCIAS: Medline Milenio
Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS