OPINIÓN: Un adiós a Don Luis Maldonado Venegas

Cultura ColectivaMiércoles, 1 de mayo de 2019 17:49

shares
mexico luis maldonado venegas

Un colaborador de Luis Maldonado Venegas se despide de su maestro.


Por Rodrigo Briseño Said.


Don Luis, no hay palabras suficientes para poder describir a uno de los hombres más brillantes que ha pisado esta tierra, su tierra, su querido México. Quisiera reconocer en este muy, pero muy pequeño homenaje a un hombre cuya misión en esta vida era trascender, y lo hizo.


Desde muy joven tuvo una vocación de servicio sin igual, se desempeñó en cargos públicos, fue un funcionario de excelencia. No conozco a nadie que haya amado lo que hacía tanto como él. Don Luis me enseño que el trabajo y la preparación constante son las mejores herramientas que uno puede tener. Gracias a él y a Laura pude terminar mis estudios, pero también me enseñó que el trabajo en equipo existe a todos los niveles, que nadie puede brillar solo, y que los reconocimientos públicos no son tan importantes como el valor del trabajo honrado, desinteresado y entregado.


luis maldonado venegas 1

(Foto: Especial)


Luis fue pieza fundamental para el desarrollo educativo, cultural y humano en el país. Fue pionero de la comunicación política y destacado estratega casi de cualquier índole. Cuando a mi JEFE se le presentaban problemas grandes, sus soluciones eran aún más grandes, extraordinarias, siempre encontraba la manera de resolver. Al estar él en una sala, imperaba la tranquilidad porque él sabía lo que se tenía que hacer. Siempre supo qué camino tomar. Ese era Luis, una persona sumamente capaz de responder ante cualquier situación. Un ser humano como pocos. Estoy seguro que muchos tenemos decenas de recuerdos e historias con él, y es imposible recapitularlas todas.


Tener una plática con Luis era una clase de Historia, Política y humanismo. Siempre nos salpicó con su conocimiento sin igual. Impresionaba su forma de articular hasta el más mínimo detalle para que todo saliera casi perfecto, decía que lo importante estaba en los detalles. Luis dejó un vacío muy grande en este mundo pero también una huella enorme por todo el cariño y aprendizaje que regó por doquier. Dio amor en cantidades que pocos podemos imaginar, era un ser sumamente compartido en todos los sentidos. Hacía posible lo imposible, y convertía un camino de obstáculos, en una vía rápida. Luis era mágico, siempre lo he dicho. Dudo que exista un ser con la variedad de cualidades que él tenía, mi líder era único.  


En un reconocimiento muy personal y muy breve, quiero agradecerte Luis por dejar tus enseñanzas en cada paso que dabas.


Gracias Luis, por el privilegio de crecer a tu lado.


Gracias Luis, por ser el mejor maestro que alguien puede tener.


Gracias por dejarme formar parte de tu familia y de tu equipo más cercano.


Hace apenas unos días estábamos platicando y bromeando, claro que el que contaba las chistes era él…


Querido Luis, se ha ido tu cuerpo de esta vida, pero tu alma y todo lo que has dejado a tu paso sigue en pie, tu gran legado. Soy parte de una o varias generaciones que tuvimos la fortuna de conocerte, gracias Luis. Hoy estamos en deuda contigo.


Sin duda México hoy despide a uno de los más grandes políticos e intelectuales que ha existido.


Gracias por tanto.

_______________

*Las columnas de opinión de CC News reflejan sólo el punto de vista del autor.

Fotografías archivo CC.


Podría interesarte:


Muere Luis Maldonado Venegas, extitular de la SEP

ETIQUETAS: Política
REFERENCIAS:
Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS