Denuncian y son asesinadas: las mujeres a las que la justicia mexicana no quiso salvar

1 de febrero de 2021

Lau Almaraz

Mariana Sánchez no ha sido la única que ha denunciado previo a ser asesinadas en nuestro país.


Avenida Revolución estaba oscura. Eran apenas las 5:10 de la mañana, pero Angélica ya iba camino a su trabajo. No sabía que antes de llegar al Metro Barranca del Muerto, un hombre la iba a interceptar, jalándola del brazo y tapándole la boca para que nadie la oyera gritar. Luego de ser agredida sexualmente y, como pudo, se levantó del asfalto para regresar caminando a casa, a unas cuadras de ahí.


En su departamento y luego de meditarlo varias horas, decidió acudir a denunciar la agresión. La justicia no escuchó a Angélica. Tras ser revictimizada por las autoridades de la entonces delegación Álvaro Obregón, regresó a casa con una denuncia desestimada. Dos semanas después, el cuerpo de Angélica fue encontrado sin vida cerca de Periférico. No sirvió de nada que hiciera caso a las recomendaciones de los medios de comunicación ante este tipo de situaciones. "Denuncien, es muy importante que denuncien"...


El caso de Angélica se repite decenas de veces en un país que acumuló cerca de 860 feminicidios en el 2020, aún con una pandemia por covid-19 declarada. El último fue el de Mariana Sánchez, una joven médica que semanas antes de su feminicidio, denunció abuso sexual. Una mujer más a la que la justicia, con todo y la recomendación de "denuncia, es importante que denuncies", no quiso cuidar.

 1

Mariana denunció a su agresor previo a ser asesinada. (Foto: Brujas del Mar)


La dosis de realidad: las mujeres denuncian, igual son asesinadas

A través de un hilo reflexivo con el que se intenta exigir a las autoridades que tengan instituciones funcionales en materia de violencia de género, la colectiva feminista Las Brujas del Mar, relata cómo es que decenas de mujeres en nuestro país han denunciado agresiones sexuales y, sin embargo, estas han sido ignoradas. Muchas de ellas, como Mariana, como Angélica, ahora están muertas.


Mariana Sánchez, el último feminicidio del que mediaticamente se supo, es idéntico a los que las autoridades locales han ignorado y que, lamentablemente, terminaron en mujeres sin vida. Verónica, por ejemplo, denunció en 2020 dos veces a su expareja en Baja California y terminó asesinada por aquel al que le interpuso la querella judicial.


Con Lucero Rubí pasó algo similar: denunció con anterioridad a Pedro Martínez Castro, también su expareja, quien ya la había golpeado, abusado de ella y hasta privado de su libertad. Un día, Pedro se la llevó, le metió una pistola en la boca y acabó con su vida. ¿Denunciar?


Lee también: Fátima, el feminicidio de una niña de 7 años que impactó México

 2

Lucero Rubí fue asesinada con un disparo; su expareja le metió la pistola en la boca. (Foto: BC Informa)


¿Y si se denuncia más veces?

Pareciera que el mensaje es que no basta con denunciar una vez. Quizá una confía en las autoridades y decimos: "tal vez ahora me ayuden; tal vez ahora sí hagan algo por mí". Andrea tenía 27 años cuando murió apuñalada por su agresor, a quien ya había denunciado 26 veces, en Torreón, Coahuila.


Vanesa, en Guadalajara, Jalisco, acudió a pedir ayuda en 16 ocasiones al Centro de Justicia para las Mujeres y ante la Fiscalía local. Nadie la escuchó. Vanesa fue asesinada por su agresor a unos metros de la entrada principal de la casa del gobernador. O está María Elena Ferral, quien se desempeñaba como periodista y después de denunciar varias amenazas de muerte, fue asesinada a media tarde, en Papantla.


¿Recuerdas a Diana Raygoza? Diana también había denunciado acoso y, sin embargo, tampoco se escucharon los relatos en donde decía que al salir de la escuela, en 2019, alguien la acosó y la agredió a plena luz del día sin que nadie hiciera nada. Diana Carolina, de tan sólo 21 años, fue brutalmente asesinada. Hoy, como otras más que han hecho denuncias, ya no están con nosotros.


Lee también: Por una torta, asesinaron a Maribel, de 39 años, en Puebla

 3

Diana Raygoza fue asesinada por su propio primo. (Foto: Nayarit Informa)


Ingrid, Abril, Mariana...

Ingrid Escamilla tampoco se nos olvida. Su pareja le quitó la piel y la arrojó por una alcantarilla. Había denunciado a su pareja con anterioridad y siete meses después, fue asesinada de una manera cruel. Abril Pérez Sagaón, denunció a su esposo, un poderoso empresario, en enero del 2019. La golpeó con un bate de beisbol. En noviembre de ese año, fue asesinada frente a sus hijos.


Mariana Sánchez también denunció. Hizo lo que las autoridades recomendaron hacer: denunciar. Las estadísticas siguen doliendo, siguen pesando. Tres de cada cien asesinatos, de acuerdo a la misma colectiva feminista, llegan a condenarse en México, de acuerdo al Inegi. Las Brujas del Mar lo dicen fuerte en su protesta digital: denuncien para evidenciar un sistema judicial rebasado ante tantos feminicidios.


"Concluir que la solución ante la violencia contra las mujeres es que denuncien, es no entender nada y de nuevo ponen la responsabilidad a las víctimas. Exijan que las instituciones funcionen, que las medidas cautelares sirvan, que las denuncias sean atendidas. Mujeres, denuncien y así quedará un precedente más de que el sistema de justicia de este país odia a las mujeres, no nos protege y al final seremos nosotras las responsables de la violencia machista que nos aplasta en este México feminicida, sin que nadie cuestione nada de esto", finalizan.


Recuerda que con nosotros puedes seguir informado aquí.

__________________________________________________________

Foto de portada: Cultura Colectiva News.


Podría interesarte:

Christian tenía en su celular videos de feminicidios; lo sentenciaron a 55 años de prisión

A diez años del crimen, reabrirán caso de Marisela Escobedo

Escribe tu nombre más 'hallada', en Google... El experimento que visibiliza la violencia de género


ETIQUETAS: noticias México editors choice
REFERENCIAS:
Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS