PUBLICIDAD

HISTORIA

Mitos sobre la vida y belleza de Cleopatra que debes dejar de creer

¿Qué viene a tu mente cuando escuchas el nombre de Cleopatra? La mayoría no dudaría ni un segundo en imaginar una figura exótica y pasional que gobernó Egipto; no obstante, es muy probable que todo lo que creemos sobre ella esté completamente equivocado.

A pesar de que Cleopatra ha sido plasmada con facciones orientales, africanas o egipcias, lo cierto es que sus rasgos eran típicamente griegos, de la dinastía ptolemaica que gobernó Egipto durante tres siglos. En la cultura popular, su apariencia física corresponde a la construcción ficticia del personaje y sus apariciones, tanto en obras pictóricas, como películas y novelas incluyen elementos como el exotismo oriental, rodeada de joyas, alcohol y una figura escultural.

Es probable que Cleopatra fuera más conocida en el mundo Antiguo por su amplio sentido para dirigir Egipto que por sus atributos físicos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sensualidad, erotismo y poder

En el imaginario popular, la reina egipcia aparece como una mujer atractiva y maliciosa que lo mismo es una estadista brillante que una femme fatale. Esta noción implantada con éxito en el presente puede rastrearse a partir de la tragedia ‘Marco Antonio y Cleopatra’, escrita por Shakespeare y estrenada en 1607.  

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El dramaturgo inglés prestó especial atención a la vida amorosa de Cleopatra y de acuerdo a los cánones de la época, creó un personaje pasional que experimenta un tórrido romance con el político romano. Desde entonces a la mítica figura de la reina egipcia se unió en épocas recientes con la película ‘Cleopatra’ (1963) de Joseph L. Mankiewicz; cuya representación de la gobernante ha sido replicada en sinfín de oportunidades por otras producciones cinematográficas.

Una gobernante descarriada

Una investigación de Rosa María Cid López de la Universidad de Oviedo que ahonda sobre los mitos alrededor de Cleopatra explica su concepción clásica:

«Si algo caracteriza la información legada por los autores antiguos sobre Cleopatra es su actitud hostil, lo que parece evidenciar el temor que, aún muerta, seguía inspirando. También ha de señalarse que las noticias sobre la biografía de esta reina son más escasas de lo que pudiera pensarse y los calificativos que le dedican están impregnados de una clara animadversión hacia el personaje».

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El personaje creado alrededor de la figura de Cleopatra ha eclipsado su papel al frente del Antiguo Egipto, a tal grado, que sus acciones políticas son públicamente desconocidas. Distintos autores latinos se encargaron de construir una noción machista y cosificada de Cleopatra sobre la que se levanta su imagen actual, creando una villana acartonada y visceral, que perseguía el poder a como diera lugar, un monstruo seductor y egoísta que parecía moverse únicamente por el placer.

El mensaje de fondo, desde Cicerón y hasta la actualidad parece ser uno sólo: el poder femenino es un peligro, un inconveniente que desde esta óptica profundamente misógina, se rige por principios únicamente sentimentales que nada tienen que ver con el genio del hombre estadista o estratega, siempre guiado por la razón. Es momento de reescribir la historia de Cleopatra sin el terror masculino de encontrar a una gobernante brillante y una mujer con mucho más que contar que su apariencia física.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD