OPINIÓN: Un país dividido en bandos, todos pierden

Cultura ColectivaMartes, 8 de mayo de 2018 12:03

shares
mexico mexico esta dividido por las elecciones

Muchos piensan que México está dividido por las elecciones, por ello el periodista Samuel Prieto nos cuenta qué ha pasado para haber llegado a ese punto


Pasiones desatadas, demonios sueltos, opiniones encontradas y posturas políticas confrontadas. El problema es que la elección presidencial se convierta en una batalla campal de bandos. Tecnócratas contra populistas, chairos contra derechairos, el autodenominado pueblo contra el designado antipueblo.


Una polarización de esa magnitud no le conviene a nadie, no es democracia, no es civilidad y sí lastima. Como en cualquier pelea, el derrotado sale muy golpeado pero el ganador no se va limpio. Iniciar un nuevo sexenio con el país dividido, enfrentado y resentido es condenarlo a quedar estancado en el mejor de los casos.


Veámoslo desde nuestra área de análisis. Uno de los escenarios de combate son las redes. El tweet que le costó la chamba en dos canales de televisión al columnista Ricardo Alemán se leyó fuerte, claro, ofensivo, indignante, como un mensaje de odio, alentando la idea de un homicidio político contra el candidato presidencial de izquierda y sus seguidores, con quienes mantiene desacuerdos vehementes y apasionados.


mexico esta dividido por las elecciones 1

El periodista fue muy criticado en redes sociales por "llamar" a un magnicidio. (Foto: @RicardoAlemanMx)


«A John Lennon lo mató un fan, a Versace lo mató un fan, a Selena la mató un fan, a ver a qué hora, chairos», decía el tweet en formato de imagen con el recado adjunto: «Les hablan!!!».


La condena, generalizada. El hashtag #NoAlPeriodismoSicario iniciado desde la cuenta de Twitter del periodista y productor Epigmenio Ibarra se convirtió rápido en tendencia mexicana e internacional.


Las plumas más respetadas se sumaban a los bandos. El periodista Alberto Barranco establecía su posición:

Los odios se volcaron hacia ambos lados del espectro político, simpatías y antipatías incluidas. Al columnista Julio Hernández “Astillero”, quien fue el primero en señalar los peligros de lo que el tweet de Alemán estaba provocando, recibió su dosis de intolerancia.


Por mensaje privado, el amedrentamiento:

En la otra esquina del ring, el cronista deportivo autodefinido como rudo, Arturo Rivera llamó “pinches perros jotos” a los simpatizantes de Morena en un tweet en que incluyó una fotografía del escritor Paco Ignacio Taibo II, tomada en la Feria del Libro del Zócalo en 2014, vistiendo una camiseta con la leyenda “Menos Paz y más Revueltas”, que en realidad era un juego de palabras refiriéndose a los grandes escritores mexicanos Octavio Paz y José Revueltas, no a una convocatoria revoltosa.

Ricardo Alemán ofreció su disculpa e hizo su aclaración. Lo que buscaba, dijo, era alertar sobre la posibilidad de que algún fanático cometiera el homicidio y aceptó que no fue ducho al expresarlo.

Pero el daño ya estaba hecho. Los ánimos ya estaban encendidos. ¿Quién empezó? La percepción es que esta vez la provocación fue de los contrarios al presidenciable que paradójica y generalmente es visto como el escandaloso, alborotador, sedicioso y antisistémico.


José Antonio Meade, el candidato del partido oficialista, mantiene al aire spots propagandísticos en que exhibe a Andrés Manuel López Obrador como una amenaza que quiere tumbar la reforma energética y la educativa, incita a la violencia y hace acuerdos con personajes indeseables como Elba Esther Gordillo. Plantea su disyuntiva radical: «elije miedo o Meade».


(Video: Fernando Juárez Cortés vía YouTube)


López Obrador ha tenido encontronazos que también han rozado la delicada línea de la polarización. Asumiéndose como el líder providencial que el pueblo necesita, ha buscado poner a la clase empresarial como el antipueblo explotador y corrupto del que hay que defenderse porque es el culpable de la desgracia económica, de que no haya refinerías, de que esté construyéndose un aeropuerto que está presentando como un ícono de la corrupción y de conspirar para que gane otro candidato mediante el llamado voto útil.


Los empresarios ya dieron el manotazo en la mesa y le dijeron «Así no», mediante un desplegado.

Condenamos que un candidato a la presidencia de la República recurra a ataques personales y a descalificaciones infundadas. Es preocupante que alguien que aspira a ser presidente de México denoste a quienes no comparten sus ideas.


En otro desplegado que el Consejo Coordinador Empresarial publicó en los periódicos del lunes 7 de mayo, afirman que «el país que todos queremos requiere de un liderazgo que convoque a la unidad, no a la división».


Queremos un país pacífico, ¿que no?


Samuel Prieto

Periodista y productor audiovisual

www.samuelprieto.com



*Las columnas de opinión de CC News reflejan sólo el punto de vista del autor.

Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS