OPINIÓN: Campañas al grito de guerra

Cultura ColectivaMartes, 3 de abril de 2018 11:50

shares
politica millennials en las elecciones de mexico

El periodista Samuel Prieto se inmiscuye en las entrañas del rechazo millennial hacia la política, un factor que será determinante en las elecciones


Quien quiera ganar la elección tiene que ganar las redes. Internet es la casa natural de los millennials quienes representan 3 de cada 10 votantes mexicanos. Son los más duros de convencer, los más críticos y los menos interesados en la política tradicional por su falta de credibilidad. Así que también es la trinchera más estratégica y difícil.


Sólo nombrar a cualquiera de los partidos, sobre todo los más grandes y antiguos, PAN, PRD, PRI y PT, ya ocasiona de entrada un rechazo.


Los de creación más reciente evitan lo más posible la palabra partido incluso dentro de su nombre. Encuentro Social, Movimiento Ciudadano, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y Nueva Alianza. Es una tendencia en el mundo. Ahora las agrupaciones políticas toman nombres hasta con llamados a la acción como En Marche! (¡En Marcha!) en Francia o Podemos en España.


Las herramientas de marketing que utilizan también están en sintonía con ese concepto. Ritmos tan pegadizos que se han convertido hasta en ringtones y remixes de antro como "La Niña Bien" que va a votar por “ya sabes quién” y Yuawi con su Movimiento Naranja.


(Video: Almudena Ortiz Monasterio vía YouTube)


(Video: Movimiento Ciudadano vía YouTube)


El problema actual de esas estrategias es que no están acompañadas con ideas y propuestas. Además terminan diluyéndose al momento de las alianzas con partidos clásicos y con las candidaturas de políticos hechos a la vieja usanza.


Lo que muchos aspirantes al poder no entienden es que el discurso acartonado, la imagen de funcionario pulcro, la del rijoso salvador o la del joven innovador prediseñado ya no venden. Deben ser personas auténticas, reflejo de lo que siente y piensa la gente.


Una de las razones por las que Donald Trump conectó con los electores estadounidenses en 2016 fue que mientras su adversaria, Hillary Clinton, era toda pulcritud, corrección y elegancia, él podía aparecer despeinado, con la corbata chueca o vomitando blasfemias políticas con toda naturalidad. Ya no es suficiente con disfrazarse de normal, hay que serlo... y vaya que lo normal suele tener mucho de excéntrico.


La clase política mexicana está aprendiendo esto a golpe de ensayo y mucho error. ¿O será que no hay nada bueno en su autenticidad? No es tan simple, no hay nada de artesanal en las estrategias.


Hoy sabemos, por ejemplo, que Cambridge Analytica, esa firma de escándalo que manipuló a 50 millones de usuarios de Facebook en Estados Unidos para influir en la elección de Donald Trump, sí ha ofrecido sus servicios a los partidos más grandes en México. ¿Cuántos más de esos despachos hay por ahí operando?


La herramienta que utilizó para recabar los datos ocupa una artimaña simple. La app Pig.gi obsequia tiempo aire de celular a cambio de responder encuestas y acceder a los datos de navegación del dispositivo móvil en Internet y redes sociales para conocer los gustos y hábitos de consumo del usuario.


Esa aplicación fue suspendida en Colombia, pero en México sigue operando aunque sus administradores prometen que ya no colabora con Cambridge Analytica.


La batalla en las redes es mucho más compleja que en la televisión y la radio donde el bombardeo de noticias con acusaciones y descalificaciones es el aderezo de una andanada de anuncios propagandísticos.


La guerra es por ganar tu voto. Sé cuidadoso. Los daños colaterales pueden ser graves. Tu información en manos de quién sabe, que además puede utilizarla para muchos más propósitos ocultos. No pongas en tus redes más de lo que le contarías al taxista o al peluquero. Para muestra de qué tan delicado es, a partir del lunes 2 de abril tu historial ya es requisito para tramitar la visa estadounidense.


Tenemos enfrente 90 días de guerra entre políticos por tu voto. Debates, acusaciones, señalamientos y mucho lodo. Mantén el foco. El futuro inmediato de todo un país es lo que está en juego.


Periodista y productor audiovisual

www.samuelprieto.com

Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS