PUBLICIDAD

HISTORIA

Cuántas brujas murieron durante la Inquisición y las más terribles torturas de este periodo

La caza de brujas y otros seres "demoniacos" en Europa provocó una época de intolerancia y persecución de la que aún hoy quedan muchas incógnitas.

Un poderoso pretexto

La Santa Inquisición se estableció como un organismo clerical en el siglo XIII y a partir de entonces, se expandió por Europa bajo la premisa de encontrar las manifestaciones demoniacas más comunes, responsables de males propios de la época (las enfermedades, la muerte en el parto, el rapto y desaparición de niños, la extinción del ganado, las posesiones diabólicas) y otros más específicos (la seducción a los hombres, la desaparición del pene, las catástrofes naturales, las epidemias o la propia herejía) que en el papel, eran causadas por la desobediencia al Dios cristiano.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En realidad, la lucha contra la herejía fue un poderoso pretexto para imponer el catolicismo en Europa, convirtiendo la fe y creencias del resto de personas en ideas paganas o mágicas, que incitaban al demonio y provocaban el florecimiento de la maldad.

La brujería, un problema público

No obstante, la Inquisición no hubiera sido posible sin el pleno convencimiento de las personas de a pie, que tanto la brujería como la herejía eran problemas públicos que debían ser combatidos por todos. La declaración oficial desde la cabeza del catolicismo llegó en 1484, cuando el papa Inocencio VIII publicó "Summis desiderantes affectibus", bula en la que la Iglesia reconocía la brujería y el peligro de la posesión de seres malignos.

Tres años más tarde fue publicado el “Malleus maleficarum”, un enorme y detallado manual que a través de un lenguaje sencillo, explicaba con detalles los distintos tipos de posesiones demoniacas, además de las diversas formas en que se presentaba la brujería y los hechizos que debían ser denunciados por la población y un apartado que grosso modo explicaba qué hacer para iniciar un proceso judicial contra alguien sospechoso de brujería.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Cuántas personas murieron en la Inquisición?

«Hay niños de tres y cuatro años, hasta 300, de los que se dice que han tenido tratos con el Diablo. He visto cómo ejecutaban a chicos de siete años, estudiantes prometedores de 10, 12, 14 y 15 años. También había nobles»

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Tal es un testimonio desconocido que data de 1629 en Wurzburgo, Alemania, uno de los países donde la caza de brujas se dio con mayor intensidad de toda Europa. Era común enjuiciamientos multitudinarios, donde los culpables (comúnmente mujeres) eran humilladas, sometidas a tortura y en otras ocasiones asesinadas.

Aunque resulta imposible saber cuántas personas fueron condenadas a la pena capital por la Inquisición en sus distintas geografías, los cálculos más comúnmente aceptados por historiadores afirman que entre el siglo XV y el XVIII, murieron cerca de 40 mil víctimas encontradas culpables de brujería.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sin embargo, existe una corriente minoritaria que asegura que se trata de una “Leyenda Negra” construida para desprestigiar al catolicismo y por lo tanto, esta cifra resulta exagerada. Lo cierto es que la caza de brujas fue resultado de siglos de la creencia en estos seres, que provocaron tanto miedo como intolerancia en el seno de una sociedad cuya comprensión del mundo partía de la fe en Dios.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD