Así nos puede hundir el "Titanic nuclear"

Cultura ColectivaMartes, 8 de mayo de 2018 16:28

shares
Medio Ambiente rimera central nuclear flotante de rusia

La primera central nuclear flotante de Rusia navega por el Báltico; distintos grupos ecologistas previenen del peligro ambiental que representa


Muchos ya lo conocen como “La Chernóbil flotante” y como el “Titanic Nuclear” y los apodos no son gratuitos pues el barquito al que se refieren es una central nuclear flotante de Rusia que está siendo remolcada de San Petesburgo a Múrmansk, Rusia.


La creación de esta central flotante ha sido polémica desde su propuesta, pues mientras unos argumentan su utilidad para llevar energía a lugares remotos y darle electricidad a poblaciones alejadas de la vida industrializada del planeta, otros sólo ven en su creación una manera más de vulnerar el mar en nombre de un desarrollo y beneficio limitado.


Esta es la primera central nuclear flotante y fue construida de 2007 a 2018. Cuenta con dos reactores nucleares de 35 KW, capaces de darle energía eléctrica a unas 100 mil personas, incluida una zona industrial.


Se planea que a mediados de mayo llegue a Múrmansk, al noroeste de Rusia para abastecerse de combustible nuclear y salir rumbo a Chukotka y luego vaya a Pevek, su destino final, donde se planea que alimente de energía a una planta desalinizadora y otros pozos de petróleo.


La planta flotante, cuyo nombre es Académico Lomonósov, terminó con 10 años de atraso su construcción, justo por eso su paseo por más ciudades europeas de las que se tenía planeado desde el principio.


rimera central nuclear flotante de rusia 1

El Académico Lomonósov siendo remolcado. (Foto: AFP)


Los ambientalistas, sobre todo los de Greenpeace, que han seguido su construcción desde el principio, critican que el proyecto se haya llevado a cabo en una ciudad tan poblada como San Petesburgo y que las pruebas de seguridad se hayan hecho por debajo del agua, aunque los directores del proyecto argumenten que el paseo por el Báltico con los reactores apagados y sin combustible no representan ninguna amenaza para el ambiente.


El reclamo seguirá en la mesa por largo tiempo, o por lo menos hasta 2019, que es cuando operará formalmente el Académico Lomonósov. Y no es gratuito pues su cualidad de embarcación no autónoma (que no puede navegar solo, sino que tiene que ser remolcado) y nuclear no cambiará ni ahora ni en mucho tiempo, y eso implica que un pequeño error significa: devastación de la naturaleza y zonas de cultivos (aunque sea en medio del mar), nacimientos de humanos y animales con malformaciones, cáncer en todas sus presentaciones y enfermedades transmitidas de generación en generación por cientos de años. Sin duda un hundimiento.


rimera central nuclear flotante de rusia 2

Explosión de bomba nuclear detonada por el gobierno francés en el atolón de Mururoa, en la Polinesia Francesa. (Foto: El Confidencial)


Podría interesarte:


Las 12 recomendaciones de EUA ante un ataque nuclear de Norcorea

Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS