La muerte del “Pirata de Culiacán” aviva la problemática del narco en la juventud

19 de diciembre de 2017

Vicente Rendón

Este joven mexicano de sólo 17 años ganó gran popularidad en redes sociales gracias a su particular forma de beber alcohol y sus adineradas “amistades”.

Los lujos, excesos y el dinero fácil están destruyendo la juventud de México. Desde hace unos meses en las redes sociales salió a relucir un personaje que causaba risas, molestias y dudas por su extravagante y extrovertida forma de ser; Juan Luis Lagunas Rosales alías “El Pirata de Culiacán”.

 

Este joven mexicano de sólo 17 años ganó gran popularidad en redes sociales gracias a su particular forma de beber alcohol y sus adineradas “amistades”. Pero para el “Pirata” sus publicaciones resultaron ser un arma de doble filo y fue ejecutado este martes en un bar de Zapopan, Jalisco.



La ejecución se registró en el bar “Menta2”, ubicado en Prolongación Colón y Eje Las Torres, colonia Los Cajetes. Testigos contaron que a ese lugar arribaron cuatro hombres con armas largas, se dirigieron a la mesa donde se encontraba “El Pirata de Culiacán” y le dispararon en repetidas ocasiones.

 

Una vez que se dio a conocer la noticia del deceso algunos internautas comenzaron a compartir un video, subido a redes el pasado 15 de noviembre, donde el “Pirata de Culiacán” insultaba a Nemesio Oseguera Cervantes, alías “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y actualmente uno de los narcotraficantes más buscados en el país y en Estados Unidos.

 

(Video: MVP DEL GENERO vía YouTube)

 

Como el “Pirata de Culiacán”, muchos jóvenes en México optan por abandonar las aulas y una vida normal con el afán de conseguir dinero, prestigio, poder, popularidad, sentido de pertenencia, reconocimiento y hasta pareja, aunque esto signifique involucrarse con cárteles de la droga. Gracias al fenómeno social del narcotráfico, los jóvenes se han convertido en auténtica “carne de cañón” de las grandes organizaciones del crimen organizado.

 

Expertos aseguran que es gracias a la mayor crisis de inseguridad en la que se encuentra México que las nuevas generaciones han crecido en ambientes de pobreza y miedo, factores que grupos del crimen organizado usan para reclutar niños y jóvenes. Tamaulipas es un ejemplo de esta situación, un estado mexicano donde los menores de edad son usados por células criminales para realizar acciones de vigilancia, halcones y sicarios.


 

De hecho las mismas autoridades de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), han identificado y documentado a los cárteles de Los Zetas y la Familia Michoacana como los principales grupos que cuentan con menores de edad entre sus filas.

 

Aunque no existe en la actualidad una cifra del número de jóvenes que se encuentran reclutados en el narcotráfico, instituciones como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), calculan que la edad promedio de estos jóvenes va entre los 12 y 17 años de edad.


pirata de culiacan muere 1

Los jóvenes deciden enrolarse con grupos criminales para tener poder y dinero. (Foto: Debate)

 

Otro de los grandes problemas que la juventud tiene que enfrentar en esta narcocultura es que no siempre se unen a los cárteles por gusto. Existen situaciones en las que los menores son obligados a convertirse en criminales bajo amenazas de asesinar a su familia, sin embargo, la gran mayoría de quienes se convierten en delincuentes es por gusto, ignorancia o falta de oportunidades.

 

Recordemos que tiene prácticamente una década que la violencia ligada al narcotráfico empezó a manifestarse en México, hasta volverse parte de la vida cotidiana; desde entonces, la seguridad ha sido un reclamo generalizado de la población y la violación a los derechos humanos se ha convertido en un señalamiento constante.


pirata de culiacan muere 2

La juventud en México se encuentra desprotegida. (Foto: Debate)

 

Diez años después de que México le declarara la guerra al narco, las consecuencias de esa batalla han sido sumamente profundas. Hay quienes dicen que ha sido una medida necesaria, pero existen otros grupos que aseguran que la ofensiva, emprendida por el entonces presidente Felipe Calderón el 11 de diciembre de 2006, sólo desató una tragedia innecesaria que ha dejado más de 100 mil muertos y unos 30 mil desaparecidos.

 

Al final todas las víctimas terminan siendo una cifra más, pero no se puede negar que esa juventud mexicana, encargada de llevar las riendas del país en el futuro, está siendo asesinada por el narcotráfico y el corrupto sistema que impera hoy en México.  

 

Podría interesarte:

Mujeres sin dinero y con hijos, una presa fácil para los grupos del narcotráfico

Amenazas del narcotráfico dejan sin clases a miles de alumnos en Guerrero

La crisis de opioides deja más muertos que el narcotráfico en México y la Guerra de Vietnam

Vicente Rendón Vicente Rendón Co-editor de política

Periodista y fotógrafo por la UNAM escribiendo en @CCNews__. Fiel creyente de que un día habrá un México mejor.

COMENTARIOS