PUBLICIDAD

LETRAS

Poema para recordar a los periodistas que defendieron la verdad hasta la muerte

La verdad no muere, las voces que claman justicia no callan, los periodistas en México luchan por destapar la cloaca aunque les cueste la vida. A continuación, te compartimos "El enemigo está en casa", poema para los periodistas asesinados y desaparecidos en México, víctimas de la violencia y la impunidad en el país más peligroso para ejercer el periodismo.

EL ENEMIGO ESTÁ EN CASA

Texto inspirado en las crónicas documentadas por Javier Valdez Cárdenas, valiente periodista culichi.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La noche se disuelve con sus matices grisáceos

Las luciérnagas se refugian en un jardín fluorescente

Paredes que lo vieron todo y fingieron no ver nada

Lluvia incesante, atisbos de un futuro no muy prometedor

Esperanza eclipsada, rostros huérfanos

Presos de una guerra intangible e inclemente

Balas directo a la crítica

Balas que simbolizan destrucción

La vida al borde de un click

La vida al borde de una letra

Una tecla que salió disparada

La remembranza de una vida apacible y tranquila

Pasos que ya no vuelven

Voces que ya no podrán ser escuchadas

La redacción está desolada

Contaminada por el virus

Bajo amenaza constante

El Sol cae sobre las miradas intranquilas

La procesión continúa

Alegres y empáticos

Acá no hay cabida para el olvido

Porque el olvido mata y fortalece la amargura

Por la perpetuidad de la memoria

Un abrazo entre sueños

Amor en el siglo XXI

Mensajes en la posmodernidad

Ambiguos, irreconocibles

Caricias triviales

Caricias que se hicieron distantes

Imposibles

Presas de la complicidad de varios

Acá nadie vio nada y no pasó nada

Burocracia eterna

Laberinto kafkiano

Se suscitan extraños ecos

Todo se volvió azul

La vida oscila entre el olvido y la memoria

Un modus operandi que nadie codificó

Víctimas y victimarios conviven inconscientemente

En un síndrome de Estocolmo eterno

Numerosos flashes delatantes

Riesgosos y punzantes

La ilusión del pronto regreso

Dilatada ante la negligencia

El mañana es incierto

A través de muros silenciosos

Poco honrosos

La memoria colectiva se resquebraja

Ante un enemigo que no se raja

Un enemigo que no descansa

Un enemigo que está en casa

**


El texto anterior fue escrito por Adrián Espinosa.

**

La soledad es el momento en el que descubrimos que no estamos realmente solos. El ruido y vertiginoso ritmo en el que vivimos a veces nos ahoga tanto que olvidamos vivir el presente, por esa razón te compartimos las 6 lecciones espirituales que aprenderás del aquí y el ahora.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD