Los cabecillas que controlan la extorsión y droga en la Roma-Condesa

17 de enero de 2019

Cultura Colectiva

Han cambiado las personas que controlan las extorsiones y venta de drogas, pero no desaparece el problema (tercera de tres partes).


Eran las 3:00 horas del 17 de enero de 2016 y en el Hospital Dalinde, en la colonia Roma, era internado un hombre al que paramédicos recogieron en la colonia Condesa. Una bala entró y salió por su cachete derecho. Tuvo suerte de no morir tras ser atacado afuera del bar Dussel, donde quedó un rastro de sangre, caos y otras tres personas heridas.


Ese hombre que era atendido por los médicos, custodiado por policías, era el dueño del bar, de acuerdo con el parte informativo de la Policía capitalina. Pero a raíz de la agresión, la víctima traspasó el Dussel y no se le volvió a ver por ahí.


extorsiones y narcomenudeo 1

El Bar Dussel después del ataque de 2016. (Foto El Gráfico)


En noviembre de ese año y en marzo de 2017 un joven sería asesinado afuera del lugar y el nuevo propietario no salvaría la vida como el anterior, pues fue ultimado a tiros, consta en el expediente FCUH/CUH-1/UI-3C/D/537/03-2017.


Ambos fueron víctimas del grupo criminal La Unión, que los extorsionaba y amenazó de muerte de no pagar la cuota mensual. Fueron los primeros casos, comprobados, de la problemática que padecían los dueños de antros y bares del corredor Roma-Condesa.


No hubo más atentados contra ellos porque simplemente prefirieron pagar derecho de piso y permitir la venta de droga.


Detrás de todo, dos años más tarde, sigue estando la Unión y lo hace a través de emisarios que se hacen pasar por clientes adinerados y frecuentes.



Así lo establece la indagatoria FED/SEIDO/UEIDMS-CDMX/857/2018, iniciada por la Procuraduría General de la República (PGR), a raíz de la detención de David García Ramírez “El Pistache” y Daniel Eduardo León Cifuentes “El Tiger”.

('El Tiger') es identificado como líder de distribución de droga y persona de confianza de David García Ramírez 'El Pistache', encargado de elegir los centros nocturnos que serán extorsionados.
Asimismo vigila la apertura de nuevos locales comerciales de ese giro, con el fin de valorar la posibilidad de extorsionarlos y vender droga allí.


Lo anterior se lee en un informe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) que consumó el arresto de “El Pistache” y “El Tiger” el 30 de octubre pasado.


Los dos se confundían con clientela asidua. Vestían prendas Louis Vuitton y Gucci, gastaban hasta 50 mil pesos en una sola noche; iban rodeados de mujeres con facha de modelos, algunas extranjeras, y hombres armados.


Tras ser arrestados, el cobro de derecho de piso en la zona no acabó.


Lee también: Extorsionan y obligan a dueños de la Roma-Condesa a vender drogas


En tanto la Unión del B (“Betito) se reorganiza, indican los informes de PGR, varias células delictivas aprovecharon para extorsionar en nombre de la organización delictiva.


El avance de las investigaciones de dos casos ocurridos en Condesa y Polanco así lo revelaron, pues se descubrió que el modo de operar no coincidía con el establecido por la Unión.


extorsiones y narcomenudeo 2

Sin embargo, la PGR y autoridades locales tienen identificados a dos individuos que tomaron el relevo de “El Tiger” para proseguir con las extorsiones: Víctor “El Alor” a la cabeza y Mauricio “El Ahuátl” por debajo.


Mismo perfil: visten ropa de moda, costosa, pero son igual de peligrosos que sus antecesores, según las autoridades capitalinas que les siguen los pasos.


Otros de los responsables son un hombre apodado “El Actor” y Carlos “N”, que serían los contactos con administradores de los centros nocturnos y gente del medio del espectáculo con el que los dealers pretenden camuflarse.


¿Quiénes son los meros meros?

“El Ahuátl” tiene 21 años de edad y había sido detenido el 10 de agosto del año pasado en la calle Tamaulipas, Condesa, con 37 envoltorios de cocaína, pero obtuvo su libertad al determinarse que su captura fue ilegal.


Lo mismo pasó con “El Alor”, de 24, arrestado cinco días antes con droga y armas en la colonia Narvarte, pues fue liberado bajo las mismas condiciones.


Se sabe que son los coordinadores de los cobros debido al testimonio de algunos de sus cómplices detenidos y videograbaciones de establecimientos donde estuvieron previamente.


Sin embargo, los cobradores son otros individuos, usualmente sicarios que fueron identificados por comerciantes de Plaza Santo Domingo, en el Centro, donde tuvo su origen la extorsión sistémica de la Unión de la B.


No sólo extorsionan, también suelen armar fiestas que empiezan al cerrar el antro y terminan por la tarde del siguiente día.


Lee también: Así es la venta de droga en antros de la Roma-Condesa


Uno de sus antros preferidos está en Avenida Nuevo León, donde provocaron destrozos y consumieron todo lo que pudieron sin pagar. Allí departía “El Ahuátl”. Alto, fornido, pero con un rostro de expresión inocua.


Las autoridades tienen videos donde protagonizó golpizas a clientes y dealers rivales sobre Avenida Nuevo León.


De su jefe, “El Alor” se sabe que es apasionado de las motocicletas, tiene un tatuaje con una U en el lado derecho del pecho y posee al menos cuatro empresas lícitas asentadas en la alcaldía de Cuauhtémoc.


De estatura media, complexión media e incipiente barba, “El Alor” es señalado en informes de Inteligencia de la Policía como un hombre violento, pero que pretende mezclarse entre la clase media bajo la fachada de un “junior” que usa lentes de pasta y ropa de moda.


Es parte del conflicto que asedia a la Condesa, la cual registró una afluencia de visitantes nacionales e internacionales de 12 mil 186 personas y una derrama económica de mil 22 millones de pesos en 2017, acorde con la Secretaría de Turismo local.


Pese a todo, las denuncias contra los cabecillas de la Unión y en general contra su operación brillan por su ausencia.


Por “El Alor” y “El Ahuátl” no hay hasta ahora un mandamiento judicial en su contra.



______________________

*Este reportaje fue realizado por el grupo de reporteros de Cultura Colectiva y Antonio Nieto de La Silla Rota.


Podría interesarte:


Lee también: Los grupos delictivos que trajeron la guerra del narco a la CDMX

ETIQUETAS: ciudad de méxico inseguridad editors choice
REFERENCIAS:
Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS