PUBLICIDAD

LETRAS

La dicha de tenerte cerca

Para Jimena,

la encarnación de la felicidad.



Existen momentos -ese tiempo- en los que la realidad se eleva por encima de la niebla de la miseria.

En los que se produce un escape al hedor de la muerte y el dolor.

Una noche cálida, una palabra exacta en un momento correcto.

Una mirada con luz radiante y una sonrisa disipada un poco por el humo.

Así, mujer, me hiciste feliz, en el recinto de cigarrillo, vino y cerveza.

El deseo negro de tu cuerpo.

El deseo luminoso de tu alma.

La dicha de tenerte cerca, la amabilidad del destino por envolvernos ahí,

en un clamor de felicidad. No había momento para la tristeza,

sólo para el goce, bueno o maligno, pero hermoso.

Tomaba mi cerveza y esperaba que ese momento  fuera eterno,

esperaba que el alba te acariciara, esperaba que la luz de un nuevo día iluminara ese cabello de color tan particular, tan tuyo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Vivía, entre trabajo y tiempo perdido, entre vida desperdiciada, esperando por un momento así.

Sintiendo el abrazo de unos brazos frescos, anhelando el beso con sabor a licor.

Esperando a que, quizá, despertáramos juntos donde sea, mirando el sol escurrirse por las sábanas sucias, o por el pastal del barrio;

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

mirándote nuevamente para que nos besáramos con tufo y me quitaras la enfermedad de la resaca causada por el licor y la desolación.

 

Te podría interesar

Nuestro amor lo salvaba todo
*
Quédate con esa persona

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
Etiquetas:poemas
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD