Si las moscas no eyaculan a placer, se dedican a beber

Cultura ColectivaViernes, 20 de abril de 2018 15:52

shares
Medio Ambiente moscas eyaculan por placer

Científicos de la Universidad de Bar-Ilan en Israel, comprobaron que las moscas macho que no llegan al orgasmo, eligen líquidos con alcohol


Después de muchos años de observación, distintos científicos notaron un comportamiento habitual en las moscas, uno que sugería que las moscas macho buscan aparearse por placer y, sobre todo, para eyacular. Incluso descubrieron que la relación de estas dos acciones corresponden a un comportamiento generalizado y pues sí: a las moscas macho les gusta venirse.


Para los humanos no es un comportamiento fuera de lo común. Incluso no eyacular para tener un orgasmo durante una relación sexual sería lo atípico. Pero ese no es el plot twist de esta historia, hay más: si las moscas no logran eyacular hasta quedar satisfechas, prefieren ambientes iluminados y olores que les recuerden el acto sexual, además de posarse sobre alimentos fermentados o con cierto grado de alcohol.


moscas eyaculan por placer 1

En resumen: si las moscas no quedan satisfechas, se tiran al vicio, a la copa, al alcohol. Se parece tanto al amor. (Foto: paisajes.bs)


Uno de los inconvenientes por los que la investigación del comportamiento sexual de las moscas por parte de los científicos de la Universidad de Bar-Ilan en Israel no avanzó antes con rapidez, es porque es imposible detectar una cara de clímax en las moscas, por lo que tuvieron que adaptar pruebas de manipulación genética que respondieran a la luz.


Los exámenes consistieron en manipular moscas macho de la fruta que respondieran con eyaculaciones a la luz roja ellas solas, sin coito. La luz activó sus neuronas en el abdomen, que son conocidas por desencadenar eyaculaciones. Los resultados de la investigación llamada Ejaculation Induced by the Activation of Crz Neurons Is Rewarding to Drosophila Males, se dieron a conocer en la publicación Current Biology.


¿Pero si no se les ve la cara de clímax, cómo lo supieron?

Tras el entrenamiento se les puso en contenedores con distintas luces, incluidas la roja, así que luego de pasar un rato en compañía, se les separó y al tener oportunidad de elegir la iluminación, todas optaron por pasar grandes momentos bajo la luz roja que les causaba eyaculaciones espontáneas regularmente. Esto comprobó que les gusta el orgasmo de modo netamente placentero.


Después de asociar la luz roja, la eliminaron e introdujeron los olores, unos habituales bajo la luz roja. Como parte final del experimento, también se les ofreció un par de opciones con alimentos líquidos con y sin alcohol. Después de períodos largos sin pareja, luz roja y olores, la mayoría de estas se fueron por la opción de líquidos con etanol. Quizá para olvidar la pena de no tener placer.


Quién lo diría, ya sólo les hizo falta el cigarrito después de o la revisada de Facebook. Pero cada quien sus placeres.


Podría interesarte:


Los insectos que viven y se reproducen en nuestro rostro desde hace miles de años

Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS