OPINIÓN: Más allá del ganador, estas elecciones tratan de aprender a ser una democracia

Cultura ColectivaViernes, 1 de junio de 2018 9:47

shares
mexico democracia en las elecciones de mexico

¿Qué implica que en estas elecciones gane la izquierda? No se trata de un personaje, sino de una democracia, nos explica Alex Ruelas


Conforme se acerca la elección, se vuelve cada vez más claro que esta puede ser una de las más importantes de la historia. No tanto por elegir al "mono" que va a vivir en Los Pinos seis años, sino porque tenemos la oportunidad de convertirnos en una democracia de verdad.


Hasta ahora no funcionamos como una. Instalamos casillas, vamos a votar, contamos boletas y anunciamos ganadores. Un día cada cierto número de años participamos en un simulacro de lo que es ser un país democrático. Pero se necesita mucho más que esa pantomima para considerarnos como tal.


democracia en las elecciones de mexico 1

Tenemos la oportunidad de crear una verdadera democracia en México estas elecciones. (Foto: Síntesis Nacional)


Para empezar, no podemos llamar "democrático" a un estado que apenas sabe lo que es ser gobernado por dos partidos distintos. Menos cuando el segundo sexenio del PAN empezó ahogado en acusaciones de fraude. Si en cualquier otra nación un candidato ganara por un margen menor a 1 por ciento, el asunto se iría a segunda vuelta. De menos se contaban todos los votos. Acá no, aunque la omisión sumiera en una crisis de credibilidad a todas las instituciones.


Luego regresamos al domador de sobra conocido y nos acostumbramos otra vez a los viejos trucos. Dimos por sentado que las trampas son una parte intrínseca de la democracia. Aceptamos el reparto de despensas, las tarjetas de Monex y los rebases de topes de campaña como gajes del oficio. Admitimos que la corrupción no se va a acabar nunca y abrazamos la desconfianza en el sistema como parte de vida.


Nos adaptamos a la tierra donde nunca pasa nada. En el país que reduce los escándalos más inverosímiles a chisme de tres días, donde ya ni destapar estafas maestras es útil, ¿por qué esperaríamos algo diferente en materia electoral? Estamos tan entumidos por la falta de consecuencias que nos indignamos diez minutos y luego se nos pasa. 


democracia en las elecciones de mexico 2

En México solemos indignarnos 10 minutos y luego se nos pasa. (Foto: Noticieros Televisa)


Las encuestas presagian el inusitado triunfo de la izquierda. Si ocurre, lo más valioso no será el nombre del nuevo presidente, sino el cambio en sí. El sistema político se va sacudir. Eso, con un poco de suerte, nos sacará del letargo y nos permitirá empezar a trabajar como una democracia seria.


Podríamos iniciar por comprender, por ejemplo, que es normal ser oposición. Siempre habrá ganadores y, como esto no es primaria Montessori, habrá perdedores. Los derrotados tienen que tomar esa incontenible rabia que provoca la capitulación y concentrarla en no dejar al nuevo gobernante pasarse un centímetro de la raya.


Que las cuentas de las licitaciones cuadren hasta el último maldito centavo. Que los resultados de los programas sociales se demuestren en números fríos como nuestros corazones. Que las propuestas de ley se discutan hasta la más insignificante coma. Que nuestros impuestos se hagan rendir como quincena de Godínez. 


Podríamos también volver a discernir entre cosas que son sanas y otras que no. Es saludable el choque de ideas. No lo es desacreditar al oponente con campañas basadas exclusivamente en el miedo. Es correcto que cada quien defienda sus intereses económicos. No lo es que los empresarios abusen de su posición para manipular al sistema o para presionar políticamente a sus empleados. Es deseable allanar el camino a los candidatos independientes. No lo es que el tribunal les acepte firmas falsas.


Despertar nos confirmará la necesidad de manifestarse contra las conductas nocivas. Ya sea en la calle o tu red social de confianza, nada de malo tiene evidenciar tropelías. Seas de izquierda o derecha, es chamba de todos apretar la correa a los políticos.


Gane Anaya o AMLO, el cambio nos debe poner de nuevo en alerta. No será más la farsa de siempre, a la cual ya nos volvimos tolerantes. Ahora, al menos estaremos convencidos de estar a favor o en contra y la alteración en el ambiente nos debería dar energía para auditar cada movimiento del gobierno entrante.


democracia en las elecciones de mexico 3

Estas elecciones no debe haber duda de un ganador ni apagarse la oposición. (Foto: El Diario de Yucatán)


Ojalá comprendamos también que la democracia requiere más de nosotros. No basta votar, hay que saber por quién se vota y qué diablos está haciendo una vez sentado en su nueva oficina. En Estados Unidos, por decir algo, existe una aplicación para dar seguimiento a cada iniciativa que vota tu legislador local desde la comodidad de tu celular. En México muchas veces no sabemos siquiera cómo se llama el diputado de nuestro distrito, mucho menos quién lo financia o si en realidad hace algo por nosotros.


Idealmente, el despertar político nos hará vislumbrar que defender la salud del sistema es más importante que defender las propias ideas. Es por el hecho de que vivimos en democracia que tú tienes chance siquiera de pensar cómo lo haces. Esa libertad colectiva es mucho más valiosa que cualquier filosofía individual.


Así que vamos a las casillas, no para ganar las elecciones sino para ganar conciencia. La única manera de echar esto para adelante es, una vez más, estar despiertos.


Por Alex Ruelas.


*Las columnas de opinión de CC News reflejan sólo el punto de vista del autor.

Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS