PUBLICIDAD

DISEÑO

Ilustraciones sarcásticas para las mujeres que estamos solas



Realmente no estoy hambrienta, sólo estoy vacía por dentro...



El sarcasmo es lo único que nos queda cuando la soledad nos rebasa. Más que disfrutar de estos momentos de "paz", en algún punto de la vida comprendemos que reírnos de nosotras mismas es mejor que llorar. Una copa de vino, o varias, una película ridícula y nuestro mejor amigo ronroneándonos en los pies, se convierten en el cliché de todas nuestras noches. Además de la resaca de la mañana siguiente, también nos quedan los retorcidos pensamientos sobre nuestra compañera eterna: la soledad.

Burlarnos de lo innegable parece masoquista, pero es probable que las risas sirvan de algo. Festejar que estamos solas va en contra de las expectativas de la sociedad, pero mofarnos de nuestras propias inseguridades es mucho más perspicaz que quejarnos de ellas, ¿o no?

Para Celeste Mountjoy, la joven y talentosa creadora de estas ilustraciones, es realmente sencillo agregarle sarcasmo a las situaciones que todas las mujeres que estamos solas vivimos todos los días. Bocetar la melancolía con un toque de crueldad y mucha crudeza se ha convertido en un hobby para Celeste, quien lleva años dibujando varias de las locuras que sólo una mujer sola comete y entiende.

  




"Mientras tengas tu imaginación,
nunca estarás sola..."

Las ilustraciones de esta diseñadora muestran lo que sucede detrás de algunas escenas icónicas en la vida de cualquier mujer. La depresión de un romance realmente jodido, la frustración de una cita infernal y la decepción de una realidad insípida es lo que todas la mujeres que estamos solas llevamos dentro. Además de tener que luchar contra la ansiedad, tristeza, aburrimiento y otras emociones a la que nos terminamos acostumbrando, debemos lidiar con todos los que nos recuerdan algo que ya dominamos:  estamos solas.  

Por otro lado, es cierto que las cosas son más fáciles cuando se toman con humor; a pesar de lo que muchos creen el sarcasmo es parte de las mujeres valientes que aceptan sus problemas. Vivir en soledad, sin oportunidad de compartir lo bueno y lo malo con alguien, es tan complicado como una relación de pareja, sólo que es una misma la que se debe disculpar, consolar y reconciliar. Todos los días lidiamos con nuestro reflejo en el espejo o nuestros fatídicos pensamientos y aún cuando llegamos a divertirnos no dejamos de preguntarnos ¿por qué seguimos solas? 







La inspiración de Celeste surge de todo lo que observa a su alrededor, una vez que encuentra algún momento especial su creatividad hace una fusión en la que la tragedia y comedia se convierten en una divertida y a la vez devastadora ilustración. Justo esa perspicacia nos facilita identificarnos con cada uno de estos dibujos. El sarcasmo y la acidez de las ilustraciones sobre mujeres que olvidan su soledad gracias a una botella de vino, es una forma original y desquiciada de expresar lo que algunas de nosotras vivimos.

Las frases cortas y sarcásticas que acompañan estas situaciones son pensamientos que todas hemos tenido alguna vez. Las viñetas que creó la ilustradora son un reflejo de la realidad que todas disimulamos para no parecer unas locas, histéricas y frustradas que se ríen para no llorar.



Burlarnos de nuestras lágrimas es un experimento del que pueden surgir cosas positivas. En lugar de embotellar nuestras experiencias debemos dejarlas fluir, no importa lo que venga con ellas, ser sensibles, emocionales y sinceras es lo único que nos mantendrá cuerdas. La locura no es la que nos hace gritar, llorar, maldecir o reír, son todas la limitaciones que nos han enseñado que "debemos tener" las que nos hacen explotar. 

Reírnos de la grasa que tenemos en el abdomen o de la forma en que un chico nos evita, es probablemente una de las mejores maneras de llegar a sentirnos cómodas con nuestra soledad. 

**

Imágenes:
filthyratbag






Etiquetas:disenadores
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD