“Beber la orina de mi perro me quitó la depresión y el acné”

Cultura ColectivaViernes, 29 de junio de 2018 18:55

shares
Medio Ambiente beber orina de perro quita el acne y la depresion

Una mujer le afirma a sus más de cinco mil seguidores en Facebook que beber la orina de su perro la mantiene sana y bonita.


Con un vaso de plástico transparente en la mano izquierda y la correa de su perro en la derecha, una joven rubia posa frente a la cámara. Después de unos segundos camina hacia el árbol detrás de ella. Su perro comienza a hacer pipí sobre el árbol y ella baja el vaso rápidamente para interceptar el chorro de orina. El perro termina y ella levanta el vaso, lo lleva hasta su boca para beber el tibio líquido. En tres sorbos se lo termina.


No, no es un homenaje a Pink Flamingos (John Waters, 1972), es el video de Lynn Lew, quien explica: "Hasta que bebí por primera vez la pipí de mi perro, estaba deprimida, triste y tenía acné grave".


El video fue subido hace unos días a Facebook y, por supuesto, la viralización no esperó: en minuto y medio tuvo más de 150 mil vistas. Pero más allá del morbo popular, hay un par de temas interesantes en el hecho: los riesgos del falso saludable y la lucha poco informada contra las farmacéuticas.


Lynn Lew bebiendo la orina de su perro. Vía Facebook.


Respecto al primer punto, Lynn le provee a sus más de cinco mil seguidores de Facebook algunos datos falsos como que la orina de perro contiene vitaminas A y E, y por lo menos 10 gramos de calcio. Además de que, según ella, "está comprobado que ayuda a curar el cáncer".


No sabemos qué clase de perros conozca Lynn, pero según diferentes estudios de laboratorio serios, la orina de perro contiene amoniaco, más de 20 bacterias distintas, ácido úrico y hormonas.


Respecto a lo segundo, la joven hace preescripciones no confirmadas, basada en el juicio de que las farmacéuticas encontraron en la pipí de perro un remedio contra muchos males pero no han querido hacerlo público para mantener su negocio.


beber orina de perro quita el acne y la depresion 1

La orina de perro contiene amoniaco y por lo menos 20 bacterias distintas. (Foto: Thinkstock)


Sí, en la década pasada estuvo "de moda" beber la propia orina como una práctica alternativa con supuestos poderes curativos. La idea no es nueva, en las antiguas Roma, Grecia y Egipto se practicó, siempre con el mismo resultado: ningún beneficio. Hecho obvio si pensamos que, igual que la de los perros, la orina de los humanos contiene bacterias y deshechos de lo que consumimos.


Por desgracia, la relevancia del acto de esta mujer no sólo está en lo anecdótico chistoso o asqueroso, se agrava cuando tantas personas conocen una información errónea como beber amoniaco. Igual no hace falta decirlo pero no está de más: por favor no lo hagas.


Podría interesarte:

"Supo regresar a mí para salvarme de mis muertes": Crónica del secuestro de mi perro

Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS