Editors' Choices
Política
Mundo
Videos
Qatar

DISEÑO

Acupuntura urbana para sanar una ciudad

Por: 28 de agosto de 2015


En 1900, por cada diez habitantes, sólo uno habitaba la urbe; en 1950, quienes vivían en ciudades ya representaban poco menos de tres por cada diez personas y, actualmente, quienes radican en metrópolis superan el número de quienes viven en el campo. Para 2050 se estima que el 70 por ciento de la población mundial vivirá en espacios urbanos.

Somos muchos en lugares pequeños y cada vez seremos más; las principales ciudades del mundo se tornarán aún más caóticas. Este patrón migratorio trae consigo muchos desafíos para la sociedad contemporánea, en primer lugar: la organización armónica del espacio compartido, la generación de modelos de colaboración eficaces y la búsqueda de dinámicas que favorezcan, de manera equilibrada, la estética y la funcionalidad de las ciudades.



La acupuntura urbana surge como una solución a este congestionamiento, ya que al igual que la tradicional teoría médica chica, considera a las ciudades como organismos vivos que respiran y señala las áreas específicas que necesitan una “reparación”.

Es una teoría que combina el diseño urbano con la acupuntura para así crear proyectos sostenibles que sirvan como agujas que revitalizan el todo mediante la curación de las partes. Al percibir la ciudad como un ser vivo, la acupuntura urbana promueve una maquinaria común y establece la localización de determinados núcleos, similares a los puntos clave en el cuerpo humano que localiza la acupuntura tradicional. Utiliza la tecnología de los satélites, las diferentes redes y las teorías de la inteligencia colectiva para intervenir, de un modo quirúrgico y de forma selectiva, nodos que tienen el mayor potencial de regeneración.



Fue creada por el arquitecto y teórico social finlandés Marco Casagrande, él mantiene una visión de las ciudades como complejos organismos energéticos, donde cada uno de estos organismos se descompone en diferentes capas en las que se van superponiendo flujos de energía que determinan las acciones de los ciudadanos, así como el desarrollo de la ciudad. Al mezclar el ecologismo y el diseño urbano, Casagrande logra desarrollar métodos de manipulación puntual de dichos flujos energéticos urbanos con el fin de crear un desarrollo urbano sostenible hacia lo que él llama “Ciudad de 3ª Generación” (ciudad postindustrial). La teoría se desarrolla en la Tamkang University of Taiwan y en la Ruin Academy.


Aunque la acupuntura urbana es un movimiento nuevo, ya ha sido aplicada en numerosos proyectos como: los jardines comunitarios y granjas urbanas en Taipéi y en Berlín, al convertir espacios abandonados en pequeños bosques que sirven para la recreación comunitaria.

La acupuntura urbana se centra en proyectos locales y colectivos que, aún con un presupuesto limitado, podría ofrecer un respiro a la población de un modo democrático y económico.



Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: