Amor propio en épocas de amor propio

Lau AlmarazMartes, 1 de junio de 2021 20:03

shares
mexico

Alessandra Rojo de la Vega y Fabiola Campomanes hablan sobre estas épocas en la que el amor propio nos puede salvar de las crisis.


Quizá el amor propio ha tomado fuerza en los últimos años debido al empoderamiento que las mujeres hemos tenido a través del feminismo. Aceptarnos como somos, sentirnos bien con nosotras mismas, querer a nuestro cuerpo como es, aplicar la sororidad… Esas acciones llevan a eso que muchas veces nos cuesta practicar: amarnos a nosotras mismas. 


En esta ocasión, Alessandra Rojo de la Vega, vocera del Partido Verde, habla con Fabiola Campomanes sobre el proceso que ambas tuvieron que llevar para aceptarse como son, sin necesidad de seguir cánones de belleza establecidos por la industria a la que también la actriz en algún momento representó. 




‘Envejecer es algo terrible en esta sociedad’

Desde su experiencia, Fabiola Campomanes habla sobre lo que tuvo que pasar para seguir siendo parte de un estándar de belleza que, en sus épocas, implicaba tener un gran bronceado y un cuerpo espectacular. Confesó que las manchas que tiene en la cara fueron consecuencia de esos bronceados que ahora quizá le parezcan innecesarios, pero que en esos momentos la hacían sentir con la obligación de cumplir un estereotipo de belleza. 


Esto también provocó que quisiera quitarse los años para no ser condenada por su edad, en una sociedad que te condena por envejecer, sobre todo si eres mujer. “Envejecer es una cosa terrible en esta sociedad, que no nos vengan a vender esta idea de ‘si ya tienes más de 40 ya no puedes hacer nada de tu vida’. ¿Qué pasa? Las mujeres se están deprimiendo, los hombres también. Si no llegaste al éxito, si no tienes tanto dinero, si no tienes tantos bienes ya no vales nada, ¿quién dice?”, reflexiona Campomanes. 


Para este efecto, ambas aseguran que lo que tenemos que hacer las mujeres es romper estigmas de juzgar y de generar una opinión no sólo de nuestro cuerpo al hacer críticas severas, sino también contra el cuerpo de otras mujeres, reduciendo también la brecha de violencia entre las mismas mujeres. 

 1


Los ataques con ácido y el amor propio

Una de las experiencias que quizá ha marcado también a Alessandra es la historia de una mujer de nombre Elena, quien fue atacada con ácido, una acción que el Partido Verde pretende que se castigue, algo que ya logró en tres estados de la República Mexicana. “Desde el Partido Verde impulsé la iniciativa para que estos ataques fueran castigados con cárcel y no sólo en la Ciudad de México, en todo el país. Fuimos estado por estado para que fueran castigados porque los ataques pasaban en todos lados”, relata Alessandra.


“El trauma no se puede medir, no puede ser que no se castiguen este tipo de delitos tan fuertes, tan graves”, agrega Fabiola. “No podemos quedarnos ahí, hay que trabajar lo de adentro, lo que te hace feliz, lo que te pone bien. ¿Cómo te hablas a ti?”, dice Fabiola. 

 2


Impulso de la reproducción sexual y una menstruación digna

Por otro lado, se hizo alusión al impulso de la educación sexual, en temas como la menstruación digna y la reproducción sexual. El Partido Verde provocó que se aprobara la iniciativa para regalar copas menstruales, toallas, tampones, para apoyar a las mujeres que no tienen posibilidad de comprarlas. 


ETIQUETAS: noticias
REFERENCIAS:
Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS