‘Déjame grabarte’, el modus operandi de un hombre en apps de citas en México

25 de agosto de 2020

Lau Almaraz

El hombre las convence para dejarse grabar sin que las mujeres sepan que esos videos irán a parar a páginas de videos para adultos.


Mariana decidió no callarse más. Una publicación en Facebook le provocó contar su historia para evitar que más mujeres caigan en las mentiras de Henry, como se hace llamar el alemán con el que hizo match en Lovoo, una app de citas alemana similar a Tinder, con una versión en español. "Cuéntenme la historia más tétrica que hayan tenido con una aplicación de citas", decía la publicación con la que la joven se animó a contar su experiencia.


Ella se salvó de ser grabada para protagonizar, sin saberlo, un video para adultos; sin embargo, se dio cuenta que muchas mujeres no habían tenido la misma suerte que ella y ahora están en la red, siendo vistas por miles de personas que tienen acceso a la infinita red pornográfica alrededor del mundo.

‘dejame grabarte’ el modus operandi de un hombre en apps de citas en mexico 1


'¿En serio es la primera vez que salimos?'

Mariana cuenta a Cultura Colectiva News cómo fue que todo comenzó. "Hice match con un alemán super guapo, pero no hice filtro con él. Normalmente cuando salgo hago mega filtro, pero pues no sé porqué con él ni lo hice. Me escribió en español que si salíamos, le contesté como dos días después 'sí, va'. Me dijo: 'deja que regrese a la CDMX porque ando en Puebla y mañana voy a Veracruz, pero regreso", relata Mariana agregando que no hizo mayor esfuerzo por saber más de él. "Gran error", dice ella.


Henry, el nombre de este alemán con el que hizo match, regresó a la Ciudad de México y le pidió encontrarse. Se citaron en Bellas Artes. "Nos pusimos a platicar, dar la vuelta, entramos a un Kentucky a comer, todo padre y ya sabes que la risa, que esto y lo otro, nos llevó a 'pues vamos a tu hotel'. Sí, ahí vamos y pasamos por un helado mientras íbamos en camino".


"En eso hizo un comentario extraño: '¿En serio es la primera vez que salimos?' Pensé 'este wey es un cabr*n y ha de salir con muchas. Y dije 'si él cabr*n, yo cabr*na y media. La neta no me importaba, yo a lo que iba y era de solo una noche y ya, no me iba a casar con él, entonces, dije, sólo debo tener mucho cuidado", contó Mariana. Aunque ella tomó las precauciones y se puso de acuerdo con una amiga para que ella supiera en todo momento en dónde y con quién estaba, hubo algo raro al llegar al hotel.

‘dejame grabarte’ el modus operandi de un hombre en apps de citas en mexico 2


'Quiero tener un hijo tuyo'

Cuando llegaron al cuarto del hotel "El Salvador", ubicado a un lado de la Torre Latinoamericana, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, Mariana notó que la habitación estaba demasiado desordenada. "Bolsas del super con despensa y cuándo le pregunté en que trabajaba se limitó a decirme en la computadora. Sólo me reí mucho y ya no pregunté más. Me senté en la cama y se acercó a mí con un aceite para bebé y me dice: dame un masaje", relata. "Quería reírme pero no lo hice. Sólo seguí el juego. Entonces empezó a hacer cosas que solo pasan en una película porno. Pensé: 'wey me siento en una película porno'. Esto esta raro, algo me decía que debía estar super atenta".


Mariana le preguntó si traía condones, pero Henry le respondió que no, que él quería un hijo de ella. Ella se negó y comenzó a ponerse incómoda. Luego de hacer un par de "berrinches", como ella los describe, él se levantó de la cama mientras Mariana se repetía en su cabeza que todo estaría bien, que habría manera de salir de ahí. Henry fue directo su mochila, de donde sacó un cubo que de inicio Mariana no identificó. Mientras ella lavaba sus manos, siguió negando tener sexo con él tras su negativa a usar métodos anticonceptivos.


"Le comencé a decir que a la chingad*, que estaba pendej* y no sé que más le dije. El wey sólo me miraba y me decía 'bueno, vamos a dar la vuelta" y yo 'no wey, una vez que salga de aquí no nos vamos a volver a ver'. Salí de ahí, lo reporte a la app, lo bloqueé y hable con mi amiga de lo sucedido. Afortunadamente no se puso loco. Lo que traía en la mano, el cubito que vi, era una camarita".

‘dejame grabarte’ el modus operandi de un hombre en apps de citas en mexico 3


Graba a mujeres de todo el mundo para distribuir sus videos en páginas para adultos

Tuvo que pasar un año para que Mariana descubriera para qué necesitaba Henry esa cámara que había sacado de su mochila. "Pasa un año aproximadamente y navegando por la web, viendo películas para adultos, de pronto ¡pum! Salvaje video donde aparecía el tipo este. Quedé en shock y dije 'a ver, a ver'. Pues efectivamente era este cuate con una chica teniendo sexo sin condón y grabando la situación. Y dije: 'Dios, el wey quería hacer lo mismo conmigo'. Claramente cuando salí de su hotel, pensé en miles de cosas, que él seguro hasta una ETS tenía y miles de cosas y sí que me quería grabar, pero jamás pensé en que se dedicara a eso".


Fue entonces cuando todo hizo sentido para Mariana. "Todo hizo match, su comentario de '¿seguro es la primera vez que nos vemos?', el aceite para bebé... Quise recuperarme del shock cuando de pronto en videos similares o videos del mismo actor, aparecieron no 1, no 2, no 10, si no muchísimos videos de él, haciendo lo mismo con muchas mujeres. Mujeres de todas partes del mundo. Seguí indagando para ver que no hubiera nada mío, obvio no le di tiempo de nada porque me fui, pero quería estar segura. Pensé en que todas esas mujeres que salen ahí, se dejaron grabar, porque la cámara la saca descaradamente y se las pone en la cara y ellas posan, bueno, son videos super explícitos".


Mariana cuenta su experiencia para evitar que más mujeres sigan cayendo en el juego de Henry. "Sentí mucha rabia de pensar que ellas no saben que sus videos están ahí. Y no sólo aparece con mujeres, aparece con hombres, con trans, bueno con todo. El cuate se dedica a eso y hasta firma los videos. Y sí, claro trabaja en la computadora. Y esto lo recordé cuando salió el caso del australiano que hace lo mismo, un tal Brad Hunter. La verdad es que pensé mucho en cómo alertar a las mujeres del alemán, pero es que no tengo información de él, no existen redes sociales como las que Brad tiene. Lo bloqueé y borré de mis contactos de WhatsApp y de la app, ya no tengo manera de tener info de él. Sólo recuerdo el nombre del sitio web con el que firma los videos y obviamente entré para ver, pero tienes que pagar para acceder y todo está en alemán. Al final, a mí no me pasó nada porque no deje que pasara y el cuate no se puso agresivo ni nada. Pude salir de ahí sin problema. Estoy segura que las chavas que se dejaron grabar no saben que sus videos están en Internet, en todos lados", finaliza Mariana.


Recuerda que con nosotros puedes seguir informado aquí.

__________________________________________________________

Foto de portada: Cortesía Cultura Colectiva News.


Podría interesarte:

¿Quién es Brad Hunter? El acosador sexual australiano que grabó a mujeres mexicanas

Ley Olimpia: Fiscalía investiga chat con más de 20 mil personas donde ‘rolaban el pack’

Así opera 'Packs de México', página que comercializa imágenes de mujeres desnudas en Internet


ETIQUETAS: noticias
REFERENCIAS:
Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS