FOTOS. Así se ve la maternidad en contextos de crisis humanitaria

8 de mayo de 2020

Lau Almaraz

Así es como mujeres que han sido pacientes de Médicos Sin Fronteras, sobreviven a las crisis que se les presentan en la vida diaria.


Quieres ver a mamá, ¿cierto? La quieres abrazar, llenar de besos, de apapachos. Quieres decirle cuánto la amas a través de una canción, de un regalo hecho por tus propias manos, de una carta que sea de tu puño y letra y no enviarle una voice note o verla a través de una videollamada, la cual reflejará todavía más la pesadumbre que causa esta contingencia que no te permitirá demostrarle a mamá lo valiente que es.


Este 10 de mayo, queremos reconocer a todas las madres que enfrentan situaciones profundamente críticas como una pandemia, un conflicto armado o un desplazamiento forzado. Cada una de las mujeres que Médicos Sin Fronteras (MSF) atiende en más de 74 países es reflejo de esas constantes luchas. En sus miradas y testimonios, hay motivos para seguir curando y demandando un mundo más justo e igualitario. Estas historias narran la realidad: mujeres que tienen que caminar kilómetros para llegar a un hospital; mujeres que enfrentan contextos inseguros o confinamientos; mujeres que se ven forzadas a huir con su familia en busca de una vida mejor.


 1


Son madres que desafían la realidad todos los días. Que con valentía y tenacidad, sobreviven a los panoramas más adversos. Ellas intentan vencer el terrible miedo provocado por la violencia, el estigma social y las terribles consecuencias de los conflictos sociales para dar cuenta de su fortaleza y así darles a sus hijos e hijas lo mejor que pueden.


A través de estas imágenes, te contamos las historias de cada una de estas madres que hoy son motivo de un homenaje hecho por Médicos Sin Fronteras y Cultura Colectiva News.


Mythysse, México.

Fotografía: Arlette Blanco, MSF

El 12 de abril, Mythisse, una migrante obligada a huir de Haití, tuvo a su hijo en una ambulancia de la Cruz Roja, porque el Hospital Materno Infantil en Reynnosa no tenía disponibles médicos debido a la emergencia del COVID-19. Mientras la trasladaban al Hospital General, entró en proceso de parto y dio a luz a un niño sano, que pesó 4 kilogramos. 


Después de un mes de emergencia de COVID-19, con la entrada bloqueada a Estados Unidos, y debido a la situación vulnerable de los migrantes atrapados en la frontera norte, especialmente en Matamoros y Reynosa, MSF refuerza sus actividades de promoción de la salud y medicina, en los refugios y dentro del campamento de solicitantes de asilo, mientras la organización prepara su respuesta para atender posibles casos de COVID19 en coordinación con las autoridades locales.


 2


Ruth, México.

Fotografía, Arlette Blanco, MSF

Ruth, madre de cuatro hijos, dejó Honduras en 2018, para escapar de una vida de violencia cotidiana. Su esposo fue secuestrado y liberado. Su familia tuvo que huir porque sus vidas estaban en peligro. Su viaje ha sido muy difícil. Han dormido en la calle y enfrentado asaltos, pero MSF pudo ayudarlos con atención médica y psicológica.


 3


Telha Ahmed, Irak.

Fotografía, Ahmed Kaka, MSF

Firdous Salah, una niña mosulawi de cinco años, tomó por sorpresa a su familia cuando extendió la mano hacia una tetera de agua hirviendo que descansaba sobre un calentador de aceite, y luego la volcó sobre su cuerpo. Su brazo derecho, abdomen y ambos muslos estaban escaldados.


Su abuela, Telha Ahmed, la acompaña mientras su madre está preocupada por cuidar a los hermanos de Firdous en la tienda que se ha convertido en su santuario, a raíz de una guerra devastadora para recuperar las ciudades iraquíes del grupo del Estado Islámico (IS) - una guerra que ha Dejó a muchos ciudadanos varados en campamentos destartalados en todo Irak.


 4


Honduras.

Fotografía, Sergio Ortíz, MSF

Una paciente recibe una sesión de ultrasonido como parte de su control materno en la Clínica Materno Infantil de Choloma, en Honduras. MSF trabaja en Choloma desde 2017, con elevados índices de violencia, en un proyecto que colabora directamente con la Clínica Materno-Infantil de la Secretaría de salud, para brindar atención ginecológica, de salud primaria y salud mental a las mujeres, especialmente a las embarazadas.


 5


Ana, Honduras.

Fotografía, Sergio Ortíz, MSF

Ana* sale de su habitación después de haber dado a luz a su hijo en la sala de partos de la Clínica Materno Infantil de MSF en Choloma, Honduras. Los equipos de MSF en Choloma brindan servicios de planificación familiar, consultas ante y postnatales, atención de partos, además de ofrecer apoyo psicosocial a las sobrevivientes de la violencia y violencia sexual. En 2019, MSF atendió 686 partos. 


 6


Fatmata, Sierra Leona.

Fotografía, Vincenzo Livieri, MSF

Momo, de apenas siete meses, con su madre Fatmata, de 30 años, en la Unidad Pediátrica del Hospital MSF Kenema. Vinieron de Dama, un pueblo distante, a 20 millas del hospital. Fatmata tuvo que pagar 60 mil leones por un viaje en moto para llegar al centro de salud. Cuando llegaron, Momo estaba inconsciente con fiebre alta y escalofríos. Su madre conocía el hospital de MSF después de que los promotores de salud visitaron su aldea. Fatmata espera que su hijo se recupere pronto; le preocupa perder demasiados días de trabajo.


 7


Tiangay, Sierra Leona.

Fotografía, Vincenzo Livieri, MSF

Mussa, de un año, en el Centro Nutricional del Hospital MSF Kenema. Tiangay, su madre no sabe su edad, pero parece muy joven. Llegaron al hospital hace seis días porque Tiangay estaba preocupada de que el bebé había estado vomitando y había tenido diarrea durante los últimos tres días. Mussa pesó solo 6 kilos (el peso mínimo para que un niño de su edad y estatura se considere que sufre de desnutrición es de 7 kilos). Después de dos semanas en el hospital de MSF, su madre se sintió aliviada porque Mussa había comido las dos comidas, un pequeño paso, pero realmente significa mucho: es el comienzo de su recuperación.


 8


Shuvai Munyaratzi, Zimbabwe.

Fotografía, Nyasha Kadandara, MSF

Shuvai Munyaradzi sostiene a su nuevo bebé. Gutu, Zimbabwe, Shuvai vive en la ciudad de Gutu, distrito de Gutu, Zimbabwe. Estaba visitando el Hospital Rural Gutu para recibir otro servicio cuando escuchó sobre el examen cervical. Tras regresar para una consulta VIAC, la enfermera detectó algunas anormalidades en su cuello uterino. La madre de dos hijos estaba preocupada por el resultado, pero con el apoyo y el asesoramiento de su esposo y del personal, se sometió a crioterapia y ahora esta mucho mejor.


 9


Brakhado, Mar Mediterráneo.

Fotografía, Hannah Wallace Bowman, MSF

Brakhado* dio a luz a su hijo de 11 meses, Aeden*, en un centro de detención. Durante sus 3 años en Libia, fue capturada, encarcelada y golpeada de forma rutinaria. Ella fue separada de su esposo, quien fue extorsionado. Trató de cruzar el Mediterráneo varias veces. En su cuarto intento se negó a irse y piensa que fue mejor porque nunca más volvió a saber de aquellos a bordo. Brakhado fue rescatada junto con su esposo y otras 91 personas de un bote de goma en apuros el viernes 24 de enero, justo antes del amanecer. Ella desembarcó en Taranto, Italia, el 29 de enero, junto con 402 personas más. 


 10


Raido, Grecia

Fotografía, Anna Pantelia, MSF

“El hospital me dijo que no tenía atención especializada para mi hijo, Abdul, y que deberíamos ser trasladados a un hospital más grande. Tengo un hijo que está enfermo, está totalmente paralizado, es epiléptico y ni siquiera puede dormir. Hasta ahora nadie ha podido ayudarme. Soy una madre soltera, con otros 3 hijos y estamos atrapados en Lesbos", cuenta Raido de 27 años, proveniente de Somalia. Su esposo murió antes de que ella tomara la decisión de venir a Grecia. Durante los últimos cuatro meses, los médicos de MSF han atendido al menos a 140 niños con casos crónicos y complejos que no tienen acceso a medicamentos ni a la atención especializada que necesitan. Algunos de ellos si no se tratan podrían enfrentar consecuencias de por vida o incluso la muerte".


 11


Rogelili, República Democrática del Congo

Fotografía, Solen Mourlon

Rogelili con su bebé Asiwife, hospitalizada por desnutrición frente a la unidad del hospital de referencia general del área de Nizi, RDC. Rogelili está en el centro de salud de referencia general del área de Nizi con sus cuatro hijos: Asifiwe, Niakato Gloria, Joel y Dramani. Los cuatro fueron hospitalizados durante una semana porque sufrieron de desnutrición.


 12


Josée Dfikanza Nyudey, República Democrática del Congo

Fotografía, Alexis Huguet

Josée Ddikanza Nyudey, de 36 años, sostiene a su hija de 6 años, Espérance, en su refugio de paja en el sitio de desplazados internos de Rho, territorio de Djugu, provincia de Ituri, el 10 de noviembre de 2019. Espérance recibió un disparo y resultó herido en un ataque armado en el sitio de desplazados internos, hacia final de septiembre de 2019. "Cuando llegaron los atacantes, gritaron: 'Verán, hoy los mataremos a todos'. Hubo disparos en todas partes. Espérance comenzó a llorar pero estaba oscuro y no podíamos encender el antorchas. Solo por la mañana vi la sangre en el suelo, la niña había resultado herida", dice Josée.


 13


Venezuela

Fotografía, Adriana Loureiro Fernández

Una madre cuida a su hijo en el departamento de emergencias del hospital de Tumeremo. Este hospital es uno de los dos grandes hospitales del estado de Bolívar, sin embargo, parte de este no ha funcionado en los últimos años y el personal médico de allí lucha por proporcionar incluso servicios regulares. La crisis económica en Venezuela ha afectado severamente el sistema de salud del país y muchos hospitales, como este, ahora están en muy mal estado. MSF comenzó el apoyo a este hospital en 2020, primero con actividades de agua y saneamiento, electricidad y mantenimiento, así como triaje y emergencias, actualmente ante el COVID-19, trabaja en este mismo hospital brindando atención especializada.


 14


India

Fotografía, Tadeu Andre, MSF.

Una madre sostiene a su bebé recién nacido nacido el día anterior, durante una visita domiciliaria del equipo de atención posnatal de MSF, como parte de una sesión de acercamiento comunitario que se llevó a cabo en la aldea de Tetrai, Chattisgarh, India. Se realizan visitas como estas para revisar la condición de la madre y del bebé después del parto y garantizar que no haya complicaciones. Además de esto, las enfermeras de atención postnatal ayudan a las madres brindándoles orientación sobre el cuidado de un recién nacido.


Las sesiones de enfoque comunitario se utilizan para educar a las personas, de áreas rurales, sobre las mejores prácticas básicas de salud a través de un promotor de salud, así como para proporcionar atención primaria de salud con los servicios de una enfermera en el lugar.


 15


Brasil

Fotografía, Mariana Abdalla

Alex es un migrante venezolano de 12 años que vive en el refugio Jardim Floresta en Roraima, norte de Brasil, con su madre, hermanos y sobrinos. Rebeca, la madre de Alex, ha comenzado a producir bolsos de vestir con estampados inspirados en la migración. Allí, tienen acceso a refugio, comida e higiene básica y recreación. "Cuando sea mayor, quiero ver paz y tranquilidad", dice Alex. Muchos niños migrantes en Roraima, como Alex, necesitan apoyo psicológico para hacer frente a los problemas de ser un migrante durante un período ya desafiante de sus vidas. MSF ha estado prestando servicios en el refugio desde noviembre de 2018.


 16


Recuerda que con nosotros puedes seguir informado aquí.

__________________________________________________________

Foto de portada: Alexis Huguet, MSF.

Con información de Médicos Sin Fronteras.


Podría interesarte:

Las impactantes imágenes del regreso a clases en Wuhan, China

Las poderosas imágenes de médicos luchando contra el coronavirus en el mundo

Las impactantes imágenes de médicos que luchan contra coronavirus en Italia


ETIQUETAS: Mujeres mundo
REFERENCIAS:
Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS