PUBLICIDAD

ESTILO DE VIDA

Qué es la epilepsia, síntomas, causas y tratamiento

La epilepsia es una de los enfermedades crónicas del sistema nervioso central que más afectan la vida de los pacientes que la padecen.

¿Qué es la epilepsia?

Se trata de una enfermedad crónica del sistema nervioso central durante la cual ocurren crisis inesperadas de convulsiones (movimientos corporales bruscos e incontrolados de forma repetitiva) a causa de una interrupción en la actividad de las células nerviosas en el cerebro, es decir, una actividad eléctrica excesiva de un grupo de neuronas hiperexcitables.

Un episodio convulsivo no es sinónimo de epilepsia sino sólo un síntoma de un funcionamiento anormal transitorio de las neuronas. Para que una persona sea diagnosticada con epilepsia deben existir ataques recurrentes por una afección neurológica.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Cómo se manifiesta una epilepsia?

Primero existe una sensación de pérdida del conocimiento.

Desmayo o debilitamiento general.

Aura u hormigueo.

Convulsiones.

Después de una convulsión el cuerpo experimenta somnolencia, parálisis temporal, amnesia, ansiedad, depresión, dolor de cabeza y dolor corporal.

Causas de la epilepsia

Predisposición hereditaria. En caso de que que los padres hayan padecido de crisis convulsivas o epilepsia, ésta puede transmitirse por medio de los genes a su descendencia.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Lesiones cerebrales en las etapas del desarrollo, nacimiento o más adelante.

Otras causas como tumores cerebrales, alcoholismo u otras drogas, Alzheimer, meningitis, encefalitis, sida o ciertas alergias.

¿Cómo actuar ante la crisis epiléptica de una persona?

Primero que nada el acompañante debe permanecer en todo momento con la persona para evitar que se cabeza golpee contra el suelo. Se aconseja poner algo cómodo o suave debajo de la cabeza del paciente para que no se dañe, así como quitar cualquier objeto que le pueda causar daño (muebles u otros objetos). Asimismo es aconsejable aflojar cualquier prenda que le apriete como cinturones, corbata, zapatos. etc. No se debe introducir absolutamente nada en su boca, ya que se corre el peligro de que la persona lo trague. Procurar que la persona descanse sobre sus costado para facilitar sus respiración. Una vez que la crisis haya pasado, se debe acompañar a la persona a la consulta de su médico o asegurarse que llegue bien a su casa.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Existen dos tipos de crisis de epilepsia:

Generalizada: son las más conocidas y las más dramáticas. Se caracterizan por rigidez de las piernas y convulsiones. La persona cae al suelo, orinar involuntariamente o saca espuma por la boca.

Miociónicas: son contracciones de los músculos rápidas y breves. Debido a ello a veces la persona puede caer al suelo. Duran apenas unos segundos y a menudo no lo identifica con epilepsia.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD