Hoy celebramos el Día de la Diversidad Biológica con la idea de… ¿una nueva ciudad flotante?

Sam AlvaradoMartes, 22 de mayo de 2018 21:38

shares
Medio Ambiente construiran una ciudad flotante en el pacifico

La diversidad biológica es un bien mundial que debe ser protegido, pero ¿esta idea podría ayudarnos a salvaguardar la vida marina?


Hoy 22 de mayo se celebra el Día Internacional de la Diversidad Biológica y nada mejor para festejar que la noticia de que la primera nación flotante podría ser una realidad durante la próxima década. ¿Una qué?


Sí, una ciudad construida en medio del océano Pacífico, con edificios que flotan y toda la cosa. Una ciudad para estrenarse que, por supuesto, necesitaría de personas que la poblaran en caso de que existiera. Pero, ¿qué tan conveniente es esto para el medio ambiente?


¿Y de quién fue esta idea?


De Seasteading Institute, una organización sin ánimo de lucro fundada en San Francisco que acordó con el gobierno de la Polinesia Francesa comenzar a realizar estudios en sus aguas. Se prevé que la nueva nación estaría flotando cerca de la isla de Tahití.


La organización asegura que la construcción de los primeros edificios flotantes podría comenzar pronto y que el núcleo de una ciudad sería habitable en un par de años.


construiran una ciudad flotante en el pacifico 1

La nueva ciudad flotante podría estar cerca de la isla de Tahití, en la Polinesia Francesa. (Foto: El Cronista)


Los beneficios son muchos, según Joe Quirk, presidente del Seasteading Institute. «Si pudieras tener una ciudad flotante, esencialmente sería un país de nueva creación», menciona convencido Quirk a la ABC. También resalta que con esta nación se puede crear «una gran diversidad de gobierno para una gran diversidad de personas».


El proyecto podría dar vida a una nación autónoma que opere con sus propias leyes. Suena atractivo, ¿verdad? Pero no todo son beneficios sociales, ¿qué implica la creación de esta lancha habitable gigante?


Pero el medio ambiente...


Según el presidente de Seasteading, al ser flotante, la nación será inmune al aumento del nivel del mar causado por el cambio climático. Una solución a una problemática humana que atañe actualmente, sobre todo, a países con salida al océano.


Además, Seasteading definió en su plan inicial que las estructuras contarán con techos verdes cubiertos de vegetación y que utilizarán para la construcción material como bambú local, madera, fibra de coco, metal reciclado y plástico.


Sin embargo, ¿qué pasará cuando la nación sea habitable? ¿Qué efectos tendrá directamente en la vida marina cuando haya gente viviendo en sus edificios? La organización asegura que será un lugar sustentable y que están desarrollando mecanismos para que sea eco friendly, es decir, que se reduzca al mínimo el impacto sobre el ecosistema.



Entonces, ¿se va a hacer o no?


La idea de la primera isla creada está siendo financiada a través de coin offering, un concepto reciente que gana fuerza en Silicon Valley en el que se genera dinero por las masas con la creación y venta de una moneda virtual.


Seasteading Institute espera recaudar 60 millones de dólares y comenzar a construir una decena de edificios para el 2020. En enero el gobierno de la Polinesia Francesa aprobó los planes, pues está muy interesado en el proyecto debido al riesgo que corre la población por al aumento del mar.


El proyecto podría ser viable, pero hay que esperar a su ejecución, pues lo más importante es que cumpla la promesa de sustentabilidad ambiental. Y esto debería ser una prioridad no sólo para las naciones venideras, sino para las existentes.


construiran una ciudad flotante en el pacifico 2

La ONU desarrolló una guía científica para la conservación de la diversidad biológica y la utilización sostenible. ¿Será suficiente? (Foto: ParsToday)


Sobre todo hoy que la Organización de las Naciones Unidas festeja 25 años defendiendo la biodiversidad, recordando que la diversidad biológica es un bien mundial y que el número de especies disminuye a un ritmo alarmante debido a la actividad humana.


Fue en 1922 que se realizó el Convenio sobre la Diversidad Biológica, y desde entonces ha sido ratificado por 196 países. Resulta esencial e incluso apremiante seguirnos cuestionando sobre nuestro impacto en el ambiente y sobre maneras de solucionarlo, porque si no, ni mil islas flotantes nos salvarán de la catástrofe que estamos construyendo.


Podría interesarte:


Así es el manatí del Caribe, otra especie en peligro de extinción

¿Cocodrilos con aletas de delfín? Así eran las criaturas acuáticas de hace 180 millones de años

¿Sirven de algo los santuarios de animales?

Sam Alvarado Sam Alvarado

COMENTARIOS