PUBLICIDAD

HISTORIA

Benjamín Arellano Félix, el narco generoso que se vestía de policía para traficar droga

Benjamín Arellano Félix es otro gran capo del narco en México. Fue líder del cártel de Tijuana que se encargó del 70 por ciento del tráfico de droga hacia Estados Unidos durante casi tres años. Pero ¿quién es Benjamín Arellano Félix?

Este capo del norte del país nació el 12 de marzo de 1952 en Culiacán, Sinaloa, pero inició su carrera criminal hacia la década de los 80 de la mano del “Jefe de Jefes”, Miguel Félix Gallardo, líder del cártel de Guadalajara y zar de la cocaína.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Siempre se ha creído que los hermanos Arellano Félix son sobrinos de Félix Gallardo, aunque ninguno de los involucrados lo ha confirmado, pero Expansión dice que la relación laboral entre estos inició cuando Benjamín conoció a Javier Caro Payán, uno de los principales lugartenientes del también conocido como “El Padrino”.

Te puede interesar: Joaquín “El Chapo” Guzmán, el capo más buscado por el gobierno y cuyas fugas lo convirtieron en leyenda

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Te puede interesar: Ramón Arellano Félix, uno de los líderes del Cártel de Tijuana asesinado por ‘El Chapo’

Fue Caro Payán quien lo nombró su secretario en Tijuana, donde se instaló junto con sus hermanos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Cuando Félix Gallardo fue detenido en abril de 1989, el cártel de Guadalajara se dividió en el de Sinaloa, comandado por Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, y el de Tijuana, con Javier Caro Payán y los hermanos Arellano Félix, a la cabeza.

A los pocos meses Caro Payán fue capturado y quedó el clan Arellano Félix como los principales distribuidores de droga hacia Estados Unidos en el norte del país. Además se convirtieron en los principales enemigos de “El Chapo” Guzmán y de Amado Carrillo, “El señor de los cielos”, líder del cártel de Juárez.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Te puede interesar: Ismael “El Mayo” Zambada, jefe de “El Chapo” Guzmán y verdadero líder del Cártel de Sinaloa

Te puede interesar: Juan Manuel Salcido Uzeta, “El Cochiloco”, el sicario que fue asesinado por el cártel de Colombia

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Benjamín, también identificado por las autoridades como “El Colores”, “El Min”, “El Señor”, “El Licenciado Sánchez”, “Alberto Arredondo Zazueta” o “Manuel Treviño”, es descrito por la PGR en un reporte de 1997 como “un hombre brillante, de notable inteligencia y pragmático”.

El escritor Juan Carlos Reyna, en su libro “El extraditado”, menciona que el ex líder del cártel de Tijuana era un "visionario perverso” que logró controlar todas las rutas de trasiego de marihuana y cocaína hacia California y Arizona.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Logró sus negocios al tejer una red de corrupción que involucraba a políticos, militares y grandes empresarios; además de ser el cerebro de una de las organizaciones criminales más sanguinarias del país al matar rutinariamente a cualquiera que los enfadara, especialmente expendedores de cárteles rivales con quienes usaban métodos terroríficos.

Te puede interesar: Miguel Ángel Félix Gallardo, el primer narco en traficar cocaína en México

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Te puede interesar: La historia de la detención de Rafael Caro Quintero en Costa Rica

Jerry Langton escribió en “Gangland: The Rise of the Mexican Drug Cartels from El Paso to Vancouver", algunas de las fechorías de la organización que también incluyen crímenes como arrojar a niños vivos desde puentes de 50 metros, familias enteras ejecutadas o decenas de policías asesinados.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Pero es Juan Carlos Reyna quien menciona que Benjamín era el relacionista público de la organización criminal, que se encargaba de conocer a todos los directivos entrantes en la Fiscalía general; además era un capo generoso que premiaba a las personas de su interés con 500 mil dólares como regalo de bienvenida, obsequio que se repetía cada mes, al igual que las entregas de 250 mil dólares a los jefes de escuadrón y al director de la Policía Judicial.

Benjamín y su hermano Ramón también eran conocidos porque según Vice “andaban vestidos y cargaban credenciales de policías cuando abordaban vuelos comerciales, entregaban cargamentos de cocaína, o cenaban en lujosos restaurantes”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Te puede interesar: Amado Carrillo, el capo que se convirtió en “El Señor de los Cielos”, y cuya muerte sigue como un misterio

Te puede interesar: Enrique “Kiki” Camarena, el asesinato del agente de la DEA por el Narco en México

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Las credenciales apócrifas de la Fiscalía Especializada para la Atención de delitos contra la salud de Baja California, eran falsificadas por un grupo de diseñadores gráficos que después testificaron contra el capo.

La DEA ubicó a Benjamín Arellano Félix al rastrear a su hija mayor, quien padece una extraña enfermedad. Así fue como el 9 de marzo de 2002 el Ejército irrumpió en una casa de Puebla para detener a Manuel Treviño, un presunto empresario, pero que en realidad era la cabecilla del cártel de Tijuana.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Para 2007 un juez en el Estado de México lo sentenció a 22 años de prisión por los delitos de asociación delictuosa y contra la salud, por los cuales también se le impuso una multa de 3,153.60 pesos.

Te puede interesar: Juan José "El Azul" Esparragoza Moreno, el narco conciliador que se desconoce si aún vive

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Te puede interesar: Sandra Ávila Beltrán, “La Reina del Pacífico”, que niega ser narcotraficante

En 2011 fue extraditado a Estados Unidos a 25 años en una prisión norteamericana. Hasta ese año, los funcionarios norteamericanos determinaron que cuando Benjamín cumpliera su condena en EU regresaría a México a pagar los 22 años en prisión impuestos por los jueces mexicanos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Pero cinco años después el capo tramitó un amparo ante la justicia mexicana para invalidar la sentencia de 22 años en prisión, porque sus abogados detectaron violaciones en su proceso debido a que no se realizaron careos entre los testigos y el capo.

El año pasado el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Segundo Circuito dictaminó “se ordena a la autoridad responsable dejar insubsistente la sentencia reclamada para que subsane la deficiencia formal respecto de las copias certificadas en las que aparecen los testimonios (de los testigos)”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Te puede interesar: Ernesto Fonseca "Don Neto", el capo en prisión domiciliaria

Te puede interesar: Héctor “El Güero” Palma: violento, sanguinario y líder del Cártel de Sinaloa

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Por lo que ante la omisión en el proceso, el capo mexicano podría regresar a México en el año 2033 sin ningún cargo en su contra. Aunque las autoridades podrían volver a encarcelarlo y reponer el proceso.

Te pueden interesar:

4 corridos que hablan de narcos y la evolución de este género musical

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los mejores playlist de canciones de las series de narcos en Netflix

Surutato, la joya turística de Badiraguato, la tierra de "El Chapo", "El Mayo" y "El Azul"

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Operación Cóndor en México: el inicio de la lucha contra el narco

Dirección Federal de Seguridad, el cuerpo de seguridad élite en México que encubrió al narco

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
Etiquetas:narcotrafico
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD