¿Sabes cuánto contamina lo que consumes (o pides por Internet) al otro lado del mundo?

Cultura ColectivaLunes, 9 de abril de 2018 17:39

shares
Medio Ambiente

El 2 % de total del CO2 en el mundo lo produce la industria naviera; ¿qué están haciendo los que pueden y qué podemos hacer nosotros?


¿En qué pensamos cuando pensamos en transporte? ¿Cajas, barcos, aviones, logística? Quizá todo nos viene a la cabeza pero ¿y cuándo pensamos en el CO2 que éstas producen. Más allá de pensar, hay una realidad que está alcanzando a las Islas Marshall, un país insular en el Pacífico, en Micronesia, mismo país que depende de la industria naviera para mantener su economía.


Mundialmente, la industria naviera genera más del 2 por ciento de las emisiones de CO2 y se prevé, según estadísticas, que irá en aumento rápido los próximos años. Nada menor si a la Organización Marítima Internacional (OMI) están adscritos más de 100 países, que tienen que negociar y acordar nuevas políticas para seguir con sus actividades económicas más fructíferas sin llevarse la salud del planeta entre las patas.


Como lo dijo el propio ministro de Medio Ambiente de las Islas Marshall, David Paul: se trata de no dañar el desarrollo de un sistema de producción del que depende gran parte de los ingresos de su país, si no de no equivocarse con las líneas de batalla.


Las Islas Marshall posee el segundo puesto en el ranking de barcos registrados para transporte en el mundo. Pero ni con todas las ganancias que eso implica, y son conscientes, se alcanzan los altos costos de frenar las altas temperaturas de la Tierra según el Acuerdo de París. «No habrá nada más devastador para el comercio mundial que el costo de tener que tratar de adaptarse a un mundo que es, en promedio, dos, tres o cuatro grados más cálido», dijo con toda la razón sobre la mesa.


cuánto contamina lo que pides por internet 1

Francia, Islandia, Dinamarca, Taiwán y China son las cinco navieras que dominan el mercado con el 43.2 % del total de transportación. Foto: EFE.


¿Y las propuestas?

La semana pasada, en reunión con más de mil diplomáticos y ejecutivos de la industria naviera, Paul lanzó una propuesta de contención y reducción de emisiones en un 50 por ciento como meta para el 2050 (comparado con 2008). Motores más limpios, nuevos diseños de barcos para que naveguen mejor y más rápido las aguas, operar a bajas velocidades para ahorrar combustible, usar velas de alta tecnología y baterías reusables son sólo algunos puntos de la propuesta a la que en palabra se unen países como Brasil, Panamá y Argentina, quienes tampoco pierden la cautela tras revisar sus movimientos y ponderar que su comercio internacional está lejos de buenos mercados y los deja en desventaja de inversión y ganancia a mediano plazo.


A lo que se une el llamado de atención del embajador brasileño en la OMI, Hermano Telles Ribeiro, quien pide poner atención en no discriminar a países exportadores que están lejos de sus mejores mercados. Y que el proceso de descarbonización de los barcos durará más tiempo que para 2050, por lo que la propuesta suena bien en papel pero no en la realidad para países en desventaja comercial.


Los esfuerzos globales por combatir el cambio climático son reales pero requieren de mucha voluntad política y sacrificio de ganancias. ¿Habrá cooperación internacional? Las conversaciones sobre este tema terminarán el viernes de esta semana, según un reporte de David Shukman, de la BBC. Así que queda esperar resoluciones. Mientras, como el comercio internacional no se puede parar, sólo es cuestión de pensar mejor y más de un par de veces qué es lo que verdaderamente necesitamos que nos traigan del otro del mundo, un poco de consumo consciente y responsable (que se traduce en pensar alternativas locales de productos), no le viene mal al planeta, y a la postre, a todos.


Podría interesarte:

Condones para pescar, el ingenioso método cubano para sobrevivir a la crisis

Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS