Trabajadoras sexuales y trans: la vida después del covid-19

3 de agosto de 2020

Lau Almaraz

La vida no es fácil con el covid-19, pero... ¿cómo se vivirá después de esto? ¿Cómo trabajarán? Ellas mismas lo cuentan.


No hemos podido abrazar. No hemos podido besar. No hemos podido disfrutar. La familia la hemos mantenido alejada, muchos permanecemos solos, aislados, trabajando en un cuarto del que no debemos salir para evitar contagiar o ser contagiados. El covid-19 llegó a nuestras vidas y las ha transformado de una manera impresionante. La 'nueva normalidad' rige ahora bajo sus principios no sólo nuestros trabajos, sino también nuestra forma de vivir.


Ante esta situación, las poblaciones vulnerables han quedado bajo una invisibilidad dolorosa. Las minorías afectadas, las de la gente que tiene que salir a trabajar, la de la gente que no puede quedarse en casa porque si lo hace, no come, son parte de una iniciativa lanzada por el grupo cívico "Tejiendo pueblos, Amigos remendando oficios", encargado de hacer una labor social a raíz del sismo de septiembre del 2017.


A través de una campaña de concientización lanzada en sus redes sociales y con el trabajo fotográfico de Taly Rish, este grupo entrega despensas a poblaciones vulnerables, en esta ocasión, compuestas por trabajadoras sexuales y trans, mismas que tuvimos la fortuna de entrevistar para que de viva voz nos hicieran saber cómo es que el covid-19 ha transformado sus vidas.

 1


'Guerreándole para llevar un taco a mi familia', Erika Sánchez, trabajadora sexual trans, 44 años

Originaria de Guerrero, Erika se siente olvidada en México. "No se acuerdan, tenemos que salir a trabajar, luchar por medios de nosotras, porque si no lo hacemos nadie más nos da, nos niegan el trabajo o todo eso si uno busca trabajo por ser mujer trans", comentó a Cultura Colectiva News. La gente ya no se les acerca, la sana distancia se los impide. "Sí nos afecta porque la gente no se nos acerca, los clientes por lo mismo de la sana distancia, no se quieren contagiar o equis cosa. Es menos trabajo para nosotras porque no ha habido clientes por la sana distancia".


¿La discriminación sigue latente? "Desde siempre, discriminación siempre la hemos tenido, nada más por ser mujer trans o porque estamos trabajando en la calle; crítica más que nada o humillaciones, agresiones verbales, pasa la gente te insultan, te dicen de cosas", refirieron. ¿Pensar en sobrevivir durante esta pandemia? "Así guerreándole, para poder llevar aunque sea un taco para mi y para mi familia".


"Que nos respeten, que nos entiendan, que no nos queda de otra más que trabajar de esto porque así como ellos tienen necesidad de trabajar, también nosotros lo tenemos, nada más que ellos no son discriminados, le dan trabajo por ser gente normal y una chica trans siempre sufre porque nos niegan todo ese tipo de trabajo, discriminación, ya no nos dan nada, y no nos queda de otra más que trabajar en la calle, sacar lo que se pueda", es el mensaje de Erika para aquellos que hoy pueden leerla.


 2


'Estamos a la ley de Dios', Erika, trabajadora sexual trans, 30 años

Para Erika, las medidas sanitarias han sido distintas desde el inicio de la pandemia. "Estamos usando gel antibacterial, cubrebocas, pero realmente estamos a la ley de Dios, en cualquier momento sabemos que podemos contagiarnos de algo", indicó y agregó que el tema de la discriminación sigue estando latente: "Creo que ha habido más ahorita porque con lo del covid y aparte la discriminación por el trabajo sexual ha aumentado".


Pero, el mensaje de Erika es claro: no juzgar. Si no ayudas, no juzgues. "En lugar de discriminar, antes debes de saber el porque de las situaciones, por qué estamos paradas en una esquina, y que no nos juzguen, si no nos ayudan que tampoco nos juzguen. Esta es la casa del jabonero, el que cae, resbala. Que haya más solidaridad para las trabajadoras y respeto".


 3 

'No hay dinero, yo soy jefa de familia', Marlen Maldonado, 42 años

"No sabes quién te puede contagiar", así de clara es Marlen ante los micrófonos de Cultura Colectiva News. "La afluencia de los clientes es muy poca y además es riesgoso, no sabes quién te puede contagiar. El Gobierno nos olvida, te sientes triste, decepcionada del mismo Gobierno, porque te promete muchas cosas para que votes por ellos. Cuando tú votas por ellos no te preguntan si eres prostituta, realmente eres parte de la población, y como parte de ella ya te dejaron a un lado".


¿Y el covid? ¿Cómo ha afectado la vida de trabajadoras como Marlen? "Finalmente no hay dinero, la poca economía de las personas en situación media se les está acabando, entonces como no hay dinero no hay economía para mi casa; yo soy jefa de familia. Que la sociedad te voltee a ver como una persona con derechos como todos, finalmente el trabajo sexual es trabajo, yo no estoy robando, secuestrando. Yo no tengo otra opción de dinero, soy ama de casa y este es mi trabajo, no tengo otra opción. Dependo de mis clientes día a día, cosa que no han venido por miedo a contagiarse, los clientes han bajado 70 por ciento", finaliza Marlen. 

 4


'Raro es el que confía en nosotras', Patsy, 60 años; 42 como trabajadora sexual

"Ahorita yo no he podido trabajar desde que empezó el covid", nos cuenta Patsy, "porque me operaron de una hernia inglinal pero la verdad mis compañeras y todas han estado sufriendo de que no hay dinero, no hay trabajo y no hay apoyo económico, del gobierno, y si nos ofrecieron una tarjeta de dinero con mil pesos que nos iban a dar cada mes, nada más nos la dieron un mes y la Licenciada Itzel se quedó con ellas".


Los apoyos han llegado de parte de otras organizaciones, además de "Tejiendo pueblos, amigos remendando oficios". "Gracias a Brigada Callejera que nos han apoyado y otras organizaciones, no nos sentimos desamparadas porque muchas compañeras luchan por nosotras, por unirnos, por apoyarnos. Somos más vulnerables, más nobles, más humanas, entre compañeras nos hemos apoyado a nuestras posibilidades y por eso no nos hemos sentido tan solas, pero por el gobierno sí. Es muy difícil porque ya casi no quieren ir muchos por causa del contagio, y aunque nosotras estamos bien en nuestro chequeo general, traemos nuestras indicaciones correctas. Raro es el que confía en nosotras. También hay clientes que son muy cuidadosos y todo".


Acuérdense de las minorías, el común denominador de estas mujeres hoy, ante la presencia del covid. "Me gustaría que se acordarán que todos los que tienen dinero, salud, posibilidades, que no se olviden de la gente que realmente lo necesita, que podrían apoyar a mis compañeras con una despensa, ayudarla para que puedan invertir y hacer otra cosa. Muchas saben poner uñas, peinar, hacer limpieza, que le den oportunidad de trabajar y hacer las cosas bien. Muchas no están porque quieren estar, porque tienen que estar, mantener hijos y no les dan la oportunidad de salir adelante", finalizó.


 5


No las olvides...

Gracias a la campaña de concientización que desarrolló "Tejiendo pueblos, amigos remendando oficios" en sus redes sociales hablando sobre como es una población olvidada, lograron reunir donativos con los que compraron 210 despensas con 16 artículos cada una. En esta donación participaron también organizaciones como:

  • Cooperativa Ángeles en Busca de la Libertad
  • Unión de Trabajadoras Sexuales Esquina Libre
  • Como observadores, hubo personal de: Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer “Elisa Martínez”, A.C. 



ETIQUETAS: salud noticias sexoservidora
REFERENCIAS:
Lau Almaraz Lau Almaraz

Periodista egresada de la FES Acatlán.

COMENTARIOS