"Estaba destrozada física y moralmente": Tania abortó con pastillas en México

Regina MendozaMartes, 28 de agosto de 2018 18:23

shares
mexico testimonios de mujeres que abortaron en mexico

Esta es la segunda parte de #YoAborto, una serie de 5 testimonios de mujeres que abortaron en México. Además, nos compartieron su opinión respecto a la legalización en el país.


*Foto de portada: María Ruiz.


El aborto en México

Hoy es un buen momento para hablar de la legalización del aborto en México. Porque a pesar del escepticismo y del pesimismo consecuente de lo que sucedió en el Senado argentino, donde los hombres, en su mayoría, frenaron el proyecto de ley que permitiría la suspensión del embarazo, cada día hay más mujeres dispuestas a dar la cara y a luchar por que el aborto, a petición de la madre y no sólo en caso de violación, sea legal en todo el territorio mexicano (en todo el mundo, vaya) pues eso es válido únicamente en la capital mexicana, donde se aprobó el 24 de abril del 2007.

 

Desde aquel entonces, y hasta el 2017, se practicaron 176 mil abortos en la CDMX, una cifra tan alta por una sencilla razón: en el resto de las entidades sólo lo permiten en caso de violación; todos lo permiten cuando hay riesgo para la vida de la mujer excepto en el caso de Guanajuato, Guerrero y Querétaro y únicamente en Yucatán se permite si hay factores económicos de por medio, es decir, cuando la mujer ya ha dado a luz tres o más veces.


testimonios de mujeres que abortaron en mexico 1

 (Ilustración: Peligrro/ CC News)


Y por eso, 5 mujeres nos contaron su testimonio, para comprender, desde sus historias, lo urgente que resulta el aborto legal, seguro y gratuito. Porque tal como ellas lo enuncian, el aborto seguirá existiendo mientras existan mujeres en este mundo. Esta es la segunda parte de #YoAborto, una serie de 5 testimonios de mujeres que abortaron en México. 


"Mi cuerpo rechazó el DIU": El testimonio de Tania Jiménez

En el 2006, cuando tenía 19 años, Tania descubrió que estaba embarazada, y a pesar de lo difícil que fue decirle a su familia y a la de su esposo que iban a ser padres, realmente se sentía "con la fuerza para afrontar lo que pasara", así que así lo hicieron. Su hija nació en mayo de 2007. Pero Tania no quería volver a pasar por ese proceso tan difícil moral y económicamente, lleno de cambios para los que realmente no estaba preparada. Así que decidió ponerse el dispositivo intrauterino DIU, un método anticonceptivo reversible, después de tener a su hija.

Lamentablemente, a los 10 días fui al médico porque era muy molesto, mdijeron que mi cuerpo lo había rechazado y lo tenia 'casi afuera'. Mi esposo ganaba muy poco, el mínimo para ser exacta y los gastos con mi hija eran bastantes. Decidí meterme a trabajar, tenia dos meses de haber entrado y ganaba más que mi esposo. Apenas empezábamos a mejorar económicamente.

testimonios de mujeres que abortaron en mexico 2

En México, el aborto sólo es legal a petición de la madre en la capital. (Foto: Daniel Lobato)


Métodos anticonceptivos "poco confiables"

Mi esposo y yo nos cuidábamos con métodos anticonceptivos poco confiables como el coito interrumpido y en el 2008 cuando mi hija tenía un año y yo 21 quedé embarazada nuevamente.

Cuando las familias de Tania y su esposo se enteraron, se molestaron.

La presión era mucha con una hija de un año, ganando poco, pagando renta, pediatra y mil motivos más que terminaban con la poca fuerza que tenía. Sentía muchas ganas de ser madre nuevamente, lo amaba sin conocerlo, lo sentía dentro de mí y sólo deseaba tenerlo en mis brazos y conocerlo.

La familia de su esposo se mostró muy molesta y no tocaban el tema, como si no sucediera. Los padres de Tania se habían divorciado y su papá, en ese tiempo, no le hablaba; solo tenía el apoyo de su mamá. Entonces le contó a una prima y ésta le habló de unas pastillas que se meten en la vagina y provocan el aborto. Después le contó a su esposo y él dejó la decisión en sus manos.

La decisión ha sido la más difícil de toda mi vida porque realmente no quería hacerlo pero fue la única solución que encontré en ese momento.

testimonios de mujeres que abortaron en mexico 3

(Foto: Daniel Lobato)


Malos tratos en las clínicas de la CDMX

En ese momento apenas estaban legalizando el aborto en algunas clínicas de la ciudad de México y al acudir por información a una de ellas me trataron de lo peor. Por lo que decidí hacerlo con las pastillas que me había dicho mi prima.

Fue ese mal trato, precisamente, lo que la orilló a buscar otros métodos para suspender su embarazo, legalmente o no, en una clínica o no, algo que, como a Tania, le sigue sucediendo a muchas mujeres que tienen que arreglárselas por ellas solas, algo recurrente para las mujeres mexicanas, que no ven ayuda en ningún lado, mucho menos en las leyes.


testimonios de mujeres que abortaron en mexico 4

(Foto: María Ruiz)


Abortar con pastillas

Tania no sabía como iba a ser el proceso, sólo le dijeron que las pastillas se metían a la vagina y el feto salía. Así que "temerosa" de lo que iba a pasar, se fue un fin de semana a la casa de su mamá, compró las pastillas un viernes por la noche y las metió en mi vagina.

Al otro día por la mañana ya tenía sangrado pero con una cantidad moderada. Y creí que era todo, como una menstruación 'normal', porque tenia 2 meses de embarazo.

Así estuvo sábado y domingo en la casa de su mamá. Al ver que todo fluía con normalidad, se regresó a mi casa y el lunes se fue a trabajar. Todo transcurría con normalidad hasta que empezó a orinar coágulos de sangre muy grandes, tenía fiebre y dolor en la garganta. El martes volvió a ir a trabajar, por miedo a perder su trabajo. Pero los coágulos eran aún más grandes, la fiebre no cesaba, prácticamente no podía ni pasar saliva por la infección que traía.

Y entonces pasó lo peor que me ha pasado en la vida. Fui al baño y al orinar sentí que algo quedó atorado en la vagina lo jale y era como una bolsa llena de tripas, mi bebé deshecho, lo envolví en papel higiénico, seque mis lagrimas y regrese a trabajar para terminar mi turno.

Saliendo, su madre la acompañó a una cita con el doctor, quien la revisó y le dijo que no podía dejarla salir, que mi vida corría peligro y me quedé para que me practicaran un legrado.


testimonios de mujeres que abortaron en mexico 5

(Foto: María Ruiz)

Después de eso me sentí culpable, moralmente estaba destrozada y físicamente también. Y ni hablar de los gastos que tuve que hacer. El tiempo pasa y aún sigo llorando como si hubiera ocurrido ayer.

"No podemos cerrar los ojos a la realidad. El aborto es algo que pasa en nuestro país", dice Tania, tal como dicen cientos de muejeres mexicanas, argentinas, europeas.

Creo que lo que hace falta es primero asesorar a las personas que desean hacerlo para concienciar el proceso que se vivirá y decidan con seguridad si lo quieren hacer y si es así acompañarlas hasta el final para que se haga en condiciones higiénicas, seguras y reciban terapia posterior al realizarlo porque creo que eso es sólo el comienzo.

Esta fue la segunda parte de #YoAborto, una serie de 5 testimonios de mujeres que abortaron en México. Encuentra las demás historias de #YoAborto aquí:

"No estaba preparada para tener un hijo": Karina abortó en México

"Pedí perdón al ser que estaba dentro de mí": María abortó el día de su cumpleaños

"Decidí responsabilizarme por el mundo y los que vivimos en él": Monserrat abortó en México

ETIQUETAS: Mujeres México legalizacion
REFERENCIAS:
Regina Mendoza Regina Mendoza Editora

Me hubiera gustado nacer en el norte y ser trapstar.

COMENTARIOS