OPINIÓN: El "Chavo chaka" y la "Niña bien", marketing y contramarketing

Cultura ColectivaJueves, 12 de abril de 2018 8:05

shares
Elecciones 2018 chavo chaka y la nina bien

El periodista Samuel Prieto analiza los videos virales de esta elección 2018, contenido que llega, tal vez, a mover las preferencias millennial


Polémicas más atractivas. La magia de las redes y su poder viral. No es que la televisión sea tan obsoleta pero sí está políticamente mucho más regulada, así que ahí sólo tenemos noticias, debates y muchos spots sin ton ni son.


El Chavo Chaka y la Niña Bien son nativos digitales. El storytelling prueba ser el arma por excelencia del marketing y el contramarketing. Un chavo de barrio que tiene preferencia política por un candidato con imagen de niño bien y una niña bien que se inclina por un aspirante al poder con imagen de preferencia por los pobres y el populismo. Romeo y Julieta en el proceso electoral.


Hay una pregunta más que no analizaremos en este texto, pero también habrá que hacerse. Sabemos que la religión pierde feligresía rápidamente y los tiempos actuales tienen mucho de muchas cosas, pero prácticamente nada de conservadores. Aun así, ¿qué tanto jugará en el ánimo y las simpatías el uso de imágenes religiosas en esta batalla de videos?


Regresemos al punto. El nuevo capítulo de la batalla en las redes es «chavo chaka pa' ti, chaka chaka pa' ti, seré de Tultitlán pero voy con el PAN».

Si querías ser de izquierda y pelear por los derechos, Almudena, oh sorpresa, no hay izquierda en los morenos. Los de izquierda inteligente, los que piensan en la gente, se pasaron para el frente sin mirarnos el color.

Queda claro que el Chavo Chaka, personaje que también que se hace llamar Erwin Sánchez Sánchez de acuerdo con la versión original del video que se viralizó en muy pocas horas el martes 10 abril, va a votar por el PAN. La publicación del clip se hizo en la página de Facebook del usuario Edgar Romo, que tiene varias publicaciones previas y frecuentes, algo más de 17 mil seguidores y se dice originario de Guadalajara, panista y católico.


Este video es mucho más frontal dado que expresa una preferencia política por su nombre, refiere a la coalición de la que forma parte en este proceso electoral y no tiene empacho alguno en mostrar la imagen de su candidato, Ricardo Anaya.


El diseño del mensaje es una respuesta al videoclip viralizado un mes atrás, conocido como la Niña Bien, que apoyaba pero más veladamente al candidato de Morena y su coalición Juntos Haremos Historia.

Sé que crees que para amarme deberías ser diferente, piel morena, pelo negro y reggaetona sin pudor. Te equivocas Almudena, no es mi barrio lo que anhelas, lo que quieres son mis besos, son mis manos, mi calor. Para amarme y para darme el tesoro de tu cuerpo no tienes que impresionarme ni votar por Obrador.

El personaje que también se había hecho conocer como Almudena Ortiz Monasterio, cantaba: «Aunque sea una niña bien voy a votar por ya sabes quién. Escúchenme please, cambiemos el destino de nuestro país».


(Video: Almudena Ortiz Monasterio vía YouTube)


Nadie sabe formalmente quién es el autor del video de la Niña Bien y difícilmente va a saberse porque fue lanzado el 18 de marzo, en pleno período de intercampañas, cuando no estaba permitida promoción alguna del voto en favor de ningún candidato.


Si algún partido aceptara la autoría, estaría aceptando una violación a la ley electoral. No perdería credibilidad porque no se pierde lo que no se tiene, pero no se salvaría de una buena multa por parte del INE y de otras consecuencias legales.


Además, el misterio suele ser un gran aliado del marketing. Nadie se traga eso de que era un trabajo escolar para el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO). La producción está claramente hecha por un equipo profesional y ya hasta sabemos que la protagonista no se llama en realidad Almudena Ortiz Monasterio sino Paulina Laborie, y eso da pie a cualquier cantidad de teorías de la conspiración.


La más obvia es que Morena sí habría estado detrás de la realización del video, encargado a una casa productora con la instrucción de que pareciera hecho de forma amateur en Guadalajara, lo que claramente no se logró. Otra es que alguna lente simpatizante le hizo el favor a Andrés Manuel López Obrador haciendo un video viral para empujar su popularidad.


Hay quienes afirman que Paulina Laborie está ligada con Capital Media, productora propiedad de la familia Maccise, priista de alcurnia, lo que significaría que el PRI estaría detrás de la siembra del video.


Otros más atribuyen la autoría intelectual al PAN y sus aliados con el argumento de que la iglesia que se utilizó como locación, la parroquia de San Sebastián Mártir, está ubicada en la delegación Benito Juárez de la Ciudad de México, gobernada por Acción Nacional desde el año 2000. La teoría del complot es que así lograrían hacer a un lado a AMLO para que su candidato presidencial quedara como puntero en las preferencias electorales.


Peras o manzanas, melones o sandías, la Niña Bien terminó teniendo un impacto positivo en favor del candidato morenista sin causarle daño alguno, así que una buena estrategia de marketing del competidor más cercano, sin duda, es subirse a ese juego con un golpe de mayor impacto en la imagen del Chavo Chaka.


Samuel Prieto R.

Periodista y productor audiovisual

www.samuelprieto.com/

Cultura Colectiva Cultura Colectiva

COMENTARIOS