Cementerios de bicicletas en China, una problemática del transporte público moderno

Vicente RendónMiércoles, 20 de diciembre de 2017 18:02

shares
Medio Ambiente

Rentar una bici es muy sencillo, sólo necesitas tener una aplicación y tras haber depositado a la empresa que elegiste, puedes montar en uno de sus vehículos.

Hay veces que cuando queremos ayudar, terminamos perjudicando el doble. China es un país que se caracteriza por su masiva cantidad de habitantes, siendo sus mil 379 millones de ciudadanos una gran problemática en cuanto a la movilidad y gran generación de contaminación.


Gracias a esa inmensa cantidad de habitantes, China se ha convertido en el segundo país que más contaminación genera en el planeta, situación por la cual su gobierno decidió adoptar fuertes medidas. Para fomentar un transporte más limpio y menos estorboso, China decidió desde 2013, fomentar en todos sus ciudadanos el uso de bicicleta como reemplazo del auto.


El gran número de personas en China se ha vuelto una problemática importante. (Foto: Diario del Sur)

 

Aunque se escuche como una buena idea incentivar a los ciudadanos a usar bicicleta obligatoria varios días a la semana, existe la otra cara donde si bien se ha podido revolucionar el transporte urbano y ha recibido inyecciones de capital multimillonarias, también se ha creado un modelo de negocio súper derrochador y aún más contaminante.


Gracias a esa necesidad de contar con una bicicleta para poder moverse, hace un par de años algunas compañías chinas aprovecharon la situación para crear una especie de "Uber de bicicletas". Rentar una bicicleta en China depende del color que elijas, las hay naranja para Mobike, amarillo para Ofo, azul para Bluegogo, y así un sinfín de tonalidades y empresas diferentes que ofrecen tres puntos fundamentales: sencillo, práctico y barato.


(Video: Jorge Ayulo vía YouTube)


Rentar una bici es muy sencillo, sólo necesitas tener una aplicación y tras haber depositado a la empresa que elegiste, puedes montar en uno de sus vehículos por un Yuan por cada media hora de uso. Justamente es gracias a esa cantidad de personas en el país asiático que las compañías se han encargado de desplegar millones de estos vehículos en las principales ciudades.


El gran problema de esta industria se originó cuando distintas compañías comenzaron a ofrecer a los ciclistas la posibilidad de dejar sus bicicletas rentadas donde quisieran, sin tener que ir específicamente a una estación de devolución. La ciudad de Xiamen es uno de los ejemplos más notorios del fracaso de estos sistemas de bicicletas, sólo hay que observar los auténticos cementerios de bicicletas generados gracias a que muchos usuarios abandonan las bicis en calles, plazas y cualquier otro sitio, lo que genera verdaderas montañas de bicicletas acumuladas en desuso.

 

Un cementerio de bicicletas en la ciudad china de Xiamen. (Foto: El País)


Es por ese abandono que la Policía china tiene que llevar a cabo grandes tareas de recolección para llevar estos vehículos a distintos sitios destinados especialmente para su acumulación.


Otro de los grandes problemas de esta industria es que sólo se trató de una moda pasajera impulsada por el gobierno, en otras palabras, hay más bicicletas para no tanta demanda. Bluegogo, la tercera compañía más grande de estos vehículos en China, declaró hace unos días el fin de su actividad derivado de dificultades financieras.


Las empresas han inundado las calles con miles de bicicletas. (Foto: Infobae)

 

Bluegogo había desplegado unas 700 mil bicis en toda China, llegó a alcanzar los 20 millones de usuarios, sin embargo, la compañía terminó rezagándose en sus ganancias y nunca pudo recuperar su inversión.


Es por todo esto que varias ciudades chinas ya han comenzado a implementar nuevas regulaciones sobre el uso de bicicletas compartidas, prohibiendo a varias compañías a seguir sumando más unidades a su servicio hasta que solucionen el problema urgente del abandono.


El gobierno chino ha prohibido a las empresas que coloquen más bicis en las calles. (Foto: El Economista)

 

Hoy lo que se veía como una solución, terminó siendo un problema más grave pues lejos de evitar el consumo de carros y demás vehículos contaminantes, produjo montañas de chatarra que no se sabe qué hacer con ellas. Queda la reflexión donde aún viendo la problemática, algunos gobiernos locales buscan replicar las medidas sin una verdadera regulación al respecto.


 Podría interesarte:


Asociaciones señalan que otro monje tibetano se inmoló en protesta contra China

Las "curaciones" a homosexuales en China que violan los derechos humanos de la comunidad LGBTI

China supera a México en la producción de cempasúchil


ETIQUETAS: China
REFERENCIAS: Infobae
Vicente Rendón Vicente Rendón Periodista

Periodista y fotógrafo por la UNAM escribiendo en @CulturaColectiv Noticias. Fiel creyente de que habrá un México mejor.

COMENTARIOS