PUBLICIDAD

ESTILO DE VIDA

La ansiedad y otros estados que la música elimina y no conocías

Sabemos que la música nos alegra cuando nos sentimos un poco bajos de ánimo o energía, pero ignoramos que además de ponernos de buen humor, contribuye también al bienestar tanto en personas que sufren enfermedades degenerativas como en personas sanas.

Con el tiempo, la musicoterapia se ha convertido en el centro de todas las miradas, pues numerosos estudios han concluido que resulta benéfico para nuestro cerebro y estimula algunas partes de éste relacionadas con la felicidad y el buen humor. Además, la música promueve la comunicación, las relaciones sociales, el aprendizaje, el movimiento, la expresión…


PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El cerebro es donde se procesa toda la información y se reúnen las sensaciones y emociones. Por eso es tan importante estimularlo para que no se deteriore y se mantenga activo, y no hay mejor forma de hacerlo que con música.

En personas con alguna enfermedad, la música se utiliza como parte de una terapia que puede ser activa y/o receptiva. Activa, si toca instrumentos, canta o interpreta; receptiva, si usa la música para relajarse.

Los beneficios que aporta la musicoterapia podemos resumirlo en los siguientes puntos:


 Mejora la capacidad de respuesta ante los estímulos sensoriales recibidos.





 Se consigue buena coordinación, equilibrio y movilidad en general.




Se trabaja la memoria, atención, aprendizaje o imaginación.




Se obtiene un mayor control de las emociones y confianza en uno mismo.


PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Este tipo de práctica es buena para niños y adultos; para los infantes porque les ayuda a mejorar en sus procesos de aprendizaje, conductas, a desarrollar su autoestima, a socializar, a disminuir dolores y otras enfermedades; y para los adultos, la musicoterapia puede provocar cambios positivos en el humor, mejora la socialización, minimiza la ansiedad y el estrés; ayuda a que se sientan mejor las personas que sufren alguna enfermedad cognitiva, entre otros beneficios.

Recordemos cómo una madre duerme o calma a su hijo con una nana, clara demostración que desde edades tempranas la música aporta tranquilidad al ser humano.

A medida que los niños van creciendo, observamos cómo responden de forma positiva a los estímulos musicales, bailando, cantando y eso parece que les divierte y les hace sentir bien. Por otro lado, es una gran herramienta educativa para que los niños puedan aprender cosas como el nombre de los colores, el abecedario, las partes de cuerpo, palabras en otros idiomas, etc.

Cuando escuchamos música es inevitable que nuestro cuerpo no se mueva al ritmo de la melodía, ya que al entrar al cerebro para procesarla, tiene un efecto en el sistema motor. Es así como los expertos utilizan la musicoterapia también para rehabilitar a personas que han sufrido daños cerebrales e intentan recuperar la movilidad que han perdido de alguna parte del cuerpo.  



A todos nos gusta la música y nos provoca sentimientos o sensaciones positivas que nos motivan, nos sentimos más vivos, alegres y con más fuerza para afrontar las tareas diarias.

Si estamos pasando por un momento triste o nos sentimos de bajón temporal, sin ganas de hacer nada, escuchar música de nuestro agrado nos ayudará a ver las cosas de otro color y a no estar tan tensos y preocupados.

Bien dijo Nietzsche: "Sin música, la vida sería un error".


**

Descubre también los beneficios psicológicos del cine, así como la musicoterapia a través de la música de Mozart.


**

Referencias:

Pasos para ser feliz
Frases de autoestima


PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
Etiquetas:canciones
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD