"Los ingenieros nos dan el horario para perforar"; testimonio de un huachicolero

16 de enero de 2019

Gustavo Pineda

CC News platicó con "El Compadre", un huachicolero retirado que augura un camino difícil para López Obrador al combatir este problema.


En la cintura porta dos teléfonos celulares de última generación, en uno atiende los negocios y en otro los asuntos de familia, se trata de “El Compadre”, un hombre mayor de 40 años, piel morena que confirma días enteros de jornadas en el campo, y que accede a revelar secretos del huachicoleo en el estado de Guanajuato. Conoce los entretelones de esta actividad porque dejó la siembra para dedicarse, por unas ocasiones, al robo de combustible.


Se dice de origen humilde, pero no abunda más sobre su familia, "El Compadre" cuenta que es oriundo de Morelos, pero se considera conocedor de gran parte de la República, pues le entra a “cualquier jale” que salga.



Un detalle importante que lo impulsa a entrarle a todo es que tiene dos hijos, a los que les da todo su apoyo, dice, para que estudien la universidad. Él quiere lo mejor para su descendencia, porque recuerda que sólo asistió como tres días a la primaria, pero nunca regresó. Su infancia la vivió en el campo.

Somos gente de campo y de provincia. Nos dedicamos a engordar animales. Nunca fui a la escuela, mis padres fueron gente muy pobre, a los 3 años quedé huérfano. Desde pequeño me dediqué al campo con mis abuelos.

Sabe que andar de bandido no es algo bueno, pero lo justifica por la vida que le tocó, aunque no defiende el oficio que tiene.

Conozco amigos que andan recio en el huachicol, son personas pobres que nunca los apoya el gobierno, de provincia. El gobierno siempre se preocupa por la gente de arriba, les manda un apoyo, pero al campesino de 5 mil... sólo le llegan 500 pesos porque (el dinero) pasa de mano en mano, por eso la gente pobre dice ‘me voy a dedicar a robar, a lo más fácil’.

Su voz es gruesa y la experiencia se confirma cuando describe los movimientos del huachicol. Al conversar, hay una mirada que muestra orgullo y experiencia. Él culpa de todo al gobierno y a las fallas con la ciudadanía.

El mismo gobierno te hace que te vuelvas ratero, que te vayas por los caminos malos.


Lee también: Niño Huachicolero, el santo al que le rezan para robar gasolina en México


huachicoleros 1

El Compadre revela que los ingenieros de Pemex trabajan en sociedad con los huachicoleros. (Ilustración por Arnulfo Briones / Cultura Colectiva News)


Por unos años, "El Compadre" se dedicó al robo de combustible, actividad que hoy se conoce como huachicol; su objetivo principal era conducir vehículos, pero poco a poco empezó a perforar y comunicarse con los ingenieros, en particular com los de la refinería Ingeniero Antonio M. Amor, perteneciente al municipio de Salamanca en Guanajuato.

Conocí un amigo en el estado de Guanajuato, en Salamanca. Se puso de acuerdo con el ingeniero, los altos robos se hacen desde arriba. La delincuencia nunca se va a acabar porque la gente de arriba te usa como carne de cañón y te utilizan.

Desde la refinería, un ingeniero de Petróleos Mexicanos (Pemex) llamaba para avisar a un equipo de huachicoleros el horario y combustible que pasaba por el ducto.


“Era chofer, y nos decían cómo perforar los ductos con unos taladros y brocas especiales, los ingenieros de Pemex te avisan para barrenar el tubo. Ellos te dicen la hora y las tomas, y nadie se da cuenta”, recuerda.


huachicoleros 2


En las instrucciones, el personal de Pemex indica los litros y el tiempo que tienen para ordeñar el ducto, y así evitar una combustión.

Los ingenieros dicen ‘ahorita va a pasar magna, y como a las 2 horas pasan los residuos para limpiar el tubo', y después te hablan para decirte que va a pasar puro diesel, y es cuando cambias de pipa, todo va en sociedad.


¿Por qué dejar el huachicoleo?

En medio de los operativos contra el robo de combustible implementados por el presidente López Obrador, "El Compadre" se reparte entre llamadas de dos teléfonos, ahora anda en otro jale. Por su vestimenta para el frío y una personalidad recia parecería cualquier vendedor de la construcción.


Aunque ya no forma parte de ese sector, opina que López Obrador le declaró la guerra a un grupo difícil de acabar.


“El presidente, es un presidente que quiere trabajar, pero lo van a atacar mucho, pero sí cambia a los altos mandos de todo, puede cambiar el país”, subraya.


Lee también: Autos, joyas y millones de pesos, los lujos de los huachicoleros


huachicoleros 3

Detalla que tras ordeñar los ductos, el combustible es transportado en pipas, tráileres y hasta en ambulancias con doble fondo para vender a mitad de precio el producto. (Ilustración por Arnulfo Briones / Cultura Colectiva News)


Considera que la estrategia de cerrar ductos y enviar el combustible en pipas afecta a los mexicanos, y no terminará por acabar con los verdaderos criminales, y no se refiere a quienes extraen la gasolina, sino a los “hombres de cuello blanco” que viven al interior de la paraestatal y en la vida política del país.

Está paralizando el país, nos está atrasando. Sí él sabe cómo está la cosa, tiene que cambiar todo por gente que quiera trabajar. Es buen presidente, pero que pegue con más ciencia y estrategia, porque la gente no tiene la culpa de los rateros de Pemex.

Indica que entre los grupos dedicados al huachicoleo algunos trabajan independientes a los cárteles del narcotráfico, pero otros sí tienen un fuerte nexo. Cuando participaba, su ganancia no era demasiada en comparación de los ingenieros, señala.

A uno por viaje le daban 20 a 30 mil pesos, pero con eso sacamos a los hijos y arriesgamos la libertad. A mis 40 y tantos años ya no te contratan, sin embargo, trabajamos en sociedad y la gente de arriba se lleva más.

Habla rápido porque hay varios asuntos por seguir en su jornada. “Trabajé de manera independiente, no hay necesidad de involucrarse con los cárteles. Uno hace lo que puede, porque nos tenemos que cuidar de la ley y de los cárteles”, dijo.


Escucha la entrevista. (Video: "CC News" vía YouTube)


Revela que los ingenieros en Salamanca dieron a su equipo todas las herramientas e instrucciones necesarias para ordeñar los ductos.

Me tocó perforar dos a tres tubos en Guanajuato, pones llaves de paso, de alta potencia y los ingenieros te dan todo. Ellos nos instruyen para poner todo, y hasta nos regalan aparatos tecnológicos para evitar accidentes.

Después de la extracción, la venta es sencilla por estaciones de gasolina que ya conocen el negocio del huachicol.

Esa gasolina la movemos a las estaciones de servicio y vendemos todo a mitad de precio, por ejemplo, si a ti te cuesta 20 pesos, nosotros te la damos en 7 pesos con 50 centavos, hasta menos.


Lee también: No se dan por vencidos: roban pipa de Pemex en Celaya


huachicoleros 4

Como independientes, en su grupo se tienen que cuidar de los cárteles y de las autoridades al momento de robar el combustible. (Ilustración por Arnulfo Briones / Cultura Colectiva News)


Lamenta que su socio fue asesinado por los propios ingenieros. “Yo trabajé dos veces de chofer, y mi amigo como cinco años en el huachicol, hasta que lo mataron los mismos socios”, dijo.


Opina que el camino para el presidente será difícil, pero sostiene que hay ganas de trabajar, e invita a que apoye al campo.

Yo le pido a AMLO que ponga mano dura, que ayude al verdadero campo, porque el campo es el que necesita el verdadero apoyo. Nosotros los campesinos necesitamos el apoyo directo, de ahí comemos todos, de la labor del campesinos. Tiene valor y talento, espero que nunca le pase nada, y ponga orden en el país.


*El Compadre es un apodo de un hombre que se dedicó al robo de combustible que solicitó anonimato. Esta entrevista se grabó mediante audio y se realizó el pasado 13 de enero del 2019 en la Ciudad de México para Cultura Colectiva News.


Podría interesarte:


¿Por qué algunos mexicanos justifican el huachicoleo?

Disminuye la “pesadilla” de las filas en el sur de la CDMX

Lo que roban huachicoleros podría duplicar presupuesto de la UNAM

ETIQUETAS: Política Pemex editors choice
REFERENCIAS:
Gustavo Pineda Gustavo Pineda Periodista

Muy Guerrerense, Michoacán me adoptó en el 2008, pasé por las llamas del Edomex y llegué al paraíso de la CDMX.

COMENTARIOS