"Pedí perdón al ser que estaba dentro de mí": María abortó el día de su cumpleaños

Regina MendozaMiércoles, 29 de agosto de 2018 18:44

shares
Derechos Humanos testimonios de mujeres que abortaron en la cdmx

Esta es la tercera parte de #YoAborto, una serie de 5 testimonios de mujeres que abortaron en México.


*Foto de portada: María Ruiz.


María jamás se había sentido tan humillada en su vida hasta el día en el que le dijo a uno de sus compañeros de la universidad que estaba embarazada y que él era el padre. Pero él le dijo que era su culpa por acostarse con dos hombres, se burló de ella, le dijo que era su problema.


Tiempo después, las amigas de María cooperaron para que se hiciera un análisis de sangre y entre su jefe y ella estuvieron buscando, en Internet, pastillas para abortar en casa, pues el aborto no era legal todavía.


María abortó el día de su cumpleaños con pastillas de $500 pesos.


testimonios de mujeres que abortaron en la cdmx 1

 (Ilustración: Peligrro/ CC News)


Y aunque desde el 24 de abril del 2007 el aborto es legal a petición de la madre en la CDMX, en el resto de los estados sólo se permite en caso de violación; todos lo permiten cuando hay riesgo para la vida de la mujer excepto en el caso de Guanajuato, Guerrero y Querétaro y únicamente en Yucatán se permite si hay factores económicos de por medio, es decir, cuando la mujer ya ha dado a luz tres o más veces.


En 10 años, se han practicado 176 mil abortos en la capital mexicana.


El aborto en México

Hoy es un buen momento para hablar de la legalización del aborto en México. Porque a pesar del escepticismo y del pesimismo consecuente de lo que sucedió en el Senado argentino, donde los hombres, en su mayoría, frenaron el proyecto de ley que permitiría la suspensión del embarazo, cada día hay más mujeres dispuestas a dar la cara y a luchar por que el aborto, a petición de la madre y no sólo en caso de violación, sea legal en todo el territorio mexicano.


Como María, otras 4 mujeres nos contaron su testimonio, para comprender, desde sus historias, lo urgente que resulta el aborto legal, seguro y gratuito. Porque tal como ellas lo enuncian, el aborto seguirá existiendo mientras existan mujeres en este mundo. Esta es la tercera parte de #YoAborto, una serie de 5 testimonios de mujeres que abortaron en México. 


testimonios de mujeres que abortaron en la cdmx 2

(Foto: María Ruiz)


La pastilla del día siguiente no funcionó

Cuando tenía 22, María Chávez recién había entrado a la universidad. Empezaba el segundo semestre y le encantaba "andar de fiesta en fiesta" los fines de semana. Un día, en un bar, se dio cuenta de que ya casi todos se habían ido y que ya era muy tarde para regresar a su casa, pues vivía a cuatro horas de ahí. Así que un compañero del salón le ofreció asilo en su casa y otro compañero se unió al plan.

Compramos para seguir bebiendo en la casa de mi compañero, estuvimos escuchando música, bailamos y después me bese con uno, empezamos a fajar y el otro se unió. Esa noche tuve sexo con los dos pero a pesar de mi borrachera sabía perfectamente quién se había venido dentro de mi.  

Al día siguiente, María regresó a su casa y se tomó la pastilla del día siguiente. Durante unas semanas se sintió tranquila, pensaba que las pastilla había surtido efecto y como su periodo siempre fue irregular no le extraño que tuviera un retraso.

En mi vida había sentido cambios tan extraños en mi cuerpo. Mis pechos crecieron, tenía muchísimo sueño y me daban mucho asco ciertos olores y comidas también, ahí me di cuenta que algo no estaba bien.

testimonios de mujeres que abortaron en la cdmx 3

(Foto: María Ruiz)


"Miedo de todo"

Entonces, pidió prestado para una prueba de orina y salió positiva. María jamás había sentido tantos escalofríos y un terror que no la dejaba pensar. Estuvo así durante dos semanas más, porque ni siquiera sabía a quién recurrir.

Tenía miedo de todo, acaba de entrar a la escuela y ni dinero tenía para mantener a alguien. Un día llegue a la escuela dispuesta a hablar con mi compañero y me bateo diciendo que era mi culpa por acostarme con dos tipos, se burlo de mí y dijo que era mi problema, jamas me había sentido tan humillada. Lo seguí ocultando y el tiempo corría.

Así que un un buen día decidió decirle a mis amigas y a mi jefe, y esas fueron las únicas personas que la apoyaron. Mientras sus amigas cooperaron para que se hiciera un análisis de sangre, entre su jefe y María estuvieron buscando en internet pastillas para abortar en casa, pues el aborto no era legal todavía.

Encontramos unas pastillas que nos costaron 500 pesos, no recuerdo el nombre pero si recuerdo que tomadas eran para quitar úlceras graves en el estomago, leímos que para abortar tenía que introducirlas vía vaginal. Después de todo eso ya tenía dos meses y cada vez me sentía peor por pensar que dentro de mi había alguien que crecía y crecía, por alguna razón que no puedo explicar diario despertaba con la mano en la panza y de inmediato la quitaba.

testimonios de mujeres que abortaron en la cdmx 4

(Foto: María Ruiz)


María abortó el día de su cumpleaños

María decidió aborta un 25 de mayo, el día de su cumpleaños y era el pretexto perfecto para no dar explicaciones en su casa del porqué no llegaría a dormir. Llegó a casa de una de sus hermanas y a pesar de que le cuestionó si estaba segura de hacerlo la apoyó en todo momento.

Espere a la noche para según yo descansar pero fue todo lo contrario, me acosté en una bañera e introduje la primera pastilla por mi vagina con lágrimas en los ojos y pidiendo perdón al ser que estaba dentro de mi, después de dos horas como indicaban las instrucciones en internet introduje la segunda pastilla y me acosté un rato en la cama. Al cabo de dos horas comenzó el terror, jamás en mi vida había sentido todos los dolores que tu cuerpo puede tener; indigestión, dolor de cabeza, fiebre y contracciones insoportables. Realmente gritaba de dolor. A la cuarta contracción sentí la necesidad de ir al baño y cuál fue mi sorpresa, saque dos bolas casi del tamaño de un puño unidas por una como tripa y muchísima sangre.

Toda la madrugada fue así para María, cada contracción que tenía era porque iba a tener que ir al baño a desechar sangre y coágulos. Al día siguiente, María llegó a casa casi con las piernas abiertas, apenas podía dar el paso y no pudo ni descansar porque su mamá estaba molesta porque no había llegado a dormir, así que la me puso a limpiar la casa.


Después de eso jamás me fui a revisar si todo estaba bien con mi cuerpo.


testimonios de mujeres que abortaron en la cdmx 5

(Foto: María Ruiz)


El segundo aborto, el mismo dolor

María se embarazó por segunda vez y tuvo a su hijo, con el que ahora vive con su esposo, José, con el que había decidido ya no tener más hijos. Sin embargo, el dispositivo intrauterino (DIU) que se había puesto falló y se embarazó. Sin embargo, ella sabía que no podía tenerlo. Estuvieron buscando en Internet sobre el aborto legal, lugares, trámites y costos pues como vivían en el Estado de México, todavía les cobraban.


Pero para realizar el aborto había que retirar el dispositivo primero, así que fue a la clínica que les tocaba y después de retirarlo le hicieron un ultrasonido. "Tenía mes y medio de gestación, era la semilla de una manzana pero escuche su corazón y lo quise con todas mis fuerzas pero sabía que no lo podía tener".

Fueron al hospital de Ticoman desde las 5 de la mañana y antes de pasar me subieron a una combi para darme una plática sicológica. Igual, trataban de convencerme de que no lo hiciera, que no fuera egoísta y pensara en la vida que tenía dentro, me lavaron el coco y mi decisión empezaba a verse invadida por un montón de opiniones. Ya no estaba segura de lo que quería, me arrepentí y regresamos a casa.

Después de dos días lo decidió y regresaron al hospital donde le hicieron pagar $1500 y cualquier persona del hospital que le preguntaba a qué iba, la miraba con mucha discriminación,


testimonios de mujeres que abortaron en la cdmx 6

(Foto: María Ruiz)


No era la única, a todas las mujeres que iban a abortar se les trataba mal. Me sacaron sangre, me hicieron ultrasonido y hasta las 4:00 pm pase con una doctora que de igual forma me cuestiono por qué abortaba y que sí estaba segura 'ya no hay vuelta atrás eh', 'el trauma sicológico está muy feo eh'.

Al llegar a casa, y después de unas horas, se tomó las 4 pastillas restantes. Estuvo sola escribiéndole una carta a quien ya no estaría más con ella y a quien no le dio "la oportunidad de estar con nosotros".

Le hice unos dibujos y después llegó José. Llego la hora del dolor y como la primera vez hubo sangrado y dolor pero en menor intensidad, saque un coágulo muy grande que yo supuse era mi embrión, lo tome y lo enterré en una maceta con una flor bien bonita que después se puso bien hermosa. Se iba a llamar Miranda como el apellido de la abuelita de José.

Esta fue la tercera parte de #YoAborto, una serie de 5 testimonios de mujeres que abortaron en México. Encuentra las demás historias de #YoAborto aquí:

"Estaba destrozada física y moralmente": Tania abortó con pastillas en México

"No estaba preparada para tener un hijo": Karina abortó en México

"Decidí responsabilizarme por el mundo y los que vivimos en él": Monserrat abortó en México

ETIQUETAS: Mujeres México legalizacion
REFERENCIAS:
Regina Mendoza Regina Mendoza Editora

Me hubiera gustado nacer en el norte y ser trapstar.

COMENTARIOS